Contenido

Qué entendemos por adicción

La adicción es una enfermedad crónica, con un sin fin de características que en su conjunto desarman la personalidad del individuo, podríamos decir que es una de las patologías más complejas que puede llegar a comprometer seriamente el desenvolvimiento de una persona dentro de su entorno social, familia, trabajo, sociedad en general. Al observar más a fondo la personalidad de un adicto, nos encontramos con uno de los rasgos que acentúan más el comportamiento degenerativo del individuo, pero también se desarrolla de forma más o menos involuntaria, un elevado egocentrismo.

El adicto comienza a creer que el mundo gira a su alrededor, son sus deseos y demandas los únicos dignos de consideración, la mente egocéntrica de un adicto cree que es capaz de conseguir todo lo que quiere si la dejan actuar a su antojo, ese engaño de autosuficiencia total solo puede florecer a gran escala en la mente enfermiza de un adicto, una estructura de pensamiento de este tipo no puede concebir nada más importante que ella misma, la única razón que motiva a una mente con esta patología es la de querer lo que se quiere en el momento que se quiere, y nada más; es una obsesión con él mismo, que esta arraigada en el mismísimo terreno de su vida. Cuando un adicto decide parar su consumo, y empezar un proceso de recuperación se va a encontrar con un “espejo” que le hará ver de que el mundo no gira a su alrededor.

Tratamiento de las adicciones

Las fases de un tratamiento para una persona con una adicción constan de las etapas de demanda del tratamiento, evaluación, tratamiento y seguimiento. A su vez, dentro del tratamiento, se distinguen seis fases: desintoxicación o mantenimiento; deshabituación psicológica o consecución de la abstinencia de la sustancia o dejar de hacer la conducta; normalización, cambio de estilo de vida anterior y búsqueda de nuevas metas alternativas a la adicción; prevención de recaídas; programa de mantenimiento o programa de apoyo a corto, medio y largo plazo; y, cuando sea necesario, programa de juego controlado o programas de reducción de daños (Ej., en la dependencia de la heroína). Además, en éste como en otros trastornos, y por los problemas asociados al mismo, el psicólogo tiene que poner en marcha todos los recursos terapéuticos disponibles que nuestra ciencia nos proporciona.

Técnicas para el tratamiento a las adicciones

Técnicas cognitivas

A. Técnicas de distracción. Conseguir que los sujetos cambien su enfoque atencional, de interno (Ej. pensamientos automáticos, recuerdos, sensaciones físicas) a externo.

B. Tarjetas-flash. Cuando los deseos son fuertes se pierde la habilidad para razonar objetivamente. En estos períodos críticos le puede ayudar escribir frases de afrontamiento en tarjetas. Ejemplos: una tarjeta-flash que incluyera la lista de ventajas de no tomar drogas, una lista de cosas que se pueden comprar con el dinero gastado en droga, frases de afrontamiento del tipo “Te sientes más sano cuando no tomas drogas “; “Las cosas me van muy bien con mi pareja, ¡Sigue así!…

C. Técnicas de imaginación

C.1. Reenfoque con imaginación. Se trata de apartar la atención de los craving internos imaginando acontecimientos externos. Para ello se utiliza la parada de pensamiento.

C.2. Sustitución por imagen negativa. Frecuentemente, las primeras semanas de abstinencia, los sujetos dicen que se ven o imaginan consumiendo, sueñan con el consumo. Para evitar que estas imágenes adquieran un matiz positivo, es útil que el paciente la reemplace por una imagen negativa que haga referencia a las desafortunadas consecuencias de tomar droga.

C.3. Sustitución por imagen positiva. Un sujeto puede experimentar imágenes negativas de mucha intensidad a cerca de una situación problema que pueda estar viviendo, Ej. Problemas familiares y puede llegar a la desesperación imaginándose situaciones puntuales. A través imágenes positivas y ventajas de no tomar drogas, permite que disminuya la desesperanza y, con ello, el deseo.

C.4. Repaso mediante imagen. Se usa para preparar a los sujetos cuando se sabe que van a tener que enfrentarse a ambientes que puedan disparar o provocar el craving. Ej. Asistir a una fiesta formal con alcohol tras un año de abstinencia de cocaína y alcohol, el repaso mediante imaginación consistiría en imaginar que se iba a la fiesta y que decía cuando se le ofreciera una bebida: “no, gracias, tomaré agua”. A medida que se va trabajando la imagen irá disminuyendo la ansiedad.

C.5. Adquirir dominio mediante imaginación. Algunos sujetos tienen miedo de no ser capaces de tolerar sus sentimientos negativos y no poder frenar el impulso por consumir. Así pueden aprender a tener dominio mediante la imaginación de estas situaciones, viéndose a sí mismos como personas muy fuertes y poderosas que superan los craving y los impulsos.

D. Respuestas racionales a los pensamientos automáticos relacionados con los impulsos. Es muy importante aprender a dominar los pensamientos automáticos que se generan al experimentar craving e impulsos. Así, cada vez que experimenten deseos intensos o emociones desagradables es conveniente ayudar al paciente a identificar cuáles son sus pensamientos automáticos y posteriormente a su debate.

Ejemplos: “Si no consumo algo ahora mismo, no seré capaz de ir a trabajar, perderé mi trabajo”; “Sin la droga, tendré los nervios destrozados todo el día”; “No tendré una vida normal nunca más. Soy un esclavo de la droga”; “Simplemente necesito consumir para conseguir pasar el día”.

E. Programación de actividades. Las personas con una larga historia de abuso de drogas, a menudo se implican sólo en actividades centradas alrededor del uso o la búsqueda de las mismas. Frecuentemente, toda su red social está relacionada con el consumo, con lo cual, van a tener que romper con personas, lugares y cosas asociadas con su estilo de vida anterior. La programación de actividades sirve para estructurar de manera constructiva el día y también permite revitalizar alguna de esas actividades viejas, divertidas con las que alguna vez habían disfrutado antes de que se diera el abuso.

F. Entrenamiento en relajación. Herramienta importante que se puede usar para afrontar emociones como la ansiedad o la ira, las cuales, en algunas personas pueden disparar los craving.

G. Entrenamiento en el proceso de solución de problemas. Con esta herramienta aprenderán a enfrentar los problemas de una forma más realista y menos cargada de ansiedad y temor.

Prevención de recaídas en las adicciones

Una vez que el adicto ha iniciado su abstinencia, el intento de superación de la adicción es largo y complejo, en el que pronto surgirán las primeras crisis.

Se define una recaída como cualquier retorno al comportamiento adictivo o al estilo de vida anterior, después de un período inicial de abstinencia y de cambio de estilo de vida (como mínimo entre uno y tres meses). Se distinguiría del desliz o “caída” en que éste sería un episodio más puntual, la violación de una regla autoimpuesta (abstinencia). Otra distinción propuesta por Marlatt (1985) entre desliz o “caída y recaída es que la primera se considera como una “falta”; la segunda como un paso atrás, pero nunca como un fracaso. Esto hay que tenerlo en cuenta porque el proceso de superación de las drogodependencias implica una perspectiva temporal, en la que se intercalan períodos de abstinencia con períodos de crisis. Para que un proyecto de dejar las drogas sea consistente, las recaídas han de aparecer cada vez más distanciadas temporalmente que los períodos de abstinencia.

Se distinguen tres niveles de intervención para las situaciones de crisis que se operativizan dentro de un marco de aplicación de técnicas cognitivo-conductuales.

a) Educación sobre la prevención de recaídas: análisis del entorno; actitudes, pensamientos y conductas antecedentes de recaída y estrategias de actuación ante cada una de ellas (aprendizaje de estrategias de afrontamiento ante el deseo de consumo y ante estímulos externos, creación de nuevos ambientes, estrategias para afrontar la presión para el consumo, HHSS, desmontaje de pensamientos irracionales, relajación, autorrefuerzo, fijación de metas…)

b) Vigilar situaciones de alto riesgo. Entre ellas destacan: manejo del dinero; Consumo de otras sustancias; Actividades de ocio con consumidores de drogas conocidos; Homenajes.

c) Identificación y control de un proceso de recaídas: Conocer la diferencia entre Recaída y Fallo ocasional; Reconocer que es más fácil remontar una recaída cuanto antes se identifique como tal; Entender una Recaída como un proceso.

Adicción, personalidad y tratamiento
Vota este artículo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.