cerebro-puzzle
Constructivismo

La teoría de la personalidad de Kelly

La teoría de la personalidad y los constructos personales de George Kelly sugiere que las personas desarrollan sus propias construcciones personales sobre cómo funciona el mundo. La gente entonces usa estos constructos para dar un sentido a sus observaciones y experiencias.

El mundo en que vivimos es el mismo para todos nosotros, pero la forma en que lo experimentamos es diferente para cada individuo. Por ejemplo, imagina que vas con un amigo van a dar un paseo por el parque y os encontráis con un gran perro correteando por ahí.

Puede que tú pienses inmediatamente que se trata de un animal adorable al que te gustaría acariciar. Tu amigo, por otro lado, ve a un animal amenazador al que prefiere evitar. ¿Cómo pueden dos personas tener una interpretación tan diferente del mismo evento?

Según el psicólogo George Kelly, nuestra personalidad se compone de las diversas construcciones mentales a través de las cuales cada persona ve la realidad. Kelly creía que cada persona es en realidad como un científico. Al igual que los científicos, queremos entender el mundo que nos rodea, hacer predicciones sobre lo que sucederá a continuación y de este modo crear teorías para explicar los acontecimientos.

¿Cómo funciona la teoría de los constructos personales?

Kelly afirmaba básicamente que las personas comenzamos primero desarrollando un conjunto de construcciones personales, que son esencialmente representaciones mentales que utilizamos para interpretar eventos. Estas construcciones se basan en nuestras experiencias y observaciones.

Hemos de saber que a principios de los años cincuenta, las perspectivas conductuales y psicoanalíticas eran todavía muy dominantes en la psicología. Por eso cuando Kelly propuso su teoría del constructo personal como una visión alternativa que se alejó de estos dos puntos de vista prominentes.

En lugar de ver a los seres humanos como sujetos pasivos que actúan según los refuerzos y castigos del entorno (conductismo) o sus deseos inconscientes y experiencias infantiles (psicoanálisis), Kelly creía que las personas desempeñaban un papel activo en cómo recogen e interpretan el conocimiento.

“El comportamiento no es la respuesta a la pregunta del psicólogo; es la cuestión”, decía.

A medida que vivimos nuestras vidas, realizamos “experimentos” que ponen a prueba nuestras creencias, percepciones e interpretaciones. Si nuestros experimentos funcionan, fortalecen nuestras creencias actuales. Cuando no lo hacen, es cuando somos capaces de cambiar nuestras opiniones.

¿Por qué estos constructos son tan importantes?

Porque según Kelly, experimentamos el mundo a través de la “lente” de nuestras construcciones. Estas construcciones se utilizan para predecir y anticipar eventos, que a su vez determina nuestros comportamientos, sentimientos y pensamientos.

Kelly también creía que todos los acontecimientos que ocurren están abiertos a múltiples interpretaciones, a las que se refirió como alternativismo constructivo. Cuando estamos tratando de dar sentido a un evento o situación, también somos capaces de escoger y elegir qué constructo queremos usar. Esto a veces ocurre a medida que se desarrolla un evento, pero también podemos reflexionar sobre nuestras experiencias y luego optar por verlas de diferentes maneras.

¿Cómo usamos los constructos?

Kelly creía que el proceso de usar constructos funciona de la misma manera que un científico utiliza una teoría. Primero, comenzamos por la hipótesis de que una construcción particular se aplicará a un evento particular.

A continuación, probamos esta hipótesis mediante la aplicación de la construcción y la predicción del resultado. Si nuestra predicción es correcta, entonces sabemos que la construcción es útil en esta situación y la conservamos para su uso futuro.

Pero, ¿qué pasa si nuestras predicciones no se hacen realidad? Podríamos reconsiderar cómo y cuándo aplicamos el constructo, podríamos alterar el constructo, o podríamos decidir abandonar el constructo por completo.

Las recurrencias juegan un papel importante en la teoría del constructo personal. Las construcciones emergen porque reflejan cosas que con frecuencia se repiten en nuestra experiencia. Kelly también creía que las construcciones tienden a organizarse de manera jerárquica.

Por ejemplo, las construcciones más básicas lógicamente se encuentran en la base de la jerarquía, mientras que las construcciones más complejas y abstractas se encuentran en niveles más altos.

Kelly también postulaba que las construcciones son bipolares; de modo que, cada construcción consta de dos lados opuestos. Algunos ejemplos serían “activo vs pasivo”, “estabilidad vs cambio”, “amistoso vs hostil”, etc. La perspectiva que una persona aplica a un evento se conoce como el polo emergente. El polo que no se está aplicando activamente es el polo implícito.

Es esencial recordar el énfasis en la individualidad en la teoría del constructo personal. Los constructos son intrínsecamente personales porque se basan en las experiencias de vida de cada persona. El sistema de construcciones de cada persona es único, y es la naturaleza individual de estas experiencias las que forman las diferencias entre las personas.

Conclusión

Kelly creía que las personas tienen una necesidad fundamental de predecir los acontecimientos que experimentan, y lo hacen desarrollando un sistema de construcciones personales, que utilizan para interpretar o interpretar nuevos eventos. Las construcciones derivan de elementos recurrentes en la experiencia de cada uno, son desarrollados por separado por cada persona y el sistema de construcciones de cada persona es único.

Te puede interesar: La teoría cognitivo constructivista y el enfoque de los constructos personales

Los constructos personales de Kelly
4.7 (93.33%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.