Cuando buscar ayuda psicológica

Tomar la decisión de ir a un psicólogo, de por sí es complicada, la mayoría de las personas llegan con nosotros después de pasar por algún evento traumático o lo suficientemente fuerte como para buscar un cambio. Son pocos los que nos buscan para sencillamente mejorar su calidad de vida. Sin embargo, cuando reconocemos la necesidad de ayuda psicológica, elegimos rápidamente, sin tener en cuenta factores importantes que pueden ser claves en la consecución de nuestros objetivos.

Por eso, es importante aclarar algunos aspectos que te pueden ayudarte a elegir la ayuda psicológica más adecuada según tus necesidades.

1. Tipo de terapia

En primer lugar y antes de empezar la búsqueda, es importante que identifiques que tipo de problemática existe, para así enfocar tu búsqueda a un psicoterapeuta especializado; si los problemas están ocurriendo con un miembro de tu familia y afecta a todos, deberás buscar un psicoterapeuta familiar; si es un problema que afecta a tu hijo, convendría un psicoterapeuta infantil; si afecta a un miembro exclusivamente, lo conveniente sería un psicoterapeuta individual, y si en cambio, se desea trabajar conjuntamente y compartiendo experiencias con otros afectados del mismo problema, se deberá buscar un psicoterapeuta que trabaje con terapia grupal.

2. Las bases de la terapia

Durante el primer encuentro, lo usual es que el psicólogo establezca las bases de la terapia. Aunque todavía no ha hecho un diagnóstico preciso, tendrá que indicarte sus honorarios, el número de sesiones aproximadas y la metodología de trabajo a seguir. Estos detalles te indicarán su nivel de profesionalidad y su conocimiento de tu problema.

Hay que tener en cuenta, que la duración de la terapia depende de la problemática del paciente y del enfoque que utilice el psicoterapeuta. Por ejemplo, será mucho más fácil tratar un miedo que apenas ha surgido, que una fobia ya instaurada con la que has vivido durante varios años. De igual manera, es importante conocer que las terapias cognitivo-conductuales ofrecen resultados más rápidos para una amplia gama de trastornos y que el psicoanálisis suele ser una alternativa más larga. Los psicoterapeutas que saben aplicar la hipnosis clínica también logran obtener excelentes resultados en poco tiempo. Por tanto, en el momento de escoger psicólogo, infórmate sobre el enfoque que este utiliza.

3. El diagnóstico

Otro de los puntos que debes tomar en cuenta es la realización del diagnóstico psicológico; si no te aplica pruebas psicométricas (cuestionarios) o no te proporciona “feedback” de ellas, muy difícilmente pueda hacer con precisión un diagnóstico, así que deberá ser un factor que debas considerar. Una vez que tengas estos resultados se ha de crear un plan de trabajo en conjunto en el que tanto tus objetivos, como los que sugiere el psicoterapeuta sean trabajados a lo largo de las siguientes sesiones.

También debes tomar en cuenta si lleva un expediente clínico con tus datos y en donde se tome nota de todas las actividades que se llevan a cabo en la sesión; personalmente no confío en quienes no llevan expedientes de sus pacientes, nadie puede almacenar datos de quincenas de personas por meses sin equivocarse.

4. Honestidad

Toma en cuenta la honestidad del psicoterapeuta, en el caso de que se permitan las referencias a otras instituciones o a otros médicos, ¿es capaz de decir que él/ ella no está capacitado para llevar el caso?, ¿Te presiona para que asistas con cierto médico o especialista sin darte otras opciones? ¿Justifica sus errores en vez de asumirlos y llevar a cabo soluciones? Pregunta el porqué de estas situaciones y toma una decisión, tú puedes elegir dónde y con quién acudir.

5. Papel activo del psicoterapeuta

La mayoría de las personas piensan que la psicoterapia solo consiste en “contarle tus problemas al psicólogo” durante los 45 minutos que suele durar la sesión, pero, en realidad, un psicoterapeuta no solo escucha, también debe hablar, darte orientaciones, aplicar técnicas e indicarte algunos ejercicios para que hagas en casa. Obviamente, cada psicólogo trabaja de manera diferente pero es importante que presente un papel activo y que te proporcione retroalimentación.

6. La empatía

Numerosas investigaciones apuntan a la empatía como una característica fundamental para que la psicoterapia tenga éxito. Básicamente, el psicólogo no solo tiene que ser capaz de ponerse en el lugar de la persona para comprender las razones que motivan su comportamiento sino que también debe experimentar, al menos en parte, los sentimientos de ésta. Solo así se logra crear una relación que trasmita confianza al paciente y haga que la terapia fluya sin contratiempos.

Obviamente, evaluar el nivel de empatía es complicado, pero si te sientes cómodo en la primera consulta y confías en el psicoterapeuta para contarle tus problemas, es porque has notado, quizás a nivel inconsciente, que se trata de una persona empática.

Finalmente la cercanía, la comodidad, las instalaciones y los costos son también ciertos puntos que hay que tomar en cuenta al momento de elegir a tu psicólogo, no te fíes de terapias extremadamente económicas, ya que el trabajo del terapeuta, no se mide solo en el tiempo y conocimientos mostrados en la sesión, sino que detrás de eso, hay horas de estudio de cada caso concreto, buscando siempre las mejores opciones para cada paciente.

Invertir en un psicólogo es invertir en salud mental y calidad de vida. Y tú, ¿a qué esperas?

Suscríbete a nuestro canal YouTube

¿Cómo elegir psicólogo? El papel del psicólogo
Vota este artículo!

1 Comentario

  1. tal vez valdría la pena mencionar que la terapia cognitivo-conductual es la que avala la Sociedad Americana de Psicología, además es la que ha demostrado mayor efectividad en distintas investigaciones y es el estándar de oro para el manejo de problemas como depresión o ansiedad.

  2. Para mi lo más importante son las ganas que tiene el psicólogo de trabajar para cambiar al paciente y ayudarle. Todo lo demás es secundario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here