mujer-dolor-espalda

La Fibromialgia (FM) es una enfermedad crónica y degenerativa, la cual se caracteriza por la presencia de dolor generalizado o rigidez significativa que afecta al menos 3 zonas diferentes del cuerpo durante al menos 3 meses. Los pacientes presentan dolor e inflamación en tejidos fibrosos, como lo es el sistema musculoesquelético, suelen tener una hipersensibilidad hacia el dolor y a los cambios climatológicos. La etiología de la enfermedad sigue siendo un misterio aún para los expertos.

Otros síntomas que presentan son: fatiga, ansiedad, la sensación de adormecimiento en algunas partes del cuerpo, cefalea crónica, síndrome de colon irritable, algunos síntomas auditivos (acúfenos) y en el caso de las mujeres, suelen padecer trastornos menstruales.

Retos y desafíos en la diagnosis de la fibromialgia

En la actualidad y por lo general el diagnóstico de esta enfermedad no es objetivo como puede serlo con otras afecciones, la diagnosis suele ser clínica. Hoy día, existe la tecnología necesaria para medir la reacción de los estímulos dolorosos, pruebas para valorar el rendimiento y resistencia al cansancio tanto físico como psicológico, hay instrumentos para valorar la calidad del sueño. Sin embargo, lo más frecuente es que los médicos sólo recurran al diagnóstico clínico, a veces por limitación de recursos de todo tipo, tanto del paciente como del médico o incluso de la unidad misma en donde desempeña su noble labor, pues muchos países no cuentan con esos servicios para toda la población.

Se toma en cuenta para el diagnóstico clínico la ausencia de otras causas. Se hace por medio de la exclusión de otras enfermedades y se descartan otras causas secundarias como: enfermedades endocrinas, infecciones, tumores, traumatismos u otras afecciones reumáticas.

Enfermedades con las que se suele diagnosticar incorrectamente la FM

Algunos médicos no cuentan con la empatía, la capacitación, el tiempo o simplemente la voluntad que se requieren para diagnosticar y tratar adecuadamente la fibromialgia. Esto en parte porque se tiene tan sólo tres décadas investigando acerca de esta afección y hay desconocimiento de la enfermedad en general.

Sucede con frecuencia, que los médicos confunden el diagnóstico, pues algunos síntomas referidos por el paciente se asemejan a otras enfermedades delicadas. Muchos pacientes con fibromialgia se encuentran mal clasificados, lo cual repercute en su salud directamente,  pues son tratados como si tuvieran otra enfermedad.

Los padecimientos más comunes con los que suele confundirse la fibromialgia son: diferentes tipos de artritis, polimialgia reumática, fatiga crónica, lupus, hipotiroidismo,  cistitis intersticial y enfermedad de Lyme.

La FM tiene un factor emocional, que muchas veces no se reconoce, por ello lo llegan a asociar con problemas psicológicos o psiquiátricos, como la somatización, la hipocondría, trastornos de ansiedad y del estado del ánimo, entre otros. Puedes hacer el Test de somatización si tienes dudas.

Los síntomas menores suelen afectar más de lo que se cree en la falla del diagnóstico, pues hay modulación de los síntomas por actividad física, lo que significa es que al permanecer inactivos, presentan dificultad en el movimiento debido a la rigidez corporal, la cual mejora con actividad, siempre que sea moderada.

Por esta causa, muchas veces cuando el paciente llega con el médico para su atención, el dolor y algunos síntomas pueden haber cedido. Los pacientes, por lo regular asisten al médico para que él les ayude a mejorar su salud y a entender lo que les está sucediendo… Con la fibromialgia esto a veces no sucede así.

Recuerda que como individuo tienes derecho a la salud y a su vez, los pacientes también tienen derechos:

derechos-pacientes

Diagnosis de la fibromialgia y diferencias de género

La fibromialgia es más frecuente entre mujeres y desgraciadamente el diagnóstico para ellas puede demorar unos años más que en el caso de los hombres, incluso llega a ser ignorado, con los perjuicios que esto implica para la salud.

Esto es una triste realidad para muchas mujeres que padecen enfermedades de este tipo, pues a parte de cargar con su propio dolor y síntomas reales de un verdadero y gran padecimiento físico, ellas cargan con una dosis extra de frustración, angustia, confusión, estrés y cambios en el estado de ánimo que pudieran derivarse en una depresión mayor, debido a que es una enfermedad desconcertante, incluso para los expertos.

La diferencia de género ha demostrado ser un factor de riesgo para las pacientes con ciertas enfermedades crónicas como ésta, pues llegan a tener consecuencias graves y a veces irreversibles para su salud, esto debido también a factores socioculturales, pues en algunas culturas es común que las necesidades básicas de la mujer sean pasadas por alto, empezando por ellas mismas.

Ciertamente es una enfermedad dolorosa y desconcertante. Muchas generan culpa, frustración, vergüenza y confusión porque el dolor puede llegar a ser en ocasiones realmente incapacitante, pero el médico ya les ha dicho que: “no tienen nada y que se tome unas pastillas para relajar sus nervios”.

Si es mujer, muchas veces los médicos atribuyen los males que la paciente refiere al síndrome premenstrual, a la menstruación, a la menopausia o incluso la acusan hasta de ser aprensiva y de padecer histeria; a muchas, se les termina refiriendo al psiquiatra lo cual refleja la falta de empatía y profesionalismo por parte del médico tratante.

Una esperanza en el tratamiento: Ozonoterapia vs. Fibromialgia

Los tratamientos ortodoxos tradicionales sólo son paliativos, significa que los médicos generalmente la tratan suprimiendo la manifestación de los síntomas y no han resultado satisfactorios para el bienestar de los pacientes.

Al ser tan compleja su clasificación, es difícil que un médico general con poca experiencia pueda ser asertivo en el diagnóstico, lo mejor es acudir a un especialista con experiencia y buscar alternativas serias, con buenos resultados e investigación, como las alternativas que nos aporta la medicina biológica, que si bien no les brinda una cura, otorga alivio sin perjudicar los órganos diana.

La ozonoterapia es una excelente opción para el manejo de esta enfermedad, pues es un tratamiento biológico en el cual se infiltra al paciente ozono para su mejoría. El ozono al ser un elemento antiinflamatorio natural reduce los síntomas, lo que se traduce en una mejoría del paciente pues produce grandes beneficios en la salud y pueden aplicarse los protocolos que el especialista indique por largos periodos de tiempo y como no tienen un efecto secundario en el cuerpo como los típicos medicamentos que generalmente se emplean, es una alternativa muy alentadora para los que sufren una condición crónico-degenerativa y tienen que tomar medicamentos de por vida, pues se reduce el consumo de los mismos.

Dr. Juan Salvador Veloz Pérez, especialista y Ozonoterapeuta

Los tratamientos que se ofrecen para tratar la FM generalmente son paliativos, no son para curar la enfermedad, incluyen una serie de medicamentos que afectan el sistema nervioso central y tienen efectos secundarios. No se trabaja con la causa de la enfermedad porque se desconoce, se ofrecen tratamientos únicamente para el alivio de la sintomatología, los cuales no detienen la enfermedad, dejando que ésta avance sin tantas manifestaciones.

Por eso, considero que un buen tratamiento incluye una atención multidisciplinar con calidad y calidez humana. Que incluya medicina biológica como la ozonoterapia. También se ha observado que el uso de campos electromagnéticos pulsantes pueden contribuir al bienestar en general, usualmente esto va acompañado del tratamiento médico ortodoxo convencional. Un punto clave es la atención psicológica, pues el componente emocional es una variable que afecta incrementando la sensación subjetiva del dolor y otros malestares propios de la FM.

Esta enfermedad nos enseña que muchas personas son capaces de seguir luchando y sonreirle a lo bello de la vida, aun estando en medio de mucho dolor y confusión. Son muchos retos que esta enfermedad con su etiología desconocida y los misterios en torno a ella imponen para la ciencia y los profesionales de la salud.

afrontar-dolor

Links

La fibromialgia, problemas diagnósticos y tratamiento
5 (100%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.