mujer-paraguas

Cuando llegamos a pensar o escuchar la palabra muerte, o el solo hecho de imaginar morir o que muera algún ser querido nos hace sentir agobio, tristeza, angustia, miedo, algo de ansiedad; Los latidos del corazón se aceleran.


La vida y la muerte

El ser humano se enfrenta, a lo largo de su vida, a una serie de preguntas existenciales. Sabemos que existimos, pero no sabemos ni cuál es el sentido ni cuándo dejaremos de existir o al menos de existir tal y como existimos hoy. El miedo a la muerte es natural.

Es normal tener miedo a morir, especialmente si se presenta una situación peligrosa, como un accidente o una enfermedad.


Por ello, “quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo”, solía decir Frankl. Pero para el alcance de ese sentido hay que ser capaz de trascender los estrechos límites de la existencia centrada en uno mismo, y creer que uno puede hacer una importante contribución a la vida; si no ahora, en el futuro, sostenía. Esta sensación es necesaria si una persona quiere estar satisfecha consigo misma y con lo que está haciendo.

Este artículo va dirigido a todas las personas, no solo a personas que ya pasaron por algún proceso de duelo, sino a todas las personas, para reflexionar acerca de nuestra vida y muerte que en algún momento todos vamos a tener. Sé que, no suena bonito, ni agradable hablar de esto, pero creo que en algún momento de nuestra vida es necesario hacer un alto y reflexionar el cómo vemos, interpretamos o sentimos este tema: Muerte, ¿para qué?

Para reenfocar nuestra vida en el presente, para evaluar qué es lo que estamos haciendo y pensando en el presente y que cuando llegue ese momento de partir de esta vida nosotros y nuestros seres queridos, estemos lo más tranquilos, no se niega que será doloroso, de hecho la pérdida en sí es dolorosa, sin embargo, es importante lo que hagamos en vida por nosotros mismos y por los demás, así la despedida será más reconfortable y menos dura, por haber aportado cosas y momentos buenos, entre ellos, palabras buenas, apoyo, buen trato, convivencia sana, amor, experiencias agradables.

Afrontar la muerte como algo natural

La muerte es el término de la vida a causa de la imposibilidad orgánica de sostener el proceso homeostático. Se trata del final del organismo vivo que se había creado a partir de un nacimiento.

Sin embargo, para disminuir la ansiedad y agobio que nos provoca el pensar en que la muerte es o puede ser algo terrible, catastrófico, vamos a ver o interpretar con una filosofía diferente y más sana el término, es cómo hacer una reestructuración en nuestro pensamiento, por ejemplo:

Morir puede significar…

Algún día mis seres queridos y yo, abandonaremos este plano terrenal, será triste, doloroso, sin embargo, (de acuerdo a tus creencias) evolucionaremos en otro plano de vida.

Cuando pienso en la muerte me siento agobiado por lo desconocido, sin embargo, aún no teniendo la certeza de qué pasa después de la muerte, imagínate que al lugar al que voy quizá también será bonito y con nuevas oportunidades para ser feliz.

En algún momento mi vida tendrá un final aquí, sin embargo, puedo aprovechar mi presente, que todavía estoy vivo, para hacer las cosas que me gustan.

Sembraré cosas, momentos buenos en mi presente, en mi ahora, cuando llegue el momento de irme de esta vida, estaré más tranquilo y en paz por lo que sembré y coseché.

Crear una obra propia

Imagínate que eres el protagonista de tu vida y en verdad ¡¡¡que es así!!

Estás a tiempo de imaginar cómo te gustaría que fuera tu vida, proyectos, metas y mas; comienza por planearlo, visualizarlo y llevarlo a la acción.

Hacerte plenamente responsable de tu vida

Esto significa, que la única persona que puede modificar lo que no te a funcionado o hecho sentir feliz eres tú mismo, un ejemplo sería, hacerte consciente y responsable de los pensamientos que puedes sembrarte a ti mismo, pensamientos productivos, sanos, amorosos hacia ti y hacia los demás, así mismo hacerte responsable y llevarlos acabo para que tu vida tenga ese sentido importante y valioso.

Elegir la actitud que tomamos hacia el sufrimiento

El sufrimiento es inevitable, es como suena: ineludible. Tenemos que abordarlo con una actitud de fortaleza, esto puede mejorar de forma significativa el sentido de nuestras vidas.

Hacerte una pregunta de reflexión

¿Qué es lo que puedo y quiero hacer por mi en esta vida, que me haga sentir pleno, feliz y que puedo hacer por los demás?

Todo se puede quitar a un hombre excepto una cosa, la última de las libertades humanas, la de elegir su actitud ante cualquier circunstancia, la de elegir su propio camino”. Viktor Emil Frankl

Poema

En vida hermano, en vida!!

Si quieres hacer feliz
a alguien que quieras mucho…
díselo hoy, sé muy bueno
en vida, hermano, en vida…

No esperes a que se mueran
si deseas dar una flor
mándalas hoy con amor
en vida, hermano, en vida…

Si deseas decir “te quiero”
a la gente de tu casa
al amigo cerca o lejos
en vida, hermano, en vida…

No esperes a que se muera
la gente para quererla
y hacerle sentir tu afecto
en vida, hermano, en vida…

Tú serás muy venturoso
si aprendes a hacer felices,
a todos los que conozcas
en vida, hermano, en vida…

Nunca visites panteones,
ni llenes tumbas de flores,
llena de amor corazones,
en vida, hermano, en vida…

Poema de: Ana María Rabatté

El miedo a la muerte y el sentido de la vida
5 (100%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here