homosexualidad

En pleno 2018, la homosexualidad debería estar plenamente normalizada. Sin embargo, no es así, y muchas personas siguen teniendo miedo a salir del armario. Algunos consideran que sacarlos forzosamente es positivo. Pero… ¿Lo es realmente? Hoy te contamos todo lo que debes saber sobre el outing.

¿Qué es el outing?

El outing  consiste en sacar del armario a una persona sin que ésta haya dado consentimiento previo y sin plantearse cuáles son las condiciones sociales en su entorno o cómo el conocimiento de esa nueva realidad va a afectar a su vida.

Además, hacer esto implica, hasta cierto punto, hablar, afirmar y decidir por aquellos que todavía no han dado el paso de decir que son gays, lesbianas, transexuales o bisexuales. Por tanto, implica una posición de poder y superioridad injustificable.

Por otro lado, es curioso el hecho de que muchas personalidades reconocidas han sufrido el outing sin que su orientación sexual importe realmente. Por ejemplo, Pep Guardiola, Cristiano Ronaldo o Ricky Martin han sufrido outing en algún momento, cuando en realidad, solo el último era homosexual.

Lógicamente, en el campo de los personajes reconocidos, esto se hace porque permite llenar páginas y páginas de revistas (o también se puede utilizar para desprestigiarles o, simplemente, a modo de insulto).

Hay que decir que, en general, el outing se utiliza como término para designar la salida forzosa del armario de personas famosas, y no de cualquiera (generalmente, para poner de relieve alguna hipocresía o para fortalecer la lucha LGBT).

Sin embargo, en los últimos tiempos, se ha empezado a generalizar el uso del término para cualquier persona, incluyendo gente común y corriente y no solamente personas famosas.

¿Qué sucede tras el outing?

Cuando una persona es sacada a la fuerza del armario, hay varias formas de responder: Se puede desmentir y negar, se puede pasar del tema, o se puede reconocer la homosexualidad.

Cualquiera de los tres casos es perjudicial, incluyendo la última, porque, aunque pudiera parecer que salir del armario siendo gay es siempre una liberación, lo cierto es que, sin saber cuál es el entorno socioeconómico de esa persona, es imposible determinarlo.

Por ejemplo, podríamos encontrarnos con un joven en una familia ultraconservadora que podría echarlo de casa si se descubriera su homosexualidad. Evidentemente, sacar del armario a ese joven sería una irresponsabilidad y algo totalmente dañino para él.

En el caso de que el outing se haga a una persona famosa, los problemas que se pueden derivar de ello son más graves. Por ejemplo, un cantante podría perder a parte de sus seguidores o una marca podría verse afectada por la orientación sexual de su CEO.

¿Qué opina el colectivo LGBT?

El colectivo LGBT está dividido al opinar sobre esta práctica. Y es que, en muchas ocasiones, el propio colectivo ha utilizado el outing para afectar a campañas electorales. Además, muchos miembros de este colectivo consideran que no hay razón para ocultar la orientación sexual propia y, por lo tanto, no ven problema en sacar del armario a alguien.

Sin embargo, la mayoría del colectivo es consciente de que la homosexualidad es un proceso de autodescubrimiento y que está afectada por condiciones socioeconómicas. Por lo tanto, suelen oponerse a la práctica del outing, tanto en casos de personajes públicos como en casos de personas sin trascendencias públicas.

¿Quién practica el outing?

Nos falta por saber quién practica el outing. Es decir, quién se dedica a sacar del armario a personas sin su consentimiento, y cuál es su motivación para hacerlo. Y, en este caso, como puedes suponer, también hay que diferenciar entre personajes públicos y gente común y corriente.

En el primer caso, la motivación puede ser estrictamente política o económica, y presentarse de múltiples formas. Por ejemplo, un candidato presidencial podría considerar que desvelar la homosexualidad de adversario le ayudará a ganar las elecciones.

También se puede extorsionar a la persona famosa para tratar de obtener un beneficio económico. O, como ya hemos dicho, podría hacerse para potenciar los derechos LGBT porque sacar a esa persona del armario hará que la homosexualidad se vea mejor.

En fin, podríamos decir que el outing con personajes famosos no es nada personal, sino cuestión de negocios.

En el caso del outing que se hace a una persona que no es famosa, puede haber una gran cantidad de motivaciones: Desde los celos, la envidia, el interés propio de prosperar en el trabajo frente a un compañero… O, también, el pensar que se le está haciendo un favor ayudándole a dar ese paso.

Como puedes ver, el outing es una práctica que no solo atenta contra la intimidad de terceras personas, sino que puede llegar a suponer problemas serios a la persona que lo sufre.

El outing: un atentado a la intimidad
Vota este artículo!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.