cibersexo

La adicción al cibersexo, o al sexo a través de internet es un tipo de adicción sexual que causa serios problemas en la calidad de vida del individuo, incidiendo tanto en su vida social, como económica y laboral. Dadas las implicaciones que internet ha tenido en nuestras vidas en los últimos años, la adicción a este tipo de contenidos es y ha sido cada vez más frecuente y son numerosas las personas, tanto individualmente, como en pareja, que acuden a profesionales para resolver los problemas relacionados con esto.

Desde llegar a sentir angustia, una gran preocupación y vergüenza por lo que puedan pensar amigos y familiares, así como ansiedad y depresión son algunas de las consecuencias emocionales que este problema puede generar en las personas que se ven envueltas en este tipo de adicción.

Contenido

¿Qué es el cibersexo?

Antes de hablar sobre la adicción al cibersexo, primero es necesario saber qué es. El concepto de cibersexo se refiere a la práctica sexual a través de Internet, la cual puede implicar diferentes situaciones. La forma más común de describir el cibersexo es el encuentro sexual con otras personas a través de mensajes de chat que se convierte en un juego de roles sexuales, pero también se considera cibersexo a la visualización de portales pornográficos online, o a la participación en la actividad a través de fotografías o cámaras webs entre muchas otras prácticas.

Sin entrar en las connotaciones negativas y el controvertido debate que el comercio del cibersexo concebido como producto, así como cualquier otra forma de comercio sexual pueda generar, hoy nos centramos en las consecuencias negativas de la adicción que este tipo de prácticas puede llegar a generar y en cómo esto puede afectar al funcionamiento diario del individuo.

¿Cuáles son las características de la adicción al cibersexo?

La adicción al cibersexo implica un comportamiento compulsivo en el cual la conducta de la persona adicta se dirige exclusivamente al objeto que causa la adicción. La persona no es capaz de controlar esta conducta, incluso percibiendo las consecuencias negativas que esta adicción causa en su vida diaria.

Una persona que presenta adicción al cibersexo puede presentar algunos de los siguientes comportamientos concretos:

  • No ser capaz de pensar en otra cosa que no sea sexo online
  • Haber intentado acabar con este comportamiento en otras ocasiones, pero volver a reincidir
  • Mentir a los demás sobre nuestra obsesión y tratar de esconderla
  • Buscar con ansiedad momentos del día para conectarse
  • Usar internet por períodos cada vez más largos y sentir como se ha perdido mucho tiempo del día en esta práctica
  • Recurrir al cibersexo cada vez que se siente algún tipo de ansiedad, culpabilidad o sentimiento negativo
  • Gastar excesivo dinero en este tipo de prácticas
  • Ver como nuestras relaciones de pareja o nuestro trabajo se resienten a causa de nuestra obsesión
  • Perder momentos vitales importantes con amigos o familiares por estar conectados
  • Buscar experiencias sexuales cada vez más intensas o extremas

¿Cuál es el tratamiento para la adicción al cibersexo?

Para superar esta adicción es importante que la persona afectada reconozca su problema y sienta motivación por cambiarlo. Cuando las personas afectadas, en gran medida varones, realizan que su adicción está siendo un impedimento para funcionar con normalidad en el día a día, pueden encontrar ayuda de diversas maneras.

En internet, sin ir más lejos, existen ciertas herramientas creadas con el fin de ayudar a las personas a detectar si su comportamiento está siendo fruto de una adicción descontrolada, como El test de detección de adicción sexual, diseñado exclusivamente para asesorar a las personas que tienen preocupaciones por estas conductas. Aunque este test se encuentra en inglés, puede ser traducido fácilmente.

La detección de la adicción al cibersexo conlleva al tratamiento más comúnmente usado para su control y extinción: la terapia cognitivo conductual. Esta se utiliza también para otros tipos de adicciones, como la adicción al sexo en general y se dirige a detectar cuales son los disparadores que promueven el comportamiento adictivo para conseguir controlar esta conducta. Además de la adicción al cibersexo, las personas pueden padecer otros trastornos asociados como la depresión, así como otro tipo de adicciones como el alcoholismo que deberán ser tratados conjuntamente a través de la terapia. Si además existe un impacto en la vida familiar a causa de esta adicción, la terapia de familia también es un tratamiento indicado para encontrar la solución a este problema. Si usted o algún conocido cree que presenta este u otro tipo de adicción, no dude en consultar a un profesional.

Test de impulsos sexuales para hombres

Test de impulsos sexuales para mujeres

La adicción al cibersexo
4.7 (93.33%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.