sapiosexual

Hace pocos años, en una conocida app de citas americana, apareció de entre otros un nuevo concepto destinado a que los usuarios pudieran autodescribirse y especificar sus preferencias sexuales: era el concepto de sapiosexual, un término que hoy está a la orden del día y con el que muchos se sienten identificados. Pero ¿qué significa ser sapiosexual?

Nuevos conceptos para definir tendencias

Demisexual, pansexual y muchos nuevos conceptos cada vez más utilizados han comenzado a dar nombre y voz a todas aquellas preferencias sexuales que siempre han existido pero que no han sido jamás descritas de una manera tan precisa.

Esto tiene consecuencias positivas, ya que contribuye a hacernos sentir comprendidos e identificados con ciertas tendencias, además de hacernos más fácil la búsqueda de nuevas compañías parecidas a nosotros. El impacto que esta forma de identificación puede tener, especialmente en personas jóvenes necesitan autodefinirse y sentirse parte de una sociedad que hasta hace poco solo contemplaba opciones limitadas, es necesario para luchar contra el sentimiento de exclusión y ayudar a sentir que somos tan perfectamente normales como los demás.

Ser sapiosexual, ¿qué significa?

Centrándonos en el concepto de sapiosexual (del latín sapiens: sabiduría), este término se refiere a aquellas personas que encuentran en la inteligencia la característica más atractiva de una pareja. Es decir, para una persona sapiosexual, la inteligencia es el rasgo que más atracción sexual le despierta, más allá del atractivo físico, el estatus o la forma de ser y no dudan en buscar parejas con un alto nivel en esta cualidad.

Una conversación interesante llena de nuevas ideas, una forma diferente de percibir el mundo que nos hace sentir retados intelectualmente, son más excitantes para un sapiosexual que un cuerpo atractivo o una personalidad alegre. La inteligencia es, sin duda, un rasgo evolutivo esencial y cualquier otra característica queda en un segundo plano a la hora de conseguir la atracción de los sapiosexuales.

sexy-gafas

Aunque las mujeres parecían ser el género que más se identificaba con esta categoría al buscar rasgos intelectuales por encima de otros, cada vez se está más de acuerdo en que en las sociedades más igualitarias ambos géneros se sienten identificados con esta preferencia por la inteligencia en sus parejas. Con respecto a la edad, parece ser que contra más adultos nos hacemos y más tenemos en cuenta las relaciones a largo plazo y los compromisos, más valoramos esta cualidad.

Te puede interesar: Diferencias entre Inteligencia Fluida e Inteligencia Cristalizada

¿Qué dice la ciencia al respecto?

El término sapiosexual es una palabra muy popularmente utilizada, pero hasta ahora no ha habido una amplia investigación académica que explique hasta qué punto una persona puede sentirse verdaderamente excitada sexualmente por la inteligencia de su pareja.

Recientemente, la revista científica Intelligence ha publicado un estudio en el que consigue evaluar las propiedades de este concepto. En este estudio, los datos reflejan que, aunque la gran mayoría de personas muestra deseos de encontrar una pareja inteligente, más allá, un pequeño porcentaje de individuos declaraba sentirse sexualmente excitados por este rasgo. Este porcentaje se correspondería con los sapiosexuales.

Los investigadores consiguieron medir psicométricamente la sapiosexualidad, hallando que entre el 1-8% de los jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 35 años, podrían ser sapiosexuales.

Además, encontraban que la asociación entre deseo y cociente intelectual era curvilínea: se encontraban más atractivos a aquellos individuos con un cociente intelectual de 120, que a aquellos con una inteligencia normal. Sin embargo, parece que hay límites en cuanto al nivel de inteligencia que más atrae ya que, para los individuos con una inteligencia por encima del CI de 120, el interés sexual bajaba ligeramente. Es decir, los participantes del estudio preferían a personas con más inteligencia que la media, pero cuando esa inteligencia excedía, el deseo bajaba un poco.

Son muchos más los estudios que harán falta para comprender por qué algunas personas sienten preferencia sexual por un rasgo u otro. La inteligencia es un concepto muy difícil de definir en el que subyacen otras características como el aprendizaje vital o la alta sensibilidad; no sólo el concepto de cociente intelectual es el que percibe alguien que se ve atraído por estas características. Además, la sexualidad es un universo complejo que se vive de forma muy personal y se necesitan muchos más conocimientos para poder saber con exactitud qué es lo que nos atrae y por qué lo hace.

No te pierdas nuestra sección de Test Psicotécnicos

En qué consiste ser sapiosexual
4.5 (90%) 4 votos