Psicofisiología: qué nos dice el cuerpo



El cuerpo nos transmite señales, pero no siempre sabemos escucharlas o no tenemos los medios necesarios para registrarlas. Gracias a la psicofisiología podemos “escuchar” las señales de nuestro cuerpo y dejar constancia. También debemos mencionar que los avances tecnológicos de los últimos años han proporcionado una gran revolución en el mundo de la psicofisiología. De este modo, el estudio del ser humano desde esta disciplina ha podido avanzar a grandes pasos.

A lo largo del artículo, se presentará el concepto de psicofisiología, así como las seis fases de obtención de información a través de las herramientas necesarias. Cuando hace más de cien años comenzó el estudio psicológico del ser humano, estos avances todavía eran impensables. ¿Hasta qué punto se habría desarrollado la disciplina su tuviéramos estas herramientas desde hace más de un siglo? ¿Qué hallazgos se podrán producir dentro de otros cien años? ¡Comencemos!



Psicofisiología: Introducción

Jaime Vila y Pedro Guerra (2009) describen la psicofisiología como el estudio de “las relaciones entre lo psicológico y lo fisiológico utilizando técnicas de registro que no alteran el funcionamiento psicológico”. Los autores señalan a la revolución electrónica como un aspecto fundamental en el desarrollo de esta disciplina. En concreto, tres aspectos marcaron un antes y un después:

  1. El aumento de la precisión de los registros y la disminución del peso y del tamaño de los amplificadores y de los equipos poligráficos.
  2. Los ordenadores digitales han permitido una mejora a la hora de representar, almacenar y analizar las señales fisiológicas. Gracias a ello, se han mejorado los sistemas tradiciones de registros.
  3. El desarrollo de los sistemas computerizados de detección y extracción de señales biológicas han permitido el descubrimiento de nuevas variables psicofisiológicas.

Como afirman Vila y Guerra (2009): “las técnicas psicofisiológicas son conjuntos de procedimientos destinados a registrar la actividad fisiológica del organismo de forma no invasiva mientras se manipulan las condiciones ambientales destinadas a influir en la conducta motora, emocional y cognitiva del sujeto”.

Por un lado, encontramos el registro fisiológico. Para llevar a cabo este registro se requieren los instrumentos necesarios y una serie de fases. Por otro lado, la manipulación psicológica hace referencia a las condiciones psicológicas del registro. Esto es, las variables que deben controlarse (laboratorio y la persona con la que se va a experimentar) y las variables que surgen de la investigación (variables independientes).

¿Qué áreas estudia la psicofisiología?

Los procesos psicológicos básicos suelen ser el objeto de estudio de la psicofisiología: memoria, pensamiento, lenguaje, sensación, atención, percepción, motivación emoción… Sin embargo, los aspectos en los que ha incidido con especial interés son:

  • Emoción y motivación.
  • Estados de conciencia, más concretamente, vigilia y sueño.
  • Tipos de aprendizaje: habituación y condicionamiento clásico.
  • Procesos cognitivos: memoria, lenguaje y atención.

Fases en psicofisiología: cuando “escuchamos” al cuerpo

Las fases de la obtención de las señales psicofisiológicas son seis:

  1. Captación.
  2. Modulación.
  3. Amplificación.
  4. Registro.
  5. Análisis.
  6. Interpretación.

Las cuatro primeras fases se realizan mediante un polígrafo. ¿En qué consiste esta herramienta de nombre tan conocido? Como describen Vila y Guerra (2009), el polígrafo es “el instrumento que permite captar, modular, amplificar y registrar gráficamente las señales psicofisiológicas a partir de la colocación de sensores en la superficie externa del cuerpo”. La fase de análisis suele hacerse a partir del registro gráfico y la interpretación depende de las características fisiológicas de la señal y del contexto psicológico en el que se han registrado.

Captación

La fase de captación depende en gran medida de las características de las señales de origen. Existen de varios tipos, pero en psicofisiología interesan sobre todo de dos tipos: bioeléctricas y biofísicas. Las señales bioeléctricas se captan a través de electrodos. Existen electrodos de aguja y los de superficie. Los primeros son de aplicación subcutánea y no se usan en psicofisiología. Los de superficie son colocados sobre la piel y existen varios tipos:

  • Desechables. Poseen un sistema de sujeción a la piel a través de discos adhesivos y contienen gel electrolítico en su interior. Por ejemplo, un uso común es el que se lleva a cabo en los electrocardiogramas en los hospitales.
  • Botón. Los electrodos de botón son como los anteriores pero si la base de sujeción ni el gel incorporado. Se usan para casi todos los tipos de registro.
  • Cazoleta. Transmiten las señales desde la cabeza del electrodo hasta el polígrafo. El sistema de sujeción son discos adhesivos de doble cara y gel electrolítico.
  • Cuchara. La parte fija no está rodeada por un borde de plástico, así pues suelen fijarse, por ejemplo, con esparadrapo.

Cuando las señañes son biofísicas (mecánicas, acústicas, térmicas, etc), su captación se lleva a cabo a través de sensores llamados transductores y existen varios tipos:

  • Fotopletismógrafos. Detectan cambios en la luz y transforman estos cambios en señales eléctricas. Suelen emplearse en al registro del pulso sanguíneo.
  • Bandas de tensión. Transforman la tensión en señales eléctricas. Se utilizan, por ejemplo, en el registro de la respiración.
  • Transductores de fuerza. La fuerza que se aplica sobre el dispositivo se convierte en señal eléctrica.
  • Termistores. Convierten las señales de temperatura en señales eléctricas.

Modulación

Una vez que se ha captado y se ha transmitido la señal fisiológica en señal eléctrica entra en juego la modulación. Los preamplificadores del polígrafo son los encargados de la modulación. Existen dos tipos de modulaciones:

  • Filtrar o eliminar la señal que son ajenas a la señal de interés. Cuando el filtrado se realiza a través de circuitos electrónicos se llama filtrado analógico; cuando se realiza a través de procedimientos matemáticos se conoce como filtrado digital.
  • Transformación de la señal eléctrica filtrada en otra más fácil de analizar e interpretar. Se realiza a través de diversos circuitos electrónicos, entre los que destacan los tacómetros y los integradores.

En este caso, nos centraremos más en los analógicos. Se trata de filtros a través de los cuales se pueden eliminar ciertos componentes de la señal en función de la frecuencia. Existen cuatro tipo de filtros:

  1. Filtros de paso alto. Permiten el paso de las frecuencias altas y atenúan las bajas.
  2. De paso bajo. Permiten el paso de las frecuencias altas y atenúan las altas.
  3. De paso de banda. A través de estos filtros se pueden recoger las señales establecidas en un rango concreto.
  4. De banda específicos. Atenúan las señales de un rango concreto establecido.

Amplificación

Los amplificadores tienen como objetivo agrandar el tamaño de la señal eléctrica original. La señal aumenta hasta que la amplitud de salida tenga un gran tamaño. La finalidad es que sea compatible con otros sistemas eléctricos. Este proceso de calibración es fundamental, sin él no se pueden analizar los datos de forma cuantitativa. La modulación se lleva a cabo mediante una serie de mandos del amplificador:

  • Mando de calibración. Facilita el ajuste del grado de amplificación a una señal eléctrica estándar conocida.
  • Mando de sensibilidad. Determina el grado de amplificación.

Registro

El registro puede llevarse a cabo de forma tradicional a través de papel y oscilógrafos y plumillas de tinta o a través de ordenadores. En el primer modo, el registro es estático, esto es, una vez que se registra la señal no se puede volver a transformar en señal eléctrica. El registro a través de ordenadores es dinámico y permite almacenar los resultados en bases de datos.

Análisis e interpretación

El tipo de análisis depende de la variable fisiológica que se ha registrado y de los objetivos establecidos en el estudio. Existen cuatro formas generales de analizar los datos:

  • Análisis espacial.
  • Análisis en el dominio del tiempo.
  • Dominio de la frecuencia.
  • Modelos mixtos tiempo y frecuencia.

Una vez que se han registrado y analizado las señales psicofisiológicas se interpretan. La interpretación depende tanto de las características fisiológicas de la señal original como del contexto psicológico en el que se han registrado.

Bibliografía

Vila, J. y Guerra, P. (2009). Introducción a la psicofisiología clínica. Madrid: Pirámide.

Psicofisiología: qué nos dice el cuerpo
4.5 (90%) 2 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here