mujer tapa manos boca
Creencias irracionales de Aaron Beck

Según la Teoría Cognitiva postulada por el psicólogo Aaron Beck, las personas sufren debido a la interpretación personal que hacen sobre los sucesos y no por los sucesos en sí mismos.

Los pensamientos irracionales de Beck

Para Beck existen unos supuestos generales en los que se basan ciertas creencias irracionales que generan malestar y pensamientos depresivos, y son los siguientes:

  • Reglas de conducta: por ejemplo pensar: “siempre tengo que actuar correctamente”.
  • Supuestos básicos: como: “si me equivoco, la gente no creerá más en mí”.
  • Creencias nucleares: del tipo: “soy incompetente”.

Según Beck estas ideas o creencias influyen sobre los estados afectivos (y los modifican). Algunas de estas ideas son responsables de la génesis de ciertos trastornos psicológicos como la ansiedad o la depresión.

Así pues, el desarrollo de un trastorno se apoya en la vulnerabilidad cognitiva y en los pensamientos depresivos que padece el individuo. Dicha vulnerabilidad es el resultado de la operación de ciertos esquemas o patrones de inadecuación, fracaso o pérdida.

Tales esquemas están representados por actitudes y pensamientos disfuncionales del estilo de “si alguien a quien quiero no me quiere, es que no soy lo bastante bueno/a”. y estos pensamientos automáticos que favorecen la aparición de sintamos depresivos se valen de distorsiones cognitivas.

Cuando el individuo se topa con ciertos eventos negativos que activan su vulnerabilidad cognitiva, genera pensamientos negativos sobre sí mismo, el mundo y el futuro, incluso a pesar de la existencia de evidencia contraria.

Como consecuencia, aparecen los síntomas negativos que caracterizan la depresión.

La irracionalidad es algo humano

En primer lugar, debemos decir que el pensamiento irracional es mucho más común de lo que creemos, de hecho todo el mundo lo ha tenido al menos en una ocasión. A continuación presentaremos lo que constituye una evidencia a favor sobre la base de la irracionalidad humana:

  • En potencia todos los humanos, incluidas las personas brillantes y competentes, demuestran tener los principales pensamientos irracionales.
  • Todos los pensamientos irracionales productores de trastornos (como los pensamientos llamados absolutistas que incluyen sistemáticamente las palabras tengo que y debo) que se han descubierto en nuestra sociedad, también han sido encontrados en prácticamente todos los grupos sociales y culturales que se han descubierto en nuestra sociedad, y han sido encontrados en prácticamente todos los grupos sociales y culturales que se han estudiado en Historia y Antropología.
  • Muchas de las conductas irracionales que realizamos, como “el dejar para mañana lo que podemos hacer hoy” o la falta de auto disciplina, van en contra de las enseñanzas de nuestros padres, amigos y medios de comunicación.
  • Los humanos (incluso las personas inteligentes y brillantes) una vez abandonadas y superadas las irracionalidades, adoptan otras nuevas.
  • Las personas que se oponen con toda su fuerza a diversos tipos de conductas irracionales a menudo son presas de estas mismas irracionalidades. Existen ateos y agnósticos que predican filosofías profundamente religiosas y hay individuos profundamente religiosos actúan inmoralmente.
  • Caer en la cuenta de los pensamientos y conductas irracionales ayuda a cambiarlos sólo parcialmente. Por ejemplo, hay personas que saben que beber alcohol en grandes cantidades es dañino, pero el hecho de saberlo no les conduce necesariamente a abstenerse de beber.
  • Los humanos a menudo recaemos en hábitos y patrones de conducta irracionales, incluso aunque hayamos trabajado mucho para vencerlos.
  • Las personas a menudo encuentran más fácil aprender conductas de autodestrucción que de auto valoración. De hecho, no suele haber problemas para comer más de la cuenta, pero sí para seguir una dieta sencilla.
  • Los psicoterapeutas que debieran ser un buen modelo de racionalidad para sus pacientes, a menudo actúan irracionalmente en su vida personal y profesional.
  • Las personas con frecuencia se auto engañan creyendo que algunas experiencias negativas (divorcio, stress y otros infortunios) no les van a ocurrir.

Pensamientos irracionales vs racionales

A continuación te mostramos una tabla con algunos pensamientos irracionales y sus opuestos racionales:

PENSAMIENTOS IRRACIONALES PENSAMIENTOS RACIONALES
Es horrible, espantoso Es un contratiempo
No puedo soportarlo Puedo tolerar lo que no me gusta
Soy un (a) estúpido (a) Mi comportamiento fue estúpido
Es un (a) imbécil No es perfecto (a)
Esto no debería ocurrir Esto ocurre porque es parte de la vida
No tiene derecho Tiene derecho a hacer lo que le parezca, aunque preferiría que no hubiese sido así
Debo ser condenado Fue mi culpa y merece sanción pero no tengo que ser condenado
Necesito que él (ella) haga eso Quiero/ deseo/ preferiría que él (ella) haga eso, pero no necesariamente debo conseguirlo
Todo sale siempre mal A veces, tal vez frecuentemente, las cosas salen mal
Cada vez que ensayo, fallo A veces fracaso
Nada funciona Las cosas fallan con más frecuencia de lo que desearía
Esto es toda mi vida Esto es una parte importante de mi vida
Esto debería ser más fácil Desearía que fuese más fácil pero, a menudo, lo que me conviene es difícil de lograr
Debería de haberlo hecho mejor Preferiría haberlo hecho mejor, pero hice lo que pude en ese momento
Soy un fracaso Soy una persona que a veces fracasa

Las creencias racionales, cómo son

Las CREENCIAS RACIONALES son cogniciones evaluativas propias de cada persona y con un sentido de tipo preferencial (aunque no absoluto). Se expresan en la forma de “Me gustaría”, “Quisiera”, “No me gustaría”, “Preferiría”, “Desearía”. Los sentimientos positivos de placer o satisfacción se experimentan cuando las personas consiguen lo que desean, por el contrario, los sentimientos negativos de displacer e insatisfacción (por ej. tristeza, preocupación, dolor, disgusto) se experimentan cuando no se consigue lo que se desea. Estos sentimientos negativos (cuya fuerza está estrechamente relacionada con la importancia del deseo) son considerados como respuestas apropiadas a los acontecimientos negativos que hayan podido ocurrir, pero no interfieren en la persecución de nuevas metas o propósitos. Estas CREENCIAS son RACIONALES por dos aspectos: 1° porque son relativas y 2° porque no impiden el logro de objetivos y propósitos básicos.

Ccómo eliminar nuestros pensamientos irracionales

Los pensamientos irracionales no florecen de la nada. Hay un sistema familiar, una historia, inclusive una genética que los han generado. Pero en este momento resulta útil poder detectarlos y trabajar sobre ellos.

Para lograr un cambio filosófico real en este sentido, tenemos que hacer lo siguiente:

  1. Darnos cuenta de que somos nosotros los que creamos, en gran medida, nuestras propias perturbaciones psicológicas y que, aunque las condiciones ambientales puedan contribuir a nuestros problemas, tienen, en general, una consideración secundaria en el proceso de cambio.
  2. Reconocer claramente que poseemos la capacidad de modificar de una manera significativa estas perturbaciones.
  3. Comprender que las perturbaciones emocionales y conductuales provienen, en gran medida, de creencias irracionales, dogmáticas y absolutistas.
  4. Descubrir nuestras creencias irracionales y discriminar entre ellas y sus alternativas racionales.
  5. Cuestionar estas creencias irracionales utilizando los métodos lógico-empíricos de la ciencia.
  6. Trabajar en el intento de internalizar nuestras nuevas creencias racionales, empleando métodos de cambio cognoscitivo.
  7. Continuar este proceso de refutación de las ideas irracionales y utilizar métodos de cambio durante el resto de nuestras vidas.

Las creencias irracionales de Aaron Beck
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.