mujer-tatuaje-espalda

Según los últimos informes realizados por la Academia Española de Dermatología, uno de cada tres personas de entre los 18 y los 35 años, tiene un tatuaje en su cuerpo. Podemos indicar claramente que el antiguo estigma de que los tatuajes eran parte de una subcultura rebelde se ha convertido en algo del pasado. Los tatuajes aparecen una y otra vez a través de diferentes culturas y generaciones y hoy en día el tatuaje es toda una moda y una cultura que no pasa desapercibida en nuestra sociedad, pero… ¿por qué hay tanta gente que quiera tatuarse su piel?

Tinta con siglos de historia

Los tatuajes son una tradición que se remonta miles de años atrás. Los tatuajes más antiguos fueron descubiertos en el año 3250 A. C. y pertenecían a un hombre apodado “Otzi”, y su cuerpo estaba congelado debajo de un glaciar en los Alpes donde se pudo conservar su piel en buenas condiciones durante muchos años. Tenía un total de al menos 61 tatuajes en todo el cuerpo.

También se han encontrado antiguas herramientas para realizar tatuajes por todo el mundo por lo que se puede demostrar que los tatuajes han existido durante miles de años. Esto una prueba sólida de que los tatuajes son parte de la historia humana. La edad de los tatuajes solo demuestra que no son una simple moda moderna, y que las razones por las cuales las personas quieren entintar su piel con diseños personalizados se basan profundamente en la psicología humana.

Mejorar uno mismo

Según varios estudios sociológicos, los tatuajes son una forma de mejora. Las personas que se tatúan ven su cuerpo como un lienzo en blanco donde diseñar sugerentes piezas de arte para verse más atractivas. Algo similar a cualquier persona que haga una dieta para verse y sentirse mejor consigo mismo. Un tatuaje es una obra de arte que se convierte en una parte del cuerpo para toda una vida.

Riesgos y emociones

A principios de la década de 1900, uno de los principales lugares donde las personas se hacían sus tatuajes era en el circo. Los trabajadores de los circos eran conocidos por tener muchos tatuajes, y cada compañía solía disponer de un artista que tatuaba a miembros del público por una tarifa. Las personas que se hicieron un tatuaje lo hicieron porque pensaron que era mucho más emocionante que cualquier otro juego o las atracciones de los espectáculos secundarios.

Según varios estudios, las personas con tatuajes son más propensas a correr riesgos en su vida. Por ejemplo, las personas con tatuajes tienen una mayor probabilidad de fumar cigarrillos, lo que implica el riesgo de desarrollar posiblemente cáncer de pulmón algún día. Cualquiera que se haga un tatuaje también sabe que, a veces, el artista no hace exactamente un muy buen trabajo y, al pasar por debajo de la aguja, se arriesga a que la obra de arte no termine exactamente como lo imaginó. Hay algunos tatuajes muy malos realizados por personas inexpertas, y todos comenzaron con alguien que estaba dispuesto a correr un riesgo.

Singular y único

Las personas con tatuajes tienen algunas similitudes comunes. Generalmente quieren sentirse únicas, y quieren explorar su vida y vivir experiencias que están fuera de las normas comunes en algunos casos. Un estudio demostró que personas que experimentaban ansiedad y baja autoestima experimentaron unos valores más positivos de confianza y felicidad después de hacerse el tatuaje.

Lucha contra las adicciones

Contrariamente a lo que la cultura popular puede hacernos creer, las personas con varios tatuajes no son “adictas” a la tinta. De hecho, la gran mayoría de las personas comienzan con un solo tatuaje pero esperaran durante un periodo de varios años antes de hacerse el siguiente. Por lo que se puede decir que los tatuajes por norma general no son adictivos, sino que se convierten en un comportamiento social que se considera normal en ciertos círculos.

Sin embargo, para las personas que están luchando contra una adicción, hacerse un tatuaje puede ayudarles a evitar ceder a sus tentaciones. De hecho, hay profesionales de varios sectores que recomiendan a pacientes que están en proceso de recuperación que se hagan un tatuaje que represente su cambio como un signo de compromiso con la recuperación y un recordatorio permanente para saber que tienen la intención de cambiar su vida para mejor. Un símbolo de su éxito para los próximos años.

Trastorno de la personalidad

Tener un tatuaje no es una indicación de que alguien tenga un trastorno de la personalidad, pero hay una mayor probabilidad de que las personas que tienen estos trastornos se hagan un tatuaje.  Obviamente, hay una gran diferencia entre alguien que tiene un tatuaje en forma de lágrima en la cara y alguien que tiene un delfín en el tobillo. Algunos de los tatuajes más comunes que indican antecedentes penales son una tela de araña en el codo, tres o cinco puntos en la mano y un reloj sin manillas.

Sexualmente activo

Existe un estereotipo de que las personas con tatuajes más activas en las artes amatorias cuando se trata de sexo. Según un estudio realizado por la Universidad Médica de Silesia en Polonia, las personas con tatuajes son más activas sexualmente que las personas sin tatuajes. Para el estudio reunieron a un gran grupo de personas de 20 a 35 años y les dieron diversos cuestionarios basados ​​en el número de parejas que habían tenido, el comportamiento sexual y su propia valoración sobre lo sexualmente activos que eran.

En los resultados se descubrieron que las personas con piercings y tatuajes tuvieron su primera experiencia sexual a una edad más temprana que las personas sin tatuajes. También son las personas que tienen relaciones sexuales más a menudo con sus parejas. Sin embargo, no se encontraron diferencias en la orientación o actividad sexual que se considera un comportamiento pervertido o peligroso. Básicamente, tener tatuajes no hace a alguien más promiscuo, solo significa que se sienten atractivos y confiados con su cuerpo, y que probablemente disfrutan teniendo relaciones sexuales con más frecuencia que alguien sin tatuajes.

Frases para tatuajes, en inglés y español

Tatuajes simbólicos y su significado

7 datos curiosos sobre la psicología de los tatuajes
4.9 (98.57%) 14 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.