ignorancia-cognitiva

¿Te ha pasado que te encuentras con  alguien que dice conocerte pero por más que tratas no le recuerdas? Cuando conoces a alguien, cognitivamente tomas la decisión con respecto a si el individuo tiene o no interés para ti, cuando no te resulta así, puede entrar en marcha el proceso de ignorancia cognitiva. Existen otros factores que pudieran influir en el aparente “olvido, por ello, para catalogarse como tal, se deben excluir otros criterios, como los de origen neurofisiológico, pues la percepción, y especialmente la atención  y la memoria son funciones cognitivas complejas que tienden a ser selectivas.

La importancia de las primeras impresiones

Las personas constantemente estamos haciendo juicios acerca de lo que nos rodea y de las personas que encontramos en nuestro camino,  este es un proceso que realizamos principalmente de manera inconsciente, pues tenemos una tendencia natural a realizar valoraciones, esto nos puede ayudar a distinguir ciertas características en los demás, con las cuales se hace una clasificación. Este proceso, generalmente ocurre de manera inconsciente.

Cuando nos encontramos con una persona  que no conocíamos antes, se dice que partimos del contacto cero,  si por distintos motivos establecemos contacto con ella, al inicio suele ser de manera superficial  y  se decide si la persona tiene o no algún interés para nosotros. Si tiene cualidades que llaman nuestra atención o nos resulta atractiva en algún sentido, lo más seguro es que podamos recordarle, de otra manera entrará en acción la ignorancia cognitiva.

En caso de que la persona carezca de atributos interesantes en algún sentido para el otro individuo y no destaque mucho entre los demás, el sujeto puede “ser olvidado”, o lo que es más preciso: su recuerdo será almacenado pero la recuperación del recuerdo será inaccesible, a este proceso se le conoce como: ignorancia cognitiva (Rodin, 1987).

¿Con qué otros factores entran en acción con la “ignorancia cognitiva”?

El fenómeno de la ignorancia cognitiva  entra en juego con la ayuda de otros procesos como son: la atención y la memoria selectiva; así mismo, intervienen los sesgos cognitivos, entre los cuales destaca el efecto halo, entre otro tipo de jerarquizaciones. También, se vinculan factores socioculturales como los prejuicios y estereotipos, pues colaboran con el aspecto de la clasificación que hacemos de las personas, estos aspectos influyen en la manera de percibir la realidad que nos rodea; la ignorancia cognitiva es un proceso subjetivo, pues depende del contexto particular de cada persona.

La ignorancia cognitiva y la memoria selectiva

Éste es un tema que ha interesado mucho a la psicología cognitiva. Hay objetos y personas que se puede parecer que se “olvidan fácilmente”; el proceso cognitivo de la memoria, permite al cerebro codificar y almacenar la información que capta, incluso, es capaz de conservar recuerdos de los que no eres consciente, ¿entonces por qué no puedes recordar a esa persona que parece conocerte?

La memoria opera de manera similar a un ordenador, tiene la capacidad de guardar grandes volúmenes de información, sin embargo, se requiere de un sistema de clasificación que permita identificar la localización y la “reactualización” de los archivos retenidos para poder usarlos en el momento justo en que se les necesite, esto correspondería a la recuperación de los datos, una fase clave de la memoria que permite tener acceso a toda la información que se almacena.

amnesia

Cuando el cerebro percibe que algo carece de “relevancia” filtra la información y la clasifica como tal, y a pesar de que la almacena, la guarda de forma, que en ocasiones puede impedir recuperar o acceder a ese recuerdo.

En caso de que  a menudo suceda la dificultad en recordar el nombre de las personas o no se puede identificar muy bien de dónde es que las conocen, es necesario descartar factores fisiológicos y neurológicos por los que se pudiera haber generado el olvido, cuando los problemas de memoria son frecuentes, es aconsejable que se acuda con un psicólogo, el cual puede brindarte estrategias para trabajar en el mejoramiento de un proceso tan importante como lo es la memoria, las técnicas mnemotécnicas pueden ser algunas de ellas.

Los prejuicios y estereotipos como factores psicosociales de la ignorancia cognitiva

A lo largo del desarrollo, las personas se encuentran con otros y enfrentan situaciones a los que en muchas ocasiones responden con patrones típicos de comportamiento, la ignorancia cognitiva puede ser uno de ellos. Los seres humanos tendemos a “etiquetar” a las personas. Ciertas investigaciones han mostrado que el afecto positivo deriva en agrado hacia los demás, mientras que el afecto negativo lleva al desagrado (Krosnick y cols., 1992). Los factores de atracción interpersonal,  desempeñan un importante rol en este proceso.

Los estigmas, son características percibidos de forma negativa, como pueden resultar para algunas personas: la raza, la edad, el sexo,  la religión, la condición física, la preferencia sexual, entre otros, aspectos con los que pueden elaborar una asociación negativa por algún motivo.

Aunque un estigma sea trascendido, el afecto asociado con el anterior estigma no necesariamente se disipa.” Rodin & Price, 1995.

Los estereotipos, tienen gran influencia sobre la percepción de distintos aspectos de nuestra realidad cotidiana, cuando carecen de flexibilidad, o son demasiado rígidos, pueden resultar excesivamente simples y limitados para determinar a una persona o a un grupo social, muchos estereotipos están basados en estigmas sociales y prejuicios.

Es preciso formar a las nuevas generaciones con una cultura más inclusiva y global, en donde los prejuicios y los estigmas socioculturales no sean un “muro” que divida a las personas, que se genere odio y violencia entre congéneres, sino que represente una oportunidad para sumar esfuerzos encaminados a lograr mejores resultados, por medio de la colaboración en causas prosociales, siempre bajo un ámbito de respeto hacia los derechos de aquellos que son distintos a nosotros mismos.

La conducta realizada es una parte insignificante de la conducta posible. El hombre, a cada momento, está lleno de posibilidades irrealizadas”. Lev Semiónovich Vygotsky

Mejorar la recuperación de datos personales en 6 pasos

  1. Cuando conozcas a alguien trata de poner atención, ya que éste proceso también es selectivo, identifica algo característico en la persona por lo cual la puedas recordar posteriormente.
  2. Asocia a la imagen de la persona, una característica particular en ella que elijas, así como su nombre, vincula esto con algún objeto y un lugar, que pueda servirte a manera de referencia, con lo que se te pueda facilitar el posterior reconocimiento de la localización de ese “archivo” o recuerdo. Por ejemplo: si la persona se llama “Margarita”, quizás pudieras construir la imagen de una margarita en un verde prado.
  3. Imagina una “pantalla mental” e ingresa esos datos, visualizando esta información en tu mente, dentro de la pantalla que creaste.
  4. Evita prejuicios. Procura que tu clasificación y la asignación de factores de fácil asociación, sean en un ámbito de respeto hacia las características particulares de la persona.
  5. Practica regularmente. Al hacer este sencillo ejercicio con frecuencia, puedes mejorar ese aspecto de tu memoria y recordar a las personas con las que has tenido contacto incluso de manera superficial, en caso contrario se recomienda asistencia psicológica.

Puede interesarte: Atención y conducta: atención selectiva y estado confusional

Conclusión

La ignorancia cognitiva interviene con procesos cognitivos complejos como son la percepción, la atención y la memoria selectiva, a su vez, se ve influenciada por factores de atracción personal, sesgos cognitivos, aspectos psicosociales como los prejuicios y estereotipos. Es necesario educar a las nuevas generaciones en un ámbito de respeto y tolerancia, construir y promover una cultura más inclusiva y global, la cual participe en causas prosociales.

La memoria puede mejorar por medio de técnicas mnemotécnicas sencillas, cuando existe un problema más grave y es constante el “olvido”, se aconseja visitar a un psicólogo, el cual puede ayudar a determinar si esto sucede debido a otras causas que pudieran afectar la salud y el desarrollo de la persona, en caso contrario puede colaborar para el mejoramiento de las habilidades sociales y cognitivas.

Pueden interesarte éstos artículos relacionados con el tema:

Links

https://www.psicoactiva.com/blog/frases-de-vygotsky/
https://www.psicoactiva.com/blog/la-atencion-bases-fisiologicas/

Referencia bibliográfica

  • Paez, D., Fernádez, I. y cols. (2004). Psicología social, cultura y educación. Madrid: Editoral Pearson Educación.
Ignorancia cognitiva y memoria selectiva
4.4 (88.57%) 7 votos.

Miryam Gomez Obregon
Psicóloga NeuroEducativa/ Freelance. Diseño de programas y gestión del tiempo mediante el mejoramiento de habilidades y competencias. Técnicas de programación y sugestión en Nivel Alfa, de Respiración y Relajación Profunda. Promoción de estilos de Vida Saludables a través de las Tecnologías Educativas. Musicoterapia. Redacción de contenido especializado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.