hombre-feliz-cama

Los orgasmos masculinos por su fisiología son más evidentes que los femeninos. Aunque se suele asociar orgasmo y eyaculación, estos son independientes. La eyaculación se puede producir sin orgasmo, aunque en la mayoría de las ocasiones se producen de manera simultánea, por eso se relaciona los dos procesos como si fuese parte de lo mismo. Como en el orgasmo femenino, el masculino se caracteriza por un conjunto de contracciones musculares que tienen lugar en la pelvis de forma rítmica y que van acompañadas por lo general de una sensación tanto física como psicológica de placer y bienestar.

Se sabe que los hombres pueden experimentar dos tipos de orgasmos. El más común es el llamado orgasmo tradicional y es el más frecuente. El otro es más paulatino, surge más poco a poco y se expande por todo el cuerpo; es el llamado orgasmo total. El resultado de este orgasmo es explosivo, en el cual se experimenta un cosquilleo intenso de cabeza a pies. Es más intenso y duradero que el tradicional. Se le denomina orgasmo total porque no se queda solo en la zona genital sino que se extiende por todo el cuerpo.

Etapas del orgasmo masculino

Los dos tipos de orgasmos tienen una secuencia bastante similar. Al igual que en el orgasmo femenino, en el masculino se habla de cuatro etapas; excitación, meseta, orgasmo y resolución.

Cada etapa tiene los siguientes rasgos distintivos:

  • Excitación: En esta fase es cuando se produce la erección del pene, junto al aumento del tamaño del escroto e incremento del volumen de los testículos.
  • Meseta: La fase de excitación llega a su máximo. Se puede notar una especie de calor o presión en la zona de la pelvis, provocada por el estrechamiento de los vasos sanguíneos, especialmente en las vesículas seminales y la próstata, también aumentará la presión sanguínea, la respiración y el ritmo cardíaco.
  • Orgasmo: En esta fase es cuando normalmente el hombre eyacula. Hay contracciones en el esfínter la uretra y el pene. Y se contrae el esfínter rectal
  • Resolución: Se retorna al estado normal anterior a la excitación.

Un mito que no es cierto es aquel que defiende que el hombre siempre es capaz de llegar al orgasmo y que es la mujer la que tiene más dificultades para llegar al clímax. Aunque en muchas ocasiones así sea, no se puede generalizar. Los hombres también agradecen los juegos previos y nada mejor que una fémina que sepa explorar al máximo el cuerpo masculino.

Técnicas para potenciar el orgasmo masculino

Para potenciar el orgasmo masculino la clave es aumentar la excitación, esta se puede realizar con algunos sencillos trucos;

La estimulación visual es muy poderosa, también funciona muy bien pillarlo por sorpresa, cuando estéis haciendo una actividad cotidiana. Juega con su oreja, besa su cuello, métele la mano en el bolsillo del pantalón. Esto será suficiente para que empiece el juego sexual.

Es importante que la mujer tome las riendas y desnude al hombre. Puede empezar a jugar con su pene de manera manual u oral. Esto hará que la excitación del varón suba rápidamente.

A la hora del coito buscar la postura que más le guste; la del perrito o la del sometido, la mujer arriba pero dándole la espalda, suelen triunfar mucho entre el sexo masculino. Cuando se acerque el orgasmo, la mujer puede retirarse y rozar el miembro viril con la entrada de la vagina y dejar que la vuelva a penetrar, la fricción estimulará todavía más el placer.

El hombre se siente muy excitado cuando ver que su pareja disfruta dándole placer, eso es muy importante si queremos potenciar su orgasmo.

Zonas erógenas masculinas para potenciar el placer

Esta son algunas de las zonas erógenas más comunes del hombre, siempre hay que tener en cuenta que toda la piel es receptiva y que cada uno tenemos nuestros gustos y nuestras zonas predilectas. Es cuestión de no cerrarnos a experimentar nuevas caricias y sensaciones.

Genitales. Serian el pene y testículos. Es la zona predilecta de los hombres. Lo ideal es combinar la estimulación de estos con la de sus otras zonas erógenas. Es importante que al estimular el pene se preste atención también a los testículos, eso sí, la estimulación de estos siempre con delicadeza ya que son muy sensibles.

El punto G masculino. Este punto lo encontramos en la glándula prostática a la que se accede a través del ano. La estimulación anal no es del agrado de algunos hombres ya que se tiende a relacionar con relaciones homosexuales. Pero para los que se atrevan es una zona con una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Se puede usar los dedos mojados en lubricante o algún juguete anal.

Cuello. Es una magnífica zona para estimular ya que en es una zona muy sensitiva. Se puede estimular con besos suaves. Mientras se besa, se puede acariciar pelo, orejas y nuca con los dedos para aumentar las sensaciones.

Boca. Son muchas las terminaciones nerviosas que encontramos en los labios y lengua. Aprender a besar es un arte, es recomendable empezar a besar de una manera suave e ir poco a poco jugando con la lengua, primero rozando los labios y luego en el interior de la boca.

Nalgas. Es una zona que contiene muchos receptores nerviosos y por ello es una zona fácilmente estimulable a través de caricias, palmadas o pequeños pellizcos.

Pecho. Para muchos hombres la estimulación del pecho es muy placentera, se puede acariciar y arañar suavemente. También se puede jugar con los pezones mordisqueándolos.

Abdomen. La zona situada entre el ombligo y el pubis también es de las preferidas por los hombres.  Se puede recorrer con besos de una manera muy sutil antes de iniciar el sexo oral.

Espalda. Finalizamos con la espalda. Un buen masaje puede ser muy placentero por si mismo ya que en esta zona se encuentran importantes receptores sensitivos. Es más que recomendable combinar las caricias manuales con las orales para conseguir una experiencia más placentera.

El orgasmo masculino, técnicas para potenciarlo
4.3 (85.71%) 7 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.