mujer-dolor-cabeza

Hoy vamos a tratar el tema de uno de los medicamentos más conocidos por todos para tratar el tema de las contracturas musculares y los dolores asociados a estas. Diazepam, como otros medicamentos similares, necesita de receta médica para su consumo.

Una contractura muscular es, tal y como su nombre indica, una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras que aparecen al realizar un esfuerzo. Se puede apreciar como un abultamiento de la zona, que implica bastante dolor.

¿Qué es Diazepam?

El Diazepam pertenece a un grupo de medicamentos conocidos como benzodiazepinas. Este grupo tiene tres acciones principales: ansiolítica, hipnótica y relajante muscular. La benzodiacepina se utiliza más en centros de salud para el tratamiento de espasmos y contracturas de dolor muscular.

Pero además, al Diazepam se le atribuye una acción anticonvulsionante y antiespasmódica en ataques que pueden provocar rigidez muscular de forma generalizada. Su utiliza igual para bajar la tensión en casos de emergencia, como situaciones de ansiedad.

Se utiliza entonces para el tratamiento de problemas de la ansiedad y para los síntomas de abstinencia del alcohol o para los espasmos musculares. Y, en ocasiones, junto a otras medicinas para tratar las convulsiones.

¿Qué debes tener muy en cuenta sobre Diazepam?

Por encima de todo, no debes consumir Diazepam si eres alérgico a este o a otras medicinas o benzodiacepinas similares. Así mismo, está contraindicado en pacientes enfermos del hígado, con problemas respiratorios, apnea del sueño o glaucoma de ángulo cerrado.

Así mismo, debes tener mucho cuidado ya que el uso prolongado de Diazepam puede producir tolerancia y dependencia, que puede llevar a una adicción o sobredosis. Es muy importante que siempre sigas las pautas indicadas por tu médico.

Además, este medicamento produce somnolencia, por lo que es importante tener en cuenta que debes evitar actividades que puedan poner en peligro tu condición física o la de los que te rodean, como por ejemplo conducir.

Algunas contraindicaciones de tomar Diazepam junto a otras cosas serían: tabaco, alcohol, antiácidos y embarazo. El tabaco puede provocar una disminución del efecto de este medicamento, así que intenta evitarlo durante el tratamiento con Diazepam.

El alcohol potencia los efectos tóxicos y sedantes que tiene esta medicina, por lo que está totalmente desaconsejado su ingesta durante el tratamiento. Así mismo hay que tener cuidado con Diazepam durante el embarazo y la lactancia.

En cuanto al antiácido, debes tener en cuenta que hay que tomar el Diazepam primero y esperar una hora para poder tomarte el antiácido. Así mismo, avisa al médico si estás tomando medicamentos para la tos, pues son opioides que pueden tener efectos parecidos al alcohol.

El Diazepam y las benzodiacepinas se excretan en la leche materna y podría afectar también al bebé nonato. Debes avisar a tu médico inmediatamente si te quedas embarazada durante el tratamiento con Diazepam.

Este medicamento no está aprobado para utilizarse en menores de 6 meses de edad, pero en cualquier caso, no le dé este medicamento a un niño menor sin el consejo de un médico especialista.

¿Cómo tomar Diazepam?

Debes seguir al pie de la letra las indicaciones de su prescripción por tu médico o según el prospecto del fármaco. Nunca debemos alargar el tratamiento o aumentar o disminuir la dosis propuesta, ya que nos arriesgamos a generar tolerancia y dependencia.

Debes tener mucho cuidado con esto, pues el uso incorrecto de este medicamento pude causar hábito (adicción), sobredosis o la muerte. Nunca regales o vengas Diazepam a otra persona, pues además es ilegal.

Diazepam no debe usarse por un período mayor a 4 meses sin la aprobación del médico. De igual manera, no debe interrumpirse el tratamiento de forma repentina o podrías conseguir efectos contrarios como aumento de los síntomas o convulsiones.

En tratamientos prolongados lo más aconsejable es reducir la dosis progresivamente a la hora de interrumpir el tratamiento, nunca hacerlo de golpe. En cualquier caso, consulta con tu médico la mejor forma de hacerlo.

¿Tiene Diazepam efectos secundarios?

Las reacciones adversas más comunes para las personas que están en tratamiento con Diazepam pueden ser: sedación, somnolencia, mareos, cansancio en general, sequedad de la boca, y algunas alteraciones gastrointestinales como diarrea, estreñimiento o malestar estomacal.

Debemos tener en cuenta también, que otros fármacos muy comunes pueden interaccionar y potenciar el efecto del Diazepam. Estos medicamentos pueden ser: Fluconazol y Omeprazol y algunos antibióticos como claritromicina o eritromicina.

También hay que informar al médico si se está en tratamiento con otras drogas que causen sueño o respiración lenta, pues puede acentuar los efectos secundarios del Diazepam. Lo más sensato es avisar siempre al médico de todas las medicinas que se consumen.

Como ves, Diazepam es un medicamento muy potente con unas condiciones que tienes que cumplir a rajatabla si no quieres que nada se salga de la normalidad del tratamiento. Estar informado e informa a tu médico siempre es la mejor opción en estos casos.

Diazepam: un ansiolítico, hipnótico y relajante muscular
4.5 (90%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.