Es muy frecuente que tras llevar mucho tiempo considerando la necesidad de disponer de la ayuda de un psicólogo, finalmente y cuando tenemos decidido acudir a uno de ellos, nos surjan las siguientes preguntas: ¿Qué psicólogo es el idóneo o adecuado para mí?, ¿Dónde lo busco?, ¿Tendrá experiencia suficiente para tratar mi problema?, etc.

A continuación te explicamos algunos puntos que deberás tener en cuenta a la hora de seleccionar a un profesional de la psicología:

  • Son muchos los medios por los que se puede acceder a información acerca de psicólogos o profesionales de la salud y no existe una fórmula exacta para que el elegido sea el adecuado para ti. En muchos casos, un psicólogo puede ir bien para un familiar u amigo, sin embargo, no encajar con nosotros. Lo que sí que es cierto es que una buena experiencia en otros significa un punto a favor en la difícil tarea de tomar esta decisión. Es vital que exista una buena alianza entre el psicólogo que escoges y tú, pero desgraciadamente esto no lo podrás saber hasta que acudas a una primera sesión. Un buen clima terapéutico y que sientas que el profesional que tienes enfrente ha sabido comprender y atender a tus necesidades será el primer aspecto que deberás tener en cuenta de cara a la terapia. La confianza, el sentirte cómodo y seguro con el profesional que te atiende es un factor importante a valor, pues sino la terapia se verá condicionada.
  • Una vez que has seleccionado a un psicólogo, bien en la propia consulta o preferiblemente antes de la misma, deberás averiguar si cuenta con título de Licenciado en Psicología y si tiene número de colegiado, pues es obligación del profesional estar colegiado en cualquier Colegio Oficial de Psicólogos (COP) de España. Esta información suele estar en su página web o en su propia consulta, pero si deseas corroborarlo siempre puedes consultarlo en el COP y así asegurarte de que quien te atiende es un profesional de la psicología. Es importante que cuando llames para concertar cita preguntes por las áreas que el psicólogo trata o en las que dispone experiencia pues debes saber que no todos los psicólogos están preparados para realizar tratamientos de todos los trastornos psicológicos existentes.
  • Es importante que conozcas que, aunque son pocos los casos, existe intrusismo en la profesión, por lo que deberás garantizar que quien te atienda sea quien dice ser y disponga de la experiencia y/o formación que tú necesitas.
  • Las sesiones tienen un por qué y van orientadas hacia los objetivos terapéuticos marcados, por ello, el psicólogo en cada sesión ha de tener claro cuáles son estos objetivos a seguir. Las sesiones no solo se basan en contar lo que has vivido en la semana o en tu vida, sino que se deben revisar y trabajar aspectos arrojados en tareas pautadas por el psicólogo a su paciente entre sesiones y realizadas en casa. Es necesaria la implicación del paciente en las tareas que le solicita el psicólogo, pues el éxito terapéutico no parte de solamente hablar sino que será el aprendizaje de nuevas habilidades y recursos, así como de nuevas interpretaciones sobre lo que te sucede, entre otros factores, el que ayude a subsanar aquello que le aqueja al paciente, partiendo del trabajo diario y no del puntual en una sesión de una hora semanal.
  • Los psicólogos son profesionales que evalúan, diagnostican y tratan los problemas. Su trabajo se centra en ayudar a las personas con el fin de que las conductas o sentimientos negativos o dañinos existentes sean modificados por otros más saludables o adaptativos. Para ello, el psicólogo deberá evaluar tu problema (aproximadamente entre 2 y 4 sesiones) para, posteriormente, darte una explicación donde te indique qué factores predisponen y/o mantienen tus problemas, así como los rasgos de tu personalidad que pueden estar contribuyendo a los mismos, etc. Además te enseñará y entrenará en nuevos recursos o habilidades que te permitirán alcanzar los objetivos de cambios propuestos.
  • Las sesiones, por norma general, deberán tener una duración de 50 a 60 minutos. Actualmente muchos seguros privados ofrecen servicio de psicología donde las consultas duran de 15 a 30 minutos. El factor tiempo no es lo más importante a la hora de que la terapia sea efectiva, pero es evidente que realizar una terapia eficaz en ese corto espacio de tiempo se vuelve una tarea complicada.
  • La frecuencia de las sesiones en las primeras fases del tratamiento suele ser semanal, aunque siempre existen excepciones dependiendo de las necesidades del paciente. Más adelante y según avanza el tratamiento, se van espaciando a quincenales, mensuales, etc. Algunos servicios psicológicos ofrecen sesiones con una periodicidad mensual e incluso bimensual, hecho que frecuentemente imposibilita una alianza terapéutica, un control del paciente y como consecuencia, una eficacia en el tratamiento.
  • Algo que debes tener muy en cuenta es que no todas las terapias psicológicas que se realizan tienen evidencia científica, es decir, no todas han sido evaluadas por expertos científicos, y por ende, no existe medio alguno para garantizar su éxito. A pesar de ello muchos psicólogos las llevan a cabo. La terapia cognitivo conductual en la actualidad tiene un gran respaldo científico pero es cierto que se realizan otro tipo de terapias sin esta evidencia científica y que arrojan también resultados positivos.
  • Un psicólogo está obligado por ley a garantizar la protección de todos los datos que aportes durante las sesiones y la información detallada en las mismas, por ello, deberás firmar un documento de protección de datos.

Ruth Zazo Rodríguez, equipo de psicólogos en Madrid de Psicoadapta

Claves para escoger a un buen psicólogo
Vota este artículo!

  • Agradecemos tu comentario. Y enhorabuena por tu blog, he echado un vistazo y me parecen interesantes los temas que has publicado.
    Saludos,

  • Un post muy interesante y creo que muy útil para los lectores. Considero que existe todavía mucha desinformación sobre la función de los psicólogos, que se incrementa con la frecuente creación de pseudoterapias y la mala praxis de personas no cualificadas en este ámbito.
    Aprovecho para invitaros a visitar mi blog sobre psicología, en el que intento dar a conocer y desmitificar nuestra profesión. Un saludo! 🙂