hombre-miseria

El trastorno adaptativo es una condición psicológica caracterizada por la unión de un grupo de síntomas que aparecen cuando una persona está experimentando un intenso periodo de estrés debido a cambios contextuales. Es una reacción excesiva y anormal por parte de un individuo a un acontecimiento estresante que causa problemas en diferentes aspectos de su vida.

Cuando puede aparecer un Trastorno Adaptativo

Estos cambios, pueden ser de diferente índole y suponen un gran desajuste para el equilibrio emocional de las personas. Algunos ejemplos de situaciones que pueden generar este desorden psicológico pueden ser:


  • Una mudanza a un hogar o localización geográfica diferente
  • Una ruptura o divorcio
  • La muerte de un ser querido
  • Enfermedades o problemas de salud propios o de las personas amadas
  • Problemas económicos
  • Catástrofes naturales o accidentes
  • Problemas familiares
  • Problemas en el contexto educativo

No es fácil predecir si tras una situación estresante de esta índole la persona podría desarrollar este trastorno. Mientras algunos pueden reponerse y continuar con sus vidas sin experimentar esta condición, otras personas pueden no hacerlo. La falta de habilidades previas de afrontamiento, la manera en la que las personas han aprendido a lidiar con el estrés y la ansiedad, así como las habilidades sociales, serán muy influyentes a la hora de desarrollar este desorden.

Aunque este síndrome puede parecerse al Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), existen algunas diferencias entre los dos: mientras que el TEPT suele aparecer un mes después del evento traumático y su prolongación es muy duradera, los síntomas del trastorno adaptativo se desarrollan durante la ocurrencia del evento estresante, o inmediatamente después de haberla experimentado. Estos no suelen durar más de seis meses, aunque el periodo puede prolongarse si el evento estresante continúa en nuestras vidas.

El trastorno adaptativo puede presentarse al mismo tiempo con otros trastornos como la depresión o el trastorno de ansiedad generalizado.

Síntomas del trastorno adaptativo

Los síntomas del trastorno adaptativo pueden cambiar de una persona a otra. En adolescentes y niños, estos suelen estar más enfocados a problemas conductuales como peleas, ausencia en la escuela u otros problemas de comportamiento. Los adultos, sin embargo, suelen por el contrario experimentar síntomas más emocionales y cognitivos, como la tristeza o la ansiedad.

Algunos de los síntomas generales que se dan en este trastorno son:

Síntomas cognitivos y emocionales

  • Sentimientos de tristeza y/o desesperanza
  • Llanto y lloro frecuente
  • Problemas para dormir
  • Ansiedad
  • Preocupación excesiva
  • Agitación

Síntomas físicos

  • Dolor de cabeza o estómago
  • Palpitaciones
  • Falta de energía y cansancio
  • Temblores
  • Cambios en el apetito

Síntomas conductuales

  • Aislamiento de otras personas o actividades sociales
  • Comportamientos problemáticos o desafiantes (conducción agresiva, vandalismo…)
  • Comportamiento auto destructivo

Causas del trastorno adaptativo

Aunque la causa principal de la aparición de este trastorno es la experimentación de un factor estresante, existen algunos factores que propiciarán su desarrollo en mayor o en menor medida. No todas las personas que experimentan un suceso estresante reaccionarán de la misma manera. Es por ello que algunos condicionantes pueden poseer un importante papel, estos pueden ser factores genéticos, un bajo desarrollo de habilidades de afrontamiento, condiciones económicas desfavorables, gran susceptibilidad al estrés o problemas en habilidades sociales.

Tratamiento del trastorno adaptativo

Para conseguir eliminar los síntomas y hacer que el paciente pueda volver a su vida normal, existen tratamientos efectivos que pueden llevarse a cabo, siempre de la mano de profesionales de la salud psicológica.

Muchas personas que sufren o han sufrido este trastorno ha conseguido recuperarse completamente a través de la intervención psicológica, es por ello que es muy importante buscar ayuda y ponerse en manos de un buen profesional.

Un tratamiento muy aconsejado es la psicoterapia. Concretamente, la terapia cognitiva-conductual es un tratamiento que suele llevarse a cabo normalmente en estos casos y que ayuda a las personas a identificar los patrones de pensamiento y conducta que los mantienen en una situación negativa, para sustituir estas conductas y pensamientos por otros más adaptativos, así como enfrentar aquellos miedos o preocupaciones que los mantenían.

Sumando esta terapia con el aprendizaje de técnicas de relajación, las terapias grupales, también pueden ser de mucha ayuda en estos casos. Las terapias familiares también pueden ser muy útiles, especialmente cuando el paciente es un niño o adolescente. En ocasiones, el tratamiento farmacológico también puede ser prescrito para paliar aquellos síntomas relacionados con la ansiedad o la depresión.

Enlaces de interés

Adjustment disorder https://medlineplus.gov/ency/article/000932.htm

Understanding adjustment disorders. https://www.healthline.com/health/adjustment-disorder



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here