pensamiento-cerebro-concepto

Carlos y Beatriz son un matrimonio que llevan veinte años casados y que viven en una zona rural bastante aislada del resto de la sociedad. Beatriz sufre una enfermedad que le hace padecer un trastorno psicótico por el cual comúnmente presenta delirios. Beatriz afirma que los extraterrestres le espían y es por ello que mantiene cerradas casi todas las ventanas y puertas de la casa. Tras una larga temporada, su marido Carlos está totalmente seguro de que Beatriz tiene razón y se empeña en que la casa permanezca cerrada dado que así se sienten más seguros. Carlos y Beatriz sufren trastorno psicótico compartido, un trastorno del que hoy hablaremos. Pero primero…

¿Qué es la psicosis?

La psicosis es un estado de alteración perceptiva y emocional en la que a través de síntomas como alucinaciones, delirios y cambios extremos de humor, las personas pueden llegar a perder el sentido de la realidad. Esto es algo que se da especialmente en trastornos como la esquizofrenia, una grave enfermedad en la que la psicosis es un factor clave en su desarrollo.

Los síntomas principales de la psicosis son las alucinaciones y delirios.

Las alucinaciones son experiencias perceptivas y sensoriales que carecen de una base real; este es el caso, por ejemplo, de personas que escuchan voces o ven a otras personas u objetos que no existen.

Los delirios son ideas y creencias irreales que la persona afectada mantiene como ciertas a pesar de que haya pruebas factibles de que los hechos carecen de realismo. Es el caso de las ideas paranoides que algunas personas presentan o de ideas relacionadas con una grandeza propia distorsionada.

¿Qué es el trastorno psicótico compartido?

Cuando se da un trastorno psicótico compartido, también llamado folie à deux (locura de dos) las personas que se encuentran psicológicamente sanas pueden llegar a compartir los delirios y alteraciones de una persona con la que se tiene una relación cercana y que sufre de un trastorno psicótico. Esta persona cercana suele ser el “inductor” de la psicosis compartida y suele padecer un trastorno psicótico primario como la esquizofrenia.

En el trastorno psicótico compartido, los delirios transmitidos por la persona “inductora” son compartidos por la/s persona/s que tiene alrededor, que comienzan a creer que son reales. Este sería el caso, por ejemplo, de un matrimonio en el cual uno de ellos sufre de un trastorno psicótico y tiene ideas delirantes, como por ejemplo, que alguien trata de envenenarlos porque poseen un secreto muy importante. Cuando la persona que se encontraba psicológicamente sana empieza a compartir estas ideas y a creer que son reales, viviendo inmersa en los delirios, esta persona padece trastorno psicótico compartido.

Tipos de trastorno psicótico compartido

Como explicamos, el trastorno psicótico compartido se da comúnmente en el seno de una relación estrecha en la que uno de los dos sufre un trastorno psicótico primario y el otro queda influido por los síntomas del primero. Sin embargo existen diferentes subtipos de este trastorno en el que este desorden psicológico puede llegar a darse de diferente manera:

  • Folie imposée: Es el tipo de trastorno del que hablamos, según el cual, una persona que sufre un trastorno psicótico primario la transfiere a otra persona cercana que no lo sufría anteriormente. Este desorden no suele prolongarse una vez la relación se ha roto entre los dos afectados.
  • Folie simultanée: Es un subtipo de trastorno psicótico compartido en el que dos personas emocionalmente asociadas y predispuestas a la psicosis padecen esta psicosis de manera simultánea.
  • Folie induite: en este caso, las dos personas padecen psicosis, pero es una la que ha infundado los delirios en el otro.

Causas del trastorno psicótico compartido

El trastorno psicótico compartido ocurre usualmente en el seno de relaciones de muy larga duración, así como relaciones en las que hay un estrecho lazo personal entre los afectados que muchas veces viven en aislamiento. Esto puede suceder tras periodos de gran estrés.

También pueden ocurrir entre grupos de personas que tienen una relación emocional intensa, es el caso de la psicosis grupal que puede darse en contextos como sectas religiosas en las que si el líder sufre un trastorno psicótico, sus seguidores llegan a adoptar y compartir los delirios aunque no lo hubieran hecho de no estar bajo la influencia de este.

Normalmente la persona con psicosis primaria suele tener un carácter dominante, mientras que quien adopta la psicosis compartida puede ser mas pasivo o vulnerable a las influencias de los demás.

Tratamiento de la psicosis compartida

El trastorno de psicosis compartida no es un desorden muy común, por lo que su tratamiento no está bien establecido actualmente. Sin embargo, el tratamiento suele incluir la separación de las personas que mantienen la psicosis. Además, a los pacientes con este tipo de trastorno suele ofrecérseles terapia psicológica, como la terapia cognitivo conductual, que ayuda a las personas a reconocer las ideas delirantes y a manejarlas, sustituyendo ideas o conductas distorsionadas por otras más adaptativas. Además pueden recetarse antipsicóticos o ansioliticos cuando un profesional de la salud mental lo considera oportuno, así como recomendarse terapia familiar cuando pueda ser recomendable para un buen funcionamiento entre familias que han sufrido o se han visto afectadas por este tipo de trastornos.

Enlaces de interés

What Is a Shared Psychotic Disorder? https://www.webmd.com/schizophrenia/guide/shared-psychotic-disorder#1

Shared Psychotic Disorder https://www.mentalhelp.net/articles/symptoms-of-shared-psychotic-disorder/

Shared Psychotic Disorder https://emedicine.medscape.com/article/293107-overview

El trastorno psicótico compartido
5 (100%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.