El programa de mediación en ruptura de pareja se ofrece como una alternativa extrajudicial al procedimiento contencioso. El objetivo es tratar de separar los problemas interpersonales de aquellos otros relacionados con la regulación de las condiciones de vida futura de todo el núcleo familiar.

Para llevar a cabo esta regulación se diseñan unas sesiones preparatorias, que tienen como objetivo paliar las condiciones emocionales y de falta de información (legal y psicológica) y habilidades mínimas para que puedan llevar sus propias negociaciones en presencia del mediador.


El mediador se encarga de canalizar el intercambio informativo de las partes y aunar las discrepancias para que éstas alcancen acuerdos consensuados y solucionen el conflicto.

Programa de mediación en ruptura de pareja

El programa de mediación en ruptura de pareja está constituido por una serie de fases, cuyo orden no es estático, ya que, dependiendo de la pareja, puede ser necesario volver a reconsiderar aspectos ya tratados en la fase de recepción, o ampliar y discutir cuestiones informativas cuando se está negociando.

Fases del programa de mediación en ruptura de pareja

1. Recepción

El objetivo general es ver si se adecua la problemática presentada al programa informando del contenido del mismo para que los miembros de la pareja por separado juzguen si responde o no a sus expectativas.

Se persigue crear un clima adecuado para que la intensidad emocional disminuya, para que las parejas estén en condiciones de entender qué es la mediación y cómo puede ayudarlas ya a la vez, puedan ofrecer datos personales de la relación de pareja y del proceso de ruptura. Esta primera entrevista es individual, con el fin de que puedan exponer su propia versión de los hechos sin interferencias de la otra parte.

2. Información

Se realiza con ambos miembros de la pareja. Además de resolver dudas planteadas en la primera entrevista, se ofrece una información legal y psicológica para que puedan manejar mejor su situación.

Esta información se construye con base en la obtenida por separado en la primera fase, y sirve para iniciar un intercambio de opinión entre las partes acerca de cómo ven cada una la situación conflictiva, y cómo piensan que pueden resolverla. Esta interacción verbal añade información sobre la dinámica de la pareja y también sobre aspectos en los que ésta coincide.

3. Información a los hijos

Esta fase es opcional, tiene lugar sólo si los padres acceden. El objetivo es dar a conocer a los hijos qué es lo que sus padres hacen en mediación, cómo intentan conseguir acuerdos, aunque elementos emocionales hacen que sea difícil pensar con racionalidad.

También, se les explica cómo pueden ellos ayudarles, no interviniendo en el conflicto que éstos mantienen, y no tomando partido por ninguno. Si alguno de los menores tiene ideas equivocadas en torno a la separación de sus padres o experimenta algún sentimiento negativo sobre este hecho, se intentan corregir dichas ideas o modificar los sentimientos negativos que estén afectándoles.

4. Negociación individual

Tiene como fin modificar percepciones equivocadas y manejar las emociones intensas, además de desbloquear las negociaciones conjuntas. Las negociaciones individuales también se pueden utilizar en momentos posteriores de la negociación, cuando ésta sufre algún parón y resulta útil un encuentro privado con cada miembro de la pareja para que reconsidere su conducta.

5. Negociación avanzada

Consiste en una serie de entrevistas diseñadas para ir tratando los desacuerdos de uno en uno, siguiendo un orden decreciente en cuanto a la solución de problemas.

6. Resolución

Finalmente, en esta fase se elabora un documento donde quedan reflejados los acuerdos por escrito. Tras la lectura individual del documento y corrección de los errores observados por las partes, se revisa el contenido del mismo con la pareja a la vez que se resuelven las dudas planteadas.

Referencias

Bernal, T. (2003). La mediación en ruptura de pareja. Revista Centro de Resolución Alternativa de Conflictos4, 67-88.

González Martín, B. (2001). La mediación familiar: una intervención para abordar la ruptura de pareja. Medifam11(10), 56-60.

Samper, T. B. (2008). La mediación: una solución a los conflictos de ruptura de pareja. Colex.

Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here