Un estudio realizado por la consultora de comunicación Torres y Carrera y la compañía Evidentia Marketing hace poco, han revelado que el uso excesivo o inadecuado de redes sociales promueve la aparición de patologías mentales específicas de estas tecnologías. Todas ellas se basan en trastornos ya conocidos desde hace mucho, pero que pronto podrían consolidarse como enfermedades por sí mismas.

El Síndrome de la Llamada Imaginaria

Este síndrome se refiere a cuando nos parece que hemos recibido una llamada o un mensaje en nuestro móvil, percibiendo la vibración propia del mismo, pero cuando miramos nos damos cuenta que en realidad no ha ocurrido. Se dice que este fenómeno les ocurre al menos a un 70% de los usuarios. Y es que al parecer nuestro cerebro se ha acostumbrado a estar tan atento al teléfono móvil, que cualquier impulso de nuestro cuerpo lo puede confundir con un aviso de nuestro celular.

La Apnea del WhatsApp

Este en un nuevo tipo de ansiedad que viene provocada por la necesidad compulsiva de consultar los mensajes en el móvil, hasta tal punto que se genera una verdadera dependencia tanto para recibir y leer los mensajes, como para enviarlos. No poder realizar estas comprobaciones de forma asidua acaba generando una enorme ansiedad a la persona que lo padece.

La Nomofobia

Este trastorno se caracteriza por el temor extremo a salir a la calle sin el teléfono móvil. Según un estudio realizado en Argentina en el año 2012, este trastorno lo padecen hasta un 53% de las personas con móvil.

La Depresión de Facebook

Un estudio realizado en el reino Unido ha desvelado que 6,9 millones de adultos de este país se sienten deprimidos cuando miran las vidas de sus amigos en Facebook o en otras redes sociales, ya que las comparan con las suyas propias. Extrapolando esta cifra podemos decir que en 1 de cada cinco 5 personas, las redes sociales causan esta desagradable sensación tan deprimente.

El Síndrome de Google

También considerado como un sesgo de la memoria, este síndrome nos avisa que debido a lo fácil que resulta hoy en día encontrar cualquier información por Internet con una simple búsqueda, nuestro cerebro se vuelve descuidado a la hora de recordar datos y deja de guardarlos en la memoria.

La Hipersensibilidad Electromagnética

Se llama así al conjunto de síntomas clínicos desagradables producidos, según afirman los afectados (no está cien por cien demostrado), por la exposición a campos electromagnéticos como las antenas de telefonía móvil. Los pacientes se autodiagnostican con este síndrome afirmando estar afectados por campos electromagnéticos no ionizantes, aunque posean intensidades muchos menores de las que causan efectos fisiológicos y que están permitidos por las normas de seguridad. La mayoría de las pruebas de comprobación hasta la fecha han mostrado que las personas que afirmaban padecer este trastorno eran incapaces de distinguir entre la exposición a campos electromagnéticos reales o simulados, apuntando a que la causa sea el efecto nocebo (contrario al efecto placebo).

Para concluir…

Según los últimos datos, actualmente 36 de los 46 millones de españoles tienen acceso a Internet. Y los internautas españoles pasan una media de casi seis horas diarias enganchados a la red, de las cuales 3 horas y 47 minutos lo hacen desde un ordenador y 1 hora y 55 minutos desde un dispositivo móvil. Los principales picos de uso se registran en el marco de la jornada laboral (entre 9.00 y 19.00 horas), un dato que evidencia el enorme peso de estas redes en la nuestra vida cotidiana.

Facebook, WhatsApp, Google y los trastornos mentales provocados por las nuevas tecnologías
Vota este artículo!

4 Comentarios

  1. Hola buena tarde, soy estudiante de Maestría y mi proyecto de tesis es ¿Qué relación tiene el uso de las redes sociales y la depresión en adolescentes?, será que usted, tenga algunos artículos relacionados con esa temática, mi correo es [email protected], para estar en contacto. Le agradezco.

  2. Me referiré solamente a niños, adolescentes, considero que es una problemática de nuestra época pero que su aparición no es la productora de conflictos psíquicos/neurológicos/psiquiátricos sino lo centro en la desorganización de la familia. No se puede negar el avance de la ciencia pero esto cae justo en el centro de una problemática consumista( no tenés tal cosa) vanidosa( que rápido aprendió a manejar el aparato), de seguridad ( es chico pero si me necesita puede encontrarme fácil) sin los límites y valores necesarios que una familia debe sostener. En la consulta de esta población infanto-juvenil son mas difíciles que entiendan los padres que los niños. Es un tema muy interesante y a discutir los psiquiatras/ psicólogos infanto-juveniles.

  3. Interesante, hilustrativo y pertinente el artículo; ahora bien, esta costumbre y uso pertenece a esta era psicosocial x lo tanto, agilizan y viabilizan las actividades sea cual fuera su intensión, propósito y/o resultado.
    Dr. Lescano Bravo, Ps.Cl-Md
    fb: Doctor Lescano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.