Olvidar los malos recuerdos

Todos tenemos recuerdos, algunos son buenos o positivos y se refieren a acontecimientos personales felices, pero por desgracia otros recuerdos pueden llegar a ser muy dolorosos, son aquellos que preferiríamos olvidar.

Un nuevo estudio revela que lo que hacemos con nuestros recuerdos emocionales y cómo nos afectan, tiene mucho que ver con nuestra personalidad y los métodos que usamos (a menudo sin ser conscientes) para regular nuestros sentimientos.

Estudios sobre el neuroticismo y las emociones negativas

Este estudio aparece la revista de la Asociación Americana de Psicología y dice así:

“Estamos buscando los rasgos de personalidad que se asocian con la forma en que las personas procesan el mundo emocional y la manera en que responden a él”, dijo el profesor de psicología Florin Dolcos, quien condujo el estudio junto con los investigadores postdoctorales Sanda Dolcos y Ekaterina Denkova, en la Universidad de Alberta. “Queríamos examinar no sólo cómo los rasgos de personalidad pueden influir en el qué y cómo la gente recuerda, sino también para examinar la forma en que afecta a su posterior estado emocional”.

Estudios previos de la personalidad y su relación con la memoria autobiográfica han tendido a centrarse sólo en las mujeres, y sólo en los recuerdos negativos, dijo Florin Dolcos. Lo hacen porque las mujeres son más propensas que los hombres a ser diagnosticados con trastornos emocionales como la depresión o la ansiedad, que se asocian con un mayor énfasis en las emociones negativas.

En dichos estudios se encontró que las personas con niveles altos de neuroticismo (la tendencia a centrarse en las emociones negativas, sobre todo en momentos de tensión) también “están más dispuestos a llegar a ser enfermos con trastornos afectivos, como la depresión y los problemas relacionados con la ansiedad”, dijo Dolcos. Sin embargo, estos estudios no han examinado las diferencias entre hombres y mujeres, la relación entre los recuerdos positivos y negativos, la frecuencia con que los individuos recuerdan memorias específicas y la viveza de sus recuerdos, dijo.

Tampoco la mayoría de estos estudios examinaron las estrategias que la gente utiliza para regular sus emociones cuando la mente evoca recuerdos autobiográficos positivos y negativos. Estas estrategias incluyen la supresión (tratando de mitigar u ocultar las emociones negativas) y reevaluación (tratando de adoptar una nueva perspectiva sobre los recuerdos desagradables).

El nuevo estudio examinó todas estas variables, y los resultados ofrecen un primer indicio de la compleja interacción de factores que contribuyen al estado de ánimo en jóvenes sanos y mujeres.

Se utilizaron cuestionarios y señales verbales para analizar la personalidad al obtener más de 100 datos autobiográficos de 71 participantes, 33 hombres y 38 mujeres, y encontraron que las personas más extrovertidas, amigables, asertivas y que buscan estímulos tienden a recordar más los hechos positivos de su vida.

Los hombres neuróticos son aquellos que tienen una visión negativa de la vida al recordar más los momentos desagradables, mientras las mujeres neuróticas no sólo los recuerdan sino que los reviven una y otra y otra vez, desorden nombrado “rumiar” y que se vincula con una tendencia a la depresión.

Las diferencias más acusadas entre hombres y mujeres referentes a los efectos de las estrategias emocionales que utilizaron al recordar negativos recuerdos autobiográficos son los siguientes: Los hombres que suelen hacer una reevaluación, haciendo un esfuerzo por pensar diferente acerca de sus recuerdos, era probable que recordaran recuerdos más positivos que sus compañeros, mientras que los hombres que usaron la represión, tratando de aplacar sus respuestas emocionales negativas, no se vio ningún efecto destacable sobre la retirada de recuerdos positivos o negativos. En las mujeres, sin embargo, la supresión se asoció de forma significativa con la recuperación de recuerdos negativos, pues produce el efecto contrario y los reviven una y otra y otra vez, arrastrándolas a un estado de ánimo más bajo e incluso depresión.

“Creo que lo más importante aquí es que realmente tenemos que mirar de forma concomitante en las diferencias de género relacionadas con la personalidad y reconocer que estos factores tienen un impacto diferente en la forma de grabar nuestros recuerdos, lo que estamos haciendo con nuestros recuerdos y cómo lo estamos tratando, está afectando nuestro bienestar emocional “, dijo Sanda Dolcos.

Los resultados son instructivos tanto para los hombres como para las mujeres, dijo. Al parecer, ser más sociable, dejar de recordar lo malo una y otra vez, y el uso de reevaluación funciona mejor en los hombres que en las mujeres como una estrategia para hacer frente a los recuerdos negativos y apreciar los positivos, concluyeron en el estudio publicado en la revista Emotion de la Asociación Americana de Psicología.

En este vídeo puedes ver las principales características de una personalidad neurótica:

¿Cómo combatir los malos recuerdos?
Vota este artículo!

1 Comentario

  1. Si la reevaluación y el olvido voluntario de dichos recuerdos (se entiende que negativos) funciona “mejor” en hombres (mi experiencia personal asi lo confirma, al menos para conmigo) mi pregunta es: Y el en mujeres? Experiencias personales cercanas, relacionadas con la vida en pareja, me han enseñado que la conducta de “rumiar” es mas exagerada, intensa e incapacitante en las mujeres (solo hablo de lo que conozco, contados casos de mujeres jóvenes, ergo no pretendo generalizar) que en hombres. Como se puede ayudar a alguien cercano cuya tendencia “natural” (y lo pongo entre comillas porque si bien son recursos individuales de afrontamiento de situaciones concretas, negativas especialmente, mi pensamiento se encamina mas a recursos aprendidos) a trabajar con ellos y si fuera posible descontextualizar dichos recuerdos de sus respuestas cognitivas (pensamientos cíclicos, visiones pesimistas de acontecimtos positivos, etc.) y fisiologicas (temblores, inquietud, problemas intestinales, ansiedad manifiesta, etc.).

  2. Hola me llamo PATRICIA y los malos recuerdos me invaden siempre me esta haciendo mal aunque trato de desecharlos ando bien un tiempito y despues sacate y mas si me llega a pasar algo malo peor ya se biene todo a la cabeza pero DIOS me va ayudae y les pido consejos a ustedes exelente articulo muy interesante gracias

  3. Para descubrir los malos recuerdos que estan en el inconsiente se debe apoyar por un profesional Psicologo y asi disiparlos . un abrazo

  4. Los malos recuerdos prevalecen y es necesario el apoyo deun Psicologo profesional para encontrar los recuerdos inconsientes y asi se van disipando . un abrazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.