A veces con el fin de educar a nuestros hijos podemos cometer errores que ni nosotros mismos podemos percatarnos, aunque nuestra intención sea buena lo cierto es que algunas frases que soltamos en esos momentos de enfado puede resultar algo perjudicial para nuestros hijos, a la larga se empiezan a notar los efectos, tengamos en cuenta que nuestros hijos imitan las cosas que ven, más aun si vienen de su propio entorno familiar.

Antes de llegar a cometer errores hay que tener la consciencia fría y saber muy bien las cosas que conllevan, pues muchas veces puede resultar para peor, por ejemplo si aplicamos la teoría de la psicología inversa, muchas veces a quien no le ha tocado afrontar momentos incómodos cuando pedimos que algo no se haga y resulta que si se hace, entonces, ¿qué sentido tiene decir las cosas simplemente por la ira y no por razonamiento premeditado?

Para que podamos comprender mejor vamos a listar solo algunos ejemplos de cómo puede llegar a afectar algunas frases que decimos a nuestros hijos.

Amenazas Varias

Si te portas mal, voy a regalarte con el…., Con que te portes mal te acuso con tu padre, etc.

Típicas frases de padres que se escuchan cuando vemos que nuestro niño ya da signos de hacer algo que no nos guste, hay que considerar que esta frase si es que logra conseguir su objetivo lo único que hace es imponer a nuestros hijos con condiciones que no son adecuadas, hay que preguntarnos algo ¿usted quiere conseguir que sus hijos hagan algo bien porque es sentido común obrar bien? ¿o por qué lo hayan amenazado?.

Esta frase a la larga lleva al niño a un hábito a tener cosas a toda costa, sin necesidad de ganárselo, pues el simple hecho de que aprenda algo como esto por los padres será suficiente incentivo para que este también pueda poner en practica esta clase de reacciones. También puede llegar a ser traumático para los niños saber que existe alguien a quien debemos temerlo por miedo y no por respeto, al padre por ejemplo.

Si te portas bien te compro…

Se dice que saber incentivar a nuestros niños a base de premios por sus logros, es una buena manera de incrementar sus ansias de auto superación, sin embargo, el uso excesivo o innecesario de esto puede llegar a ser contradictorio para la formación de nuestros hijos, pues hay que tener en cuenta que lo correcto es algunas cosas hay que hacerlas porque están bien, no por el hecho de conseguir algo a cambio.

Saber guiar y preparar a nuestros hijos, es obvio que no es tarea fácil, pero si nos dedicamos a tener que hacer cosas por simple costumbre y habito y no como una tarea que tenemos que acordarnos y hacerlo como una imposición, puede llegar a ayudarnos mucho más de lo que creemos, aun así, niños que llegan a superar límites de la tolerancia, donde en algunas ocasiones tenemos que acudir a profesionales en pedagogía y psicología para poder manejar la situación de una manera más adecuada.

Autor: bahoo-online.com

Cosas que no deberíamos decir a nuestros hijos
4 (80%) 1 voto

  • A los niños les gusta los cuentos y todo lo relacionado con algun personaje preferido. Una de las que esta muy de moda es Hello Kitty