mujer-cristal-roto

En Terapia Racional Emotivo Conductual, definimos los pensamientos racionales, los sentimientos apropiados y los comportamientos afectivos como aquellos que ayudan a la sobrevivencia y la felicidad de los humanos. He aquí las metas que prácticamente todos los seres de nuestra especie elige durante su vida, continuar la existencia que se les da al nacer e intentar que siga la vida con una razonable felicidad y en forma relativamente libre de dolor o molestias.

Racionalidad vs irracionalidad

Cuando decimos en un discurso orientado a la terapia racional emotiva, que una persona es racional, por común queremos decir que ha decidido o elegido vivir con felicidad por ciertas razones: Aceptar lo que en realidad existe en el mundo real, tratar de vivir amigablemente en un grupo social, relacionarse íntimamente con algunos miembros de su comunidad, comprometerse en un trabajo productivo y agradable, participar en empresas recreativas elegidas por selección. La irracionalidad o sentir y actuar inapropiadamente consiste en interferir sin justificación en la vida de alguien o en causarse daño innecesariamente.

Como hemos comentado con anterioridad, la TREC, sostiene que cuando las personas tienen consecuencias emocionales, después de una experiencia activante, esta última contribuye, a causar un estado emocional, su sistema de creencias conduce a activar ciertas emociones de agrado o desagrado, comodidad o incomodidad, malestar o bienestar. Por ejemplo, se sienten deprimidas después de verse rechazadas por alguien, el rechazo no las hace deprimidas, sino que sus creencias acerca de este rechazo conducen directamente a los sentimientos de depresión.

Tienden primero a tener un conjunto de creencias racionales que proceden de su sistema de valores básico, sus deseos y sus preferencias, puesto que desean permanecer vivas, sentirse felices y lograr la aceptación de los demás, casi siempre encontraran el rechazo, como, indeseable, concluirán que: No me gusta verme rechazado, ¡Que desdicha!, entonces sentirán, preocupación, malestar, quizá depresión, decepción, pesadumbre.

Suelen tener también, un conjunto de creencias irracionales, como: ¡Debo ser aceptado por las demás personas significativas para mí, Tengo que obtener lo que deseo, y si soy rechazado, será terrible, No podré soportarlo.  El rechazo me convertirá en una mala persona, indeseable, con poco valor!, entonces se sentirán deprimidos, autodespreciados. Sus creencias irracionales casi invariablemente proceden de intensificar deseos y preferencias racionales convirtiéndolas en demandas o exigencias absolutistas. Con tales creencias, ya no desean tener lo que quieren sino que piensan, de manera exigente, que deben tenerlo, por lo cual se sentirán frustradas, deprimidas.

Afrontamiento y ataque de las creencias irracionales

Los psicólogos terapeutas racional emotivos afrontan y debaten las creencias irracionales de sus pacientes, en forma mucho más activa y enérgica, hacen ver a sus pacientes que sus filosofías son irracionales y contraproducentes, les explican cómo esas creencias crean trastornos emocionales, les enseñan el modo de atacarlas en los terrenos lógicos y empíricos, les instruyen sobre la forma de desecharlas. Les ayudan a desarraigar sus irracionalidades, motivándolos hacer ejercicios emotivos y asignándoles tareas que sirven para destruir sus ideas rígidamente sostenidas.

Cuando pensamos, también sentimos y actuamos, cuando sentimos, simultáneamente pensamos y actuamos y cuando actuamos, pensamos y sentimos.

Para medir el cambio de personalidad, la TREC, adopta un estricto método práctico: el de que la meta de la terapia es  ayudar a las personas a estar mejor y no simplemente a sentirse mejor. Esto significa que los pacientes no solo tengan mejoría significativa de sus síntomas y se vean ellas mismas llevando vidas felices, sino que también experimenten cambios filosóficos profundos en sus actitudes hacia sí mismas, hacia los demás y hacia el mundo que las rodea y que si surgieran cualesquiera nuevas condiciones perjudiciales, sea poco probable que las trastorne gravemente.

La terapia de TREC a la práctica

A continuación, compartimos algunos de los pasos del proceso de TREC, para minimizar, disminuir e incluso contrarrestar las creencias irracionales. Cabe mencionar que esto es solo un ejercicio breve para tener una idea de lo que se trabaja en Psicoterapia.

  • Durante unos 10 minutos al día, recuerda alguna creencia, idea irracional, limitante, rara que te esté causando conflicto, por ejemplo:

Es terrible verme y sentirme rechazado por alguien.

  • Utilizar el método lógico, de ver si tu hipótesis es consistente con tu realidad. Te plantearas así mismo varias preguntas a fin de enfrentarlas y discutirlas (debatirlas).

Algunas preguntas que te puedes plantear:

¿Qué me estoy diciendo a mí mismo?

¿Cuál es la idea que deseo enfrentar?

¿A caso es verdad esta hipótesis mía?

Luego, trata de darte una respuesta racionalmente, es decir, basada en la realidad y los hechos, más que en tus suposiciones.

Si alguna de tus respuestas fuera, que es verdad tal o cual cosa, entonces, plantéate  otra pregunta como:

¿En dónde está la evidencia de que es verdad?  O En donde está la evidencia de que no es verdadera?,

Ahora, en caso de que tu creencia resulte verdad, puedes plantearte otra cuestión:

¿Qué es lo peor que podría pasar si…?,

Por ejemplo, ¿Si una mujer me rechazara?

Quizá pienses: Me sentiría triste por algún rato… pero no sería terrible, puedo encontrar otras oportunidades y aprender de mis experiencias, voy a seguir intentando.

Trata de plantearte este método de preguntas, hasta obtener respuestas sensatas, esto te conducirá a sentirte mejor, quizá experimentes emociones algo desagradables, mas no intensas que te provoquen trastornos en tu vida.

La práctica terapéutica en Psicoterapia Racional Emotivo Conductual
4.8 (95%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.