Una de las opciones más utilizadas para solucionar los problemas de una relación es acudir a la terapia de pareja, sobre todo para aquellos problemas que impiden que la relación evolucione en positivo. Sin embargo, mucha gente antes de acudir se pregunta siempre si realmente la terapia de pareja será la solución ideal para su caso.

En caso de que os estéis planteando el acudir a una terapia de pareja es señal de que existe algún tipo de problema en vuestra relación y tenéis intención de solucionarlo, pero es necesario plantearse si para ese problema es necesaria la ayuda de un profesional, o si por el contrario es algo que podáis solucionar a través de trabajo dentro de la propia pareja.

El Centro de Psicología López de Fez aconseja la terapia de pareja si vuestro caso se asemeja a uno de los siguientes ejemplos:

  • Existe distanciamiento en la pareja. Pocas muestras de cariño y manifestaciones de sentimientos negativos como la rabia y el rencor son una señal inequívoca de que es necesario que la pareja asista a terapia.
  • Problemas de confianza debidos los celos. Si uno o ambos miembros de la relación tienen problemas para controlar los celos, ya sea con algún motivo previo o por patología, es muy aconsejable asistir a una terapia de pareja.
  • Problemas de comunicación. Si cualquier tipo de intento de hablar sobre el problema acaba desembocando en una discusión de mayor o menor intensidad es una buena muestra de que es necesaria una tercera persona para mediar en el problema.
  • Existe agresividad verbal. En este caso es más que evidente la necesidad de asistir a una terapia de pareja para recuperar el respeto que se ha perdido en la pareja.
  • Los miembros de la pareja piensan frecuentemente en la opción de una separación. Si la pareja llega a dicho punto, es importante que se planteen si desean recuperar la relación, y en caso de ser así es necesario asistir a una terapia de pareja.
  • Ha existido una infidelidad en la pareja anteriormente que ha producido una ruptura. Si uno o los dos miembros de la pareja se ven incapaces de superar la infidelidad, es muy aconsejable buscar ayuda de un profesional para solucionar el problema.
  • La pareja se enfrenta a un problema para el que no encuentran solución. En muchos casos la propia pareja intenta buscar maneras de solucionar su problema, pero en algunos de esos casos ninguno de los dos miembros es capaz de encontrar una solución satisfactoria. En estos casos, es aconsejable acudir a terapia de pareja, para que una tercera persona, experimentada en estos temas, pueda ayudar a la pareja.

Acudir a terapia de pareja suele ser una situación embarazosa para uno o ambos miembros de la pareja, sin embargo no debe ser visto así, puesto que buscar ayuda de un profesional es un acto de madurez y una muestra de la buena voluntad de la pareja para mejorar su relación.

¿Cuándo debemos acudir a una terapia de pareja?
Vota este artículo!