dibujo casa

Las pruebas con técnicas proyectivas utilizan estímulos ambiguos para poder evaluar emocionalmente a una persona, en donde saldrán a la luz características de la personalidad que muchas veces no quieren mostrar.

Para poder realizar estas pruebas, el psicólogo usa su criterio para poder analizarlas, hay que recordar que estas pruebas son subjetivas. No hay un patrón de respuesta correctas, si no que el psicólogo es encargado de interpretar las respuestas que dan las personas y así decidir que tipo de personalidad tiene.

Tipos de técnicas proyectivas

Hay varios tipos de pruebas que usan esta técnica, como por ejemplo las manchas de tinta de Rorschach, el TAT, dibujos de figuras humanas, completar oraciones, asociación de palabras, etc. A continuación hablaremos brevemente de cada una de ellas.

El test de Rorschach

La prueba de manchas de tinta de Rorschach, fue creada por el psiquiatra Herman Rorschach en 1921. Esta consta de 10 manchas, unas pueden ser a color y negras.

Para llevar a cabo esta prueba se les pide a las personas que por favor describan lo que ven, una vez dada la descripción el psicólogo les vuelve a poner la figura y le empieza a hacer preguntas relacionadas con la interpretación que dio la persona.


Técnicas proyectivas y la evaluación de la personalidad

El psicólogo tiene que estar atento de todos los comentarios que haga la persona, todos los gestos que esta produce ya que de ahí va a salir el resultado del examen, mediante la interpretación que el psicólogo haga.

Esta prueba se usa por muchos psicólogos alrededor del mundo, sin embargo, algunos protestan porque tiene poca validez ya que está sujeta a la interpretación del profesional, mas no a una interpretación estandarizada.

https://youtu.be/DAqDD_dx1kw

Test de Apercepción Temática (TAT)

Por otro lado, tenemos a la prueba subjetiva de Apercepción temática (TAT). Esta prueba fue creada por Henry Murray y su seguidora Christiana Morgan en el años 1935.

En esta prueba se trata de decir lo que se interpreta en una imagen. Estas imágenes están pegadas en tarjetas. Así, la prueba consta de 31 tarjetas, en donde la mayoría son personas en una situación ambigua, no dice nada.

La persona que está tomando la prueba tiene que crear una pequeña historia en base a lo que interpreta. El deber del psicólogo es interpretar lo que la persona dice y tratar de analizar los sentimientos, logros, y el poder que siente esta persona.

Una vez más, esta prueba, por ser subjetiva, se basa en las interpretaciones que hace el psicólogo que realiza la prueba. Por lo tanto, la formación y la práctica son imprescindibles para hacerlo correctamente.

Test de Machover

La siguiente prueba por evaluar es la de dibujos de figuras humanas. Creada por la psicóloga Karen Machover en 1949. En esta prueba se tiene que dibujar a una persona.

De acuerdo con las características del dibujo, el psicólogo lo interpretará y aportará un significado para cada cosa o detalle. Por ejemplo, si el paciente dibuja a la persona con los genitales muy grandes, puede significar que le preocupa su sexualidad.

Desgraciadamente, esta prueba no se considera 100% valida, ya que algunas personas no pueden dibujar correctamente lo que ven, piensan o sienten. Por lo tanto, la interpretación se verá afecta debido a la destreza artística que tiene una persona.

Técnicas proyectivas: conclusiones

Pese al esfuerzo que se ha hecho por sistematizar alguna de estas pruebas, como el Rorschach, las técnicas proyectivas siguen siendo demasiado subjetivas. Es decir, son demasiado dependientes de la interpretación que haga el psicólogo en cada caso.

Esto puede significar que, ante un mismo resultado, dos psicólogos hagan interpretaciones diferentes, disminuyendo tanto la fiabilidad como la validez.

Pese a estas limitaciones, estas pruebas siguen siendo utilizadas. Sin embargo, se debe realizar un proceso formativo detallado y constante para evitar incurrir en errores y sesgos interpretativos. No obstante, como es sabido, los profesionales que utilizan este tipo de pruebas no suelen dejar nada al azar, ni desdeñan su propia formación.

Referencias

  • Álvarez, A., & Alonso, M. C. (2001). Técnica de Rorschach: antecedentes, situación actual y perspectivas. Revista Cubana de Psicología, 57-62.
  • Murray, H. (1988). Test de apercepción temática. TAT) Ed. Paidos, Bs. As.
  • Portuondo, J. A. (2012). La figura humana: test proyectivo de Karen Machover. Siglo XXI.

Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here