En el Trastorno del lenguaje expresivo la capacidad para la expresión del lenguaje oral aparece marcadamente inferior al nivel adecuado a la edad mental del sujeto, manteniendo normal la comprensión del lenguaje. Se muestra por retrasos en la adquisición del lenguaje como ausencia de palabras simples alrededor de los dos años de edad y fracaso en la elaboración de frases sencillas de dos palabras sobre los 3 años.

Existe una limitación del vocabulario, escaso número de palabras, frases demasiado cortas, estructuras gramaticales simplificadas, omisiones de partes críticas de las frases, u orden inusual de las palabras.

Etiología del trastorno del lenguaje expresivo

Existen dos modalidades de este trastorno en base a su etiología:

Evolutivo, cuando el sujeto no alcanza el nivel correspondiente a su edad mental, en el transcurso de su desarrollo, y Adquirido, cuando tras haber desarrollado un nivel de lenguaje expresivo normal, se produce una pérdida de las habilidades, por alguna causa (traumatismo, enfermedad, etc.).

Trastornos asociados

Se asocia frecuentemente al Trastorno Fonológico. También son frecuentes en el tipo adquirido, anomalías de la articulación motora, errores fonológicos, habla lenta, repeticiones silábicas y pautas de entonación y acentuación monótonas. En la edad escolar suelen presentarse problemas escolares. Son frecuentes las alteraciones leves del lenguaje receptivo y retrasos motores, enuresis o Trastorno de la Coordinación. Frecuentemente se asocian retraimiento social, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad y alteraciones del E.E. G. y otros signos neurológicos.

Prevalencia del trastorno del lenguaje expresivo

Se estima que entre el 3 % y el 5 % de los niños presentan el Trastorno en el tipo evolutivo, siendo menor la frecuencia en el tipo adquirido. Es más frecuente en varones que en mujeres.

Inicio y Curso del trastorno

Suele identificarse hacia los 3 años en el tipo evolutivo. El tipo adquirido comienza súbitamente a consecuencia de lesiones físicas, por lo que depende de la ocurrencia de éstas.

Patrón familiar

Al parecer, es más frecuente en familiares de personas que sufren Trastornos de la Comunicación o del Aprendizaje, en el tipo evolutivo.

Diagnóstico diferencial del trastorno del lenguaje expresivo

La distinción del Trastorno Mixto del Lenguaje Receptivo-Expresivo se realiza por las alteraciones importantes del lenguaje receptivo que ocurren en este último.

Se diferencia del Trastorno Autista porque en éste aparecen comportamientos repetitivos y estereotipados, y alteraciones de la interacción social.

El diagnóstico diferencial con el Déficit Cognitivo, déficit auditivo, u otros déficits sensoriales se establece a través de pruebas de inteligencia, audiométricas u otras. Con el Mutismo Selectivo mediante una historia clínica precisa y una observación cuidadosa. Con la Afasia Adquirida porque en ésta los síntomas remiten con la recuperación física.

Trastorno del lenguaje expresivo
Vota este artículo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.