38 impactantes frases de Soren Kierkegaard

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 30 abril 2021.

Soren Kierkegaard fue un filósofo danés, considerado por unos como el padre del existencialismo, mientras que otros le reconocen como el fundador del personalismo cristiano.

En todo caso, Soren Kierkegaard fue un pensador que tocó en sus obras temas inherentes a lo más profundo del ser humano, tales como la libertad, la angustia, la desesperación, la duda y la fe, así como las emociones que invaden a los individuos cuando se encuentran ante determinadas situaciones vitales.

Hoy día, Kierkegaard es un autor bastante reconocido y estudiado, no solo en el campo de la psicología, sino también en el de la teología.

A continuación, expondremos algunas de las sentencias más resaltantes de Soren Kierkegaard.

Frases de Soren Kierkegaard

La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.

La angustia es el vértigo de la libertad.

Toma consejo de tu enemigo.

La mayoría de los hombres persiguen el placer con tal apresuramiento que, en su prisa, lo pasan de largo.

La gente exige la libertad de expresión como una compensación por la libertad de pensamiento, que rara vez utilizan.

La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante.

Si realmente el período de noviazgo es el más bello de todos, ¿por qué se casan los hombres?.

Si te casas lo lamentarás. Si no te casas, también lo lamentarás.

En ninguna cosa la infidelidad es más innoble y repugnante que en el amor.

Dejemos con toda tranquilidad a la gente sabia el orgullo de no caer nunca en contradicción.

¡Qué irónico es que precisamente por medio del lenguaje un hombre pueda degradarse por debajo de lo que no tiene lenguaje!.

Es un deber del conocimiento humano comprender que existen y cuáles son las cosas que no puede entender.

Vivir en el recuerdo es el modo de vida más perfecto que se pueda imaginar.

Los recuerdos, con el tiempo, se vuelven un precioso tema de conversación y en su alma causará más efecto aquello que conmovió tan profundamente su sentir.

Es mejor perderse por la pasión que perder la pasión.

Nuestra vida siempre es la expresión de nuestros pensamientos dominantes.

El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza.

Los dioses no regalan grandezas. Nada verdaderamente grande se obtiene gratis.

Lo que me hace grande no es lo que me sucede, sino lo que hago con ello.

Cuando al hombre se le pone como medida de todas las cosas, se le convierte en esclavo de su propia finitud.

El ser humano es una síntesis de lo temporal y lo eterno, de lo finito y lo infinito.

Solo la persona que es capaz de permanecer en silencio, es capaz de hablar de manera importante.

Gritarle al mundo nuestra infelicidad es más fácil que golpearse el pecho y gemir sobre uno mismo.

El desarrollo es el nuevo nombre de la paz.

Me siento como si fuera una pieza en una partida de ajedrez, cuando mi oponente me indica: esa pieza no puede ser movida.

La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada.

Que otros se lamenten de que los tiempos son malos; yo me quejo de su mediocridad, puesto que ya no se tienen pasiones.

La fe es la pasión por lo posible y la esperanza es el acompañante inseparable de la fe.

Es una sátira aterradora y un epigrama de la era moderna que el único uso que se le da a la soledad es convertirla en un castigo, una sentencia de cárcel.

Hay dos formas de ser engañado: una consiste en creer en lo que no es cierto y la otra en negarse a creer lo que es cierto.

Lo que me etiqueta, me niega.

Atreverse implica perder el equilibrio momentáneamente. No atreverse implica perderse a uno mismo.

Debemos perdonar siempre, recordando que nosotros mismos hemos necesitado el perdón. Tenemos necesidad de ser perdonados mucho más a menudo que de perdonar.

Si alguien a punto de actuar se juzgara a sí mismo por los resultados, jamás comenzaría.

Solo si asumes lo que eres podrás cambiar quien eres.

Cuando oréis, no seáis charlatanes como los paganos, que creen ser escuchados en virtud de su locuacidad.

La fuente más común de la desesperación es no ser quien eres.

La única respuesta estratégicamente inteligente a los horrores de la vida es desafiarlos con la risa.

Estas frases de Soren Kierkegaard nos sitúan verdaderamente ante un filósofo existencialista, pues, ¿quién no ha sufrido alguna vez en la vida o no ha sentido angustia ante una elección u otra?

Definitivamente, Kierkegaard supo tocar, a través de sus frases y aforismos, los verdaderos padecimientos humanos.

Las 35 frases de Federico Fellini más emblemáticas

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

3 comentarios en «38 impactantes frases de Soren Kierkegaard»

  1. Hola! me agrada mucho esta publicación, aunque no tengo la fuente de donde tomo estas frases…
    pero de verdad súper feliz de leer que eres de Venezuela como yo, que soy del estado Mérida y estoy en Barinas, soy ingeniero informático, y me agrado muchísimo leer estas frases, me dio un gran bienestar en mi, saludos cordiales estimada Isbelia. abrazo fuerte y besos también para ti.

    Responder
    • Muchas gracias por tu comentario, Rolando; sus citas las tengo por acá, en mi biblioteca personal, estas son solo algunas, ya que soy egresada en filosofía. Te envío un abrazo. Gracias por leernos. Ahora nos puedes seguir en nuestras redes sociales. Un saludo cálido desde el Zulia.

      Responder
Deja un comentario