Dentro de la infinidad de prácticas sexuales existentes hay algunas que son conocidas por muy pocos. Estas pueden ser muy placenteras pero también muy dañinas para la salud de quienes  las realizan si no se tienen precauciones. Es de vital importancia conocer los riesgos que entrañan y dentro de las prácticas con más riesgos encontramos el llamado beso blanco. El beso blanco o snowballing es un juego sexual muy poco conocido que conlleva más riesgos de lo que parece. Es para gente atrevida y que quiera añadir un plus a sus experiencias sexuales.

¿En qué consiste el beso blanco?

Este entretenimiento sexual consiste en realizar sexo oral a un hombre y dejar que este eyacule dentro de la boca de su pareja, la cual inmediatamente le devolverá su semen al mismo hombre o a una tercera persona mediante un beso. Esta acción se ha hecho bastante popular los últimos años debido a que es muy común en las páginas pornográficas de Internet. La práctica ha llamado la atención sobre todo a la población más joven. Así que al contrario de lo que pueda parecer, hay mucha gente consumidora del porno de orgías y sexo duro seguidora del beso blanco.

Quienes practican el snowballing dicen que este permite intercambiar el rol pasivo de la persona que ha hecho la felación a un rol dominante. Los que participan en tríos sexuales suelen usar este juego para unir a todos los integrantes. Así, es una práctica que se necesita mucho atrevimiento y confianza en la otra persona para hacerla.

Los riesgos del beso blanco

El problema es que un juego con muchos riesgos para la salud y casi nadie lo sabe. El sexo oral sin preservativo no es una práctica segura ya que cualquier pequeña herida en boca o genitales puede provocar el contagio de una Infección de Transmisión Sexual como herpes, sífilis o el virus del VIH. El contacto del semen con las mucosas de la persona que realiza el sexo oral ya resulta peligroso incluso antes de la eyaculación, debido al líquido pre seminal, por lo que no deberíamos de practicar este juego si tenemos amantes ocasionales o si no estamos seguros de si nuestra pareja nos es fiel o si no conocemos su pasado sexual.

¿Se puede practicar el beso blanco de forma segura?

Cualquier práctica en la que haya intercambio de fluidos, sea sexual o no, no deja de entrañar riesgos para la salud, por lo que es muy difícil realizar el beso blanco de forma segura.

Si se ve alguna lesión o verruga en los genitales, inmediatamente debe de interrumpirse la práctica, así como si se tiene alguna llaga o heridita en boca o labios. Ante la duda es mejor no ponerse en peligro y buscar otras formas de jugar.

Si aún así se quiere experimentar el beso blanco dejamos una serie de consejos:

  • No practicar el beso blanco justo después de lavarse los dientes ya que si nos sangran las encías el riesgo de contagio se multiplica.
  • Si detectamos la más mínima anomalía o imperfección en el órgano genital mejor no realizar la práctica.
  • Se ha de conocer muy bien el estado de salud de la pareja, así como proceder rápidamente a realizar el beso y enjuagarse muy bien la boca después de hacerlo.
  • Por muy excitante que pueda resultar nunca se ha de poner la salud en juego por unos minutos de placer o pensar que cómo queremos a nuestra pareja no nos va a pasar nada por practicarlo.
  • Realizar sexo oral con preservativo es la mejor opción, más si se trata con alguien con varias parejas sexuales. Aún así, lo mejor es tener criterio para decidir con quién y cómo hacerlo.

A muchas personas les puede parecer excitante el beso blanco, aunque para disfrutar del sexo no es necesario hacerlo. Durante mucho tiempo se pensó que este intercambio de fluidos era inofensivo, pero es una práctica de alto riesgo cuando se trata del contagio de una Infección de Transmisión Sexual ya que las posibilidades de contagios sólo son superadas por el coito.

A la hora de practicar sexo hay posturas y juegos para todos los gustos, experimentar es responsabilidad individual. El sexo compartido se debe de consensuar con la pareja y conocer los verdaderos riesgos que tiene cada práctica.

Practicar sexo oral sin terminar en la boca de nuestra pareja tiene menos riesgos, aunque se puede liberar líquido pre seminal que también traerá las mismas consecuencias. Tragar el semen presenta también es peligroso ya que en la garganta puede haber lesiones que aumenten el riesgo de un contagio.

Si deseas realizar sexo con desconocidos es mejor optar por otros juegos sexuales que no sean el beso blanco. El sexo oral debe de realizarse de forma segura con tal de evitar posibles enfermedades, siempre con preservativo, y garantizar una sexualidad segura y satisfactoria y dejar el beso blanco para parejas estables y de confianza.

Monica Leiva
Licenciada en Psicología por la UAB y Master en Sexología y Terapia de Pareja por la AEPCCC. Experta en personas con diversidad funcional con más de 15 años de experiencia en Atención directa en CIPO. Experiencia en programas de inserción socio-laboral tanto a nivel voluntario como remunerado en Fundaciones como Trinijove, Clariana y Cruz Roja. Escritora.

2 Comentarios

  1. Son dos términos diferentes; «La terminología erótica latina en realidad distingue dos actos. Primero, la fellación , en la cual el pene del hombre está oralmente excitado por el fellador. Segundo, lrrumiato, en la cual el hombre (el irrumador) … realiza movimientos moviendo sus caderas y su cuerpo un ritmo de su propia elección «. [2] Un sinónimo latino para «irrumador» es labda (Varr. Ap. Non. 70,11; Aus. Epigr. 126).
    El beso blanco propiamente dicho es eyacular en la boca de otro ya sea por felació o por irrumación.
    Gracias por el comentario

  2. Es mas conocida como «Irrumatio»; el nombre que usan en este artículo es extraño para la mayoría de las personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here