mujer-manos-cara

La anticipación ansiosa o catastrofismo es una distorsión cognitiva que se caracteriza por que la persona tiende a anticipar de manera catastrófica cualquier evento o situación que vaya a producirse en el futuro.

¿En qué consiste?

La persona siempre prevé el peor escenario, jugando un poco adivinar el resultado de las situaciones que se pueden producir, y a adivinar el porvenir.

Generalmente está adivinación nunca tiene un sentido positivo, siempre es negativo, y la persona siempre tiende a esperar lo peor.

Por ejemplo piensa que seguro suspenderá un examen, o que está gravemente enferma, si recoge los resultados de una prueba médica, cree que los resultados serán negativos, etc.

Hay una tendencia a, primero anticiparse a los hechos, y luego anticiparse a una manera catastrófica o muy negativa, esperando el resultado siempre sea perjudicial.

¿A quién afecta?

Este tipo de problema cognitivo es muy característico de las personas ansiosas o de las personas neuróticas, que tienden a vivir todo con mucha intensidad, con mucha tensión, y se obsesionan con predecir el porvenir con un resultado bastante nefasto.

Es importante tomar conciencia cuando hacemos esto, porque lo que estamos haciendo con este tipo de pensamientos, es sufrir dos veces por el mismo problema.

Sufrir por duplicado

Sufrimos con anticipado, antes de que suceda, y si finalmente el pronóstico se cumple, y realmente era algo negativo, volvemos a sufrir cuando se da el hecho en sí. Y no tiene sentido sufrir por adelantado por algo que no sabemos si va a pasar o no.

Por ejemplo, si me hago unas pruebas médicas y ya estoy pensando y sufriendo hasta el momento de recoger el resultado, durante dos o tres semanas antes, sin dormir por las noches, anticipando que seguro que saldrá mal, pensando que seguro que estoy gravemente enfermo, etc., y luego llegan los resultados de las pruebas y son positivos, ¿qué sentido tenía haber sufrido por anticipado?

No tiene ningún sentido. Lo único que conseguimos es aumentar nuestra ansiedad, llegar a a estados de miedo, de malestar, y de sufrimiento innecesario.

Tomar consciencia del problema

Así que lo más importante, es darse cuenta y tomar conciencia de cuando estamos cayendo en ese catastrofismo, e intentar no en anticipar siempre que el resultado de los procesos futuros va a ser siempre negativo.

También lo hacemos mucho en las relaciones personales. “Seguro que si digo esto se va a molestar…”, “tal vez si le pido este favor a un amigo se disgusta conmigo o no quiere hacerlo…”

No hay que suponer el resultado de las cosas que no han sucedido, ni hay que anticipar el resultado de las mismas siempre de forma negativa.

Identificar el  problema y poner remedio

No tenemos una bola de cristal para ponernos en la mente del otro, ni tampoco para adivinar el futuro. Por lo tanto es importante identificar cuándo hacemos esto, para poder cambiarlo y no dar por hecho las cosas, ni suponer, ni adivinar, ni anticipar.

Si quieres saber el resultado de alguna acción o proceso, lo mejor que puedes hacer es preguntarlo o es decirlo, comunicarlo a la persona, y esperar a ver cuál es el resultado, porque gran la mayoría de las veces los temores que tenemos no se cumplen, y en los pocos casos en los que sí se cumplen los peores pronósticos, ya actuaremos en consecuencia.

Así que es importante identificar este problema, muy común en personas ansiosas, de adivinación del porvenir de manera catastrófica, y empezar a darnos cuenta e intentar cambiarlo para evitar sufrir por anticipado sobre hechos que no sabemos si van a producirse.

La anticipación ansiosa, en qué consiste
4.5 (90%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.