test-series-letras

En esta entrada hablaremos en profundidad de las series alfabéticas, también conocidas como series de letras, y que son muy utilizadas en procesos de selección de personal, oposiciones y pruebas psicotécnicas en general. Si lo prefieres, también puedes ver esta entrada en vídeo.

Te enseñaremos cómo superar este tipo de series y te desvelaremos todos sus secretos.

Te recomendamos que des un repaso a nuestro video de series numéricas ya que la mayoría de series alfabéticas no son más que un caso concreto de aquellas.

Las series alfabéticas se presentan como un conjunto de letras que siguen un orden lógico que tendremos que descubrir, para deducir la siguiente letra de la serie.

Para resolver con soltura este tipo de preguntas y minimizar los errores, es muy importante dominar el orden alfabético y conocer la posición que ocupa cada letra en el mismo. Así, por ejemplo, la letra “A”, está asociada al número 1, ya que ocupa la primera posición del alfabeto, la letra “B”, está asociada al número 2 y así sucesivamente hasta la letra “Z” que ocupa la posición 27 en el alfabeto español. El abecedario debe considerarse de forma cíclica, es decir después de la letra “Z” continuaría la “A” y así sucesivamente.

Normalmente, las letras dobles: “CH”,  “LL” y “RR” no se consideran parte del alfabeto a la hora de resolver las series aunque siempre que sea posible, es conveniente preguntarlo al examinador.

Series alfabéticas simples

Estas son las series más sencillas y las que seguro nos vamos a encontrar en cualquier test psicotécnico. Vamos a poner con un ejemplo:

B D F H ?

Si nos fijamos, podemos ver que el orden alfabético de las letras aumenta progresivamente.

Si sustituimos cada letra por el valor numérico correspondiente a la posición de cada una dentro del alfabeto, la serie anterior se convierte en esta otra, a la que llamaremos “serie base”:

2 4 6 8 ?

Y si recordamos lo aprendido en el vídeo de series numéricas, veremos que hay un incremento de +2 unidades entre cada dos elementos de la serie base:

Tenemos por lo tanto una serie aritmética de factor fijo (+2), por lo que el siguiente valor de la secuencia se obtendrá al añadir 2 al último elemento de la serie, es decir: 8 + 2 = 10.

Ahora tenemos que buscar la letra que ocupa la décima posición del alfabeto, que es la “J”, y esta es la respuesta correcta.

Esta serie es sencilla, pero en otras más complicadas puede ser útil disponer de una tabla para calcular las equivalencias de número a letra y viceversa de forma rápida.

No podremos llevar esta tabla con nosotros para hacer el test, pero probablemente dispondrás de papel para hacer cálculos y en él podremos escribir la tabla de equivalencias.

En el ejemplo que hemos visto antes, la serie base es de factor fijo, pero podemos encontrarnos con cualquier tipo de los que vimos en el vídeo de series numéricas: Aritméticas de factor fijo o variable, geométricas de factor fijo o variable, potencias, etc.

Veremos algunos ejemplos de varios tipos para que quede más claro. Intenta resolver las series que te proponemos antes de ver la solución.

Intenta descubrir la letra que continúa esta serie:

E F H K Ñ ?

La resolución de esta serie no es tan evidente como en el caso anterior, así que la manera más fácil de proceder es obtener la serie numérica base.

Utilizando la tabla que hemos mencionado antes obtenemos esta serie numérica base:

5 6 8 11 15 ?

Si no vemos claro el factor de la serie, lo mejor es calcular los incrementos entre cada dos términos de la serie:

5     (+1)     6     (+2)     8     (+3)     11     (+4)     15           ?

Si nos fijamos en el incremento vemos que tenemos una serie que aumenta en una unidad entre cada dos términos, por lo que el siguiente incremento será (+5).

Por lo tanto, el siguiente elemento de la serie base será 15 + 5 = 20 y si miramos en la tabla de equivalencias veremos que la posición 20 del alfabeto la ocupa la letra “S”, así que esta será la respuesta.

Ahora vamos a complicarlo un poco más. Encuentra la letra que continúa esta serie:

O H D B ?

En este caso tenemos una serie decreciente. La manera más fácil de proceder es, de nuevo, obtener la serie numérica base:

16 8 4 2 ?

Obtenemos los incrementos entre cada dos términos:

16     (-8)      8      (-4)       4      (-2)       2             ?

En este caso no tenemos un factor fijo, así que podría tratarse de una serie aritmética de factor variable o de una serie geométrica.

Vamos a ver si se trata de una serie geométrica obteniendo el factor multiplicador (o divisor) entre cada dos términos de la serie base que es: (÷2)

Tenemos una serie aritmética en la que cada elemento se calcula dividiendo el anterior entre 2, así que el siguiente elemento de la serie base será: 2 ÷ 2 = 1 y la letra que ocupa esa posición en el alfabeto es la “A”.

Vamos a ver un último ejemplo antes de pasar al siguiente apartado:

J S C M V ?

Este caso es algo desconcertante ya que tenemos una de las letras del principio del alfabeto, la “C”, en medio de la serie, y a ambos lados tiene letras que están posicionadas más adelante en orden alfabético por lo que, a primera vista, no queda claro si se trata de una serie creciente o decreciente.

Procederemos de la manera habitual, así que vamos a calcular la serie numérica base:

10 20 3 13 23 ?

Aquí, los incrementos de la serie base no nos dan un factor claro:

10     (+10)      20     (-17)      3      (+10)       13     (+10)      23           ?

En este caso, debemos recordar que el alfabeto tiene una secuencia cíclica a la hora de resolver las series. Es decir, la siguiente letra tras la “Z” será la “A” que ocuparía la posición “28”.

Dado que vemos que el factor (+10) aparece en varias ocasiones, comprobaremos si la letra “C” está a (+10) posiciones de la letra “S” y efectivamente vemos que así es.

Desde la “S” hasta la “Z” y luego desde la “A” hasta la “C”, hay un total de 10 posiciones, así que, al sumar (+10) al número 20 excedemos la longitud del alfabeto por lo que debemos restar 27 (que es el número de letras del alfabeto) para obtener de nuevo la posición válida de una letra.

En este caso 20 + 10 – 27 = 3, que corresponde con la letra “C”. Con esto hemos demostrado que el factor de la serie es (+10) por lo que si lo sumamos al último elemento de la serie base tendremos 23 + 10 = 33 y si restamos 27 obtendremos 6, que es la posición de la letra “F”.

Con estos ejemplos, ya se puede ver claramente la manera de resolver este tipo de series.

Si nos apoyamos en la tabla de equivalencias, podemos convertir cualquier serie alfabética en una serie numérica y resolver esta con todo lo aprendido en el vídeo de series numéricas.

Múltiples series alfabéticas intercaladas

Al igual que ocurría en las series numéricas, es posible encontrar dos o más series anidadas en una sola. Este tipo de series son fáciles de detectar ya que la longitud de la serie será mayor.

Una vez hemos llegado a la conclusión de que estamos frente a dos series intercaladas, procederemos a resolver únicamente la serie que afecta a la solución. Vamos a ver algunos ejemplos:

C Z D Z F Z G Z I Z J Z L Z ?

Aquí vemos que la “Z” se repite entre cada dos letras por lo que tendremos dos series intercaladas. Una muy sencilla en la que siempre aparece la misma letra y esta otra:

C D F G I J L ?

Al calcular la serie base obtenemos lo siguiente:

C    (+1)   D   (+2)  F  (+1)    G   (+2)    I   (+1)    J    (+2)     L         ?

Los incrementos son alternativamente (+1) y (+2), por lo que el siguiente incremento será (+1) y la letra que nos piden es por lo tanto la “M”.

En este caso, una de las series tenía todos sus términos iguales, (la letra “Z”), pero no siempre nos lo pondrán tan fácil. Veamos un último ejemplo más complicado:

T D S E R G Q J P N O ?

La longitud de la serie ya nos hace sospechar que se pueda tratar de dos series intercaladas, así que vamos a separarlas para intentar resolverlas:

Serie 1:           T             S             R             Q            P             O
Serie 2:           D             E             G            J              N            ?

Dado que el valor que nos piden corresponde a la serie 2, nos podemos olvidar de la primera serie (aunque parece que se trata de una simple serie decreciente con factor 1).

Calculamos la serie base de la segunda, y su incremento, y obtenemos esto:

4   (+1)   5    (+2)     7     (+3)    10    (+4)    14          ?

El salto entre cada dos valores de la serie se incrementa en una unidad por lo que el siguiente incremento será (+5) y el siguiente valor de la serie base será 14 + 5 = 19 que corresponde con la letra “R”.

Aunque no suele ser muy habitual, podríamos encontrarnos con hasta tres series intercaladas. Será la longitud de la serie la que nos dará pistas sobre si se trata de una serie múltiple o no.

Series mixtas

Las series mixtas están formadas por series numéricas y alfabéticas mezcladas. Sería un caso concreto del apartado anterior en el que una de las series no es alfabética.

El procedimiento para resolverlas sería el mismo que explicamos antes. En este caso será más evidente que nos encontramos frente a dos series intercaladas.

Veamos algún ejemplo:

S 45 X 28 C 11 H 21 M ? Q

Aquí nos encontramos con varias sorpresas. La primera es que el valor que nos piden no es la última posición.

Esto puede ocurrir y no debería preocuparnos. El procedimiento a seguir ya se vio en el vídeo de las series numéricas.

Lo que sí resulta preocupante es que la serie numérica no hay por dónde cogerla, y lamentablemente el valor que nos piden es, precisamente, de esa sub-serie.

Los valores numéricos aumentan y disminuyen sin ningún criterio claro, así que tras unos minutos de frustración intentando resolver la serie, vamos a ver si ambas están interrelacionadas, es decir, que los valores de una dependen de la otra.

Dada la naturaleza cíclica de las series alfabéticas, es posible que la serie numérica se base en las posiciones de las letras de su alrededor y se convierta también en una serie cíclica.

Para comprobarlo, sustituiremos los valores de cada letra por su posición en el alfabeto y rezaremos para que llegue la inspiración:

20    45   25   28   3   11   8   21   13   ?   18

Aquí, ya vemos que los valores de la serie numérica crecen y decrecen según lo hacen los valores de la serie alfabética, por lo que es cuestión de tiempo que lleguemos a la conclusión de que los valores de la serie numérica se calculan sumando los valores de la serie alfabética de su alrededor: 45 = 20 + 25, 28 = 25 + 3, 11 = 3 + 8, 21 = 8 + 13 y por consiguiente el término buscado será 13 + 18 = 31.

Esto nos da una idea de la variedad de enunciados de series que nos pueden plantear.

La única manera de superar con éxito cualquier problema de este tipo se basa en practicar todo lo posible este tipo de ejercicios para así ser capaces de reconocer rápidamente cada caso y no perder tanto tiempo durante las pruebas reales.

Alteraciones y variaciones

Ya hemos visto cómo resolver las series básicas, que suelen ser la mayoría de las que nos encontraremos.

Sobre esas series, los examinadores añaden en ocasiones algunas alteraciones que también afectan al resultado.

Estas alteraciones suelen basarse en la repetición de elementos de una serie, distinción entre vocales y consonantes, el uso de mayúsculas y minúsculas, series de bloques o una combinación de todas ellas.

Vamos a ver algunos ejemplos:

M N N P Q Q S T T ?

Si ya tenemos práctica con las series alfabéticas, podremos resolver la mayoría de ellas sin necesidad de recurrir a calcular la serie base.

En este caso, vemos claramente una serie alfabética ascendente en la que uno de cada dos valores se repite.

Se observa también que al repetirse una letra se salta una posición en el alfabeto, por lo que el siguiente valor será “V”.

Veamos otro caso:

O e U i A ?

En este ejemplo observamos claramente que se alternan mayúsculas y minúsculas y que se están utilizando vocales únicamente.

Se trata de una serie descendente con un salto de una letra entre cada dos términos de la serie.

Dado que se trata de una serie cíclica, la siguiente letra será una “o” minúscula.

También se podría ver como una serie cíclica ascendente con un factor de +3 y la solución sería exactamente la misma.

Veamos un último ejemplo dentro de este apartado:

1AAZ B2BY CC3X ?

En este caso tenemos una serie alfabética en bloques que mezcla números y letras. Un auténtico galimatías.

Aquí tenemos que intentar buscar la lógica de los términos de la sucesión viendo las pautas que siguen.

Por un lado, vemos que en cada bloque aparece un único número, que se incrementa en cada término y que se va desplazando hacia la derecha coincidiendo con la posición que ocupa dentro del bloque.

Dado que todos los términos tienen la misma longitud de 4 caracteres, podemos deducir que el término buscado tendrá este aspecto: ???4.

Podemos observar también que en cada bloque tenemos una letra que se repite, que avanza en orden alfabético y que siempre está a la izquierda de la otra letra, por lo que la solución debería tener este aspecto: DD?4

Y por último, vemos que la letra que nos falta avanza en orden alfabético descendente, así que el bloque buscado será: DDW4.

Series literales

Las series literales se basan en palabras individuales o en conjuntos de palabras que siguen un orden lógico. De estas palabras se toma normalmente la inicial que se utiliza para construir la serie.

Vamos a ver unos ejemplos que te lo dejarán más claro. Imagina que te proponen esta serie:

U D T C C S S O ?

Dado que es una serie bastante larga, y no parece seguir ningún patrón en su conjunto, podríamos pensar que se trata de dos series intercaladas, pero tras varios minutos de infructuosos esfuerzos, tendremos que plantear otras alternativas.

En este caso de trata de una serie alfabética literal formada por las iniciales de un conjunto de palabras ampliamente reconocibles y que siguen un orden.

¿Adivinas cuáles son esas palabras? Esta es la solución:

Uno   Dos   Tres   Cuatro   Cinco   Seis   Siete   Ocho   ?

Ahora está bastante más claro, ¿no? El siguiente elemento de este conjunto de palabras sería “Nueve” y por lo tanto la siguiente letra de la serie sería “N”.

Te proponemos otros ejemplos típicos, junto con su solución, pero debes tener en cuenta que cualquier conjunto de palabras que siga un orden establecido puede ser un buen candidato para este tipo de series.

L M M J V ?

En este caso se trata de los días de la semana Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y el siguiente elemento será Sábado, por lo que la solución de la serie será “S”.

Vamos a probar con otra serie:

E F M A M J ?

¿Lo has solucionado? Efectivamente, se trata de los meses del año: Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, así que la letra buscada es la “J” de Junio.

Y un último caso de este tipo:

P S T C Q ?

Que se correspondería con los números ordinales: Primero, Segundo, Tercero, Cuarto, Quinto y el término que buscamos, será la “S” de Sexto.

En este tipo de problemas también es posible que encuentres una serie que representa un conjunto de palabras ordenado a la inversa, es decir, la primera serie de este apartado se convertiría en esta:

N O S S C C T D ?

Vamos ahora con otro ejemplo distinto. Intenta resolver esta otra serie:

? T E B A F L A

Además de las series basadas en conjuntos de palabras ordenadas, podemos encontrar otras que se basen en una única palabra.

Acostumbran a representarse como la propia palabra escrita al revés, aunque también es posible encontrar sus letras desordenadas. En este caso, si invertimos el orden de la serie, tenemos: A L F A B E T ?

Por lo que la solución sería la letra “O” para formar la palabra “ALFABETO”.

Otro conjunto de letras muy utilizado en las series alfabéticas es el de los números romanos: I, V, X, L, C, D, M.

Casos especiales

Si creías que ya habíamos visto todos los tipos de series alfabéticas existentes, estás muy equivocado.

Igual que ya comentamos en el vídeo de series numéricas, la imaginación de los examinadores puede crear series de lo más variopinto por lo que hay que tener la mente abierta a la hora de intentar solucionarlas.

Dependiendo del nivel académico de los participantes en la prueba es posible que te encuentres con series basadas en el orden de los números primos, en potencias de números,  en la serie de Fibonacci, etc.

Por lo que, si una serie se te resiste, es probable que no esté basada simplemente en el orden numérico de las letras en el alfabeto y tendrás que buscar métodos resolutivos alternativos.

Así que, para acabar, te proponemos una última serie para que te estrujes las neuronas.¡Suerte!

A A A C E I M M S T ?

La verdad es que se trata de un ejemplo bastante complicado. Tras intentarlo como serie múltiple, conjunto ordenado de palabras y arrugar varias hojas de papel, vamos a ver qué información podemos extraer de la serie.

Podemos observar que las letras aparecen en orden alfabético, pero somos incapaces de encontrar una secuencia, ni con números primos, ni con Fibonacci, ni con conjuntos de palabras conocidas, ni con los elementos de la tabla periódica,… así que podemos pensar que se trata de un conjunto de letras que tienen un significado en su conjunto, es decir, se trata de una palabra.

Dado que la palabra no está escrita del derecho ni del revés, llegamos a la conclusión de que sus letras han sido reordenadas, y ¿de qué manera? Pues, ¡en orden alfabético!

Así que ahora “solo” tenemos que encontrar una palabra que contenga todas las letras de la serie incluyendo la letra que debemos averiguar. Salvo que tengamos una inspiración divina, tras varios intentos de juntar parejas de letras consonante-vocal de todas las formas imaginables, obtenemos la palabra MATEMA?ICAS, por lo que nos daremos cuenta de que la letra buscada es la “T”.

La buena noticia es que es poco probable que encuentres series tan complicadas en las pruebas psicotécnicas, y ya sabes que en cualquier caso es recomendable dejar las que te resulten más difíciles para el final.

También tienes disponible esta entrada en video:

¡Mucha suerte en tus oposiciones!

Test para practicar para oposiciones

Series alfabéticas en los test psicotécnicos, cómo superarlas
5 (100%) 2 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.