Como su nombre indica, la Terapia Conductual se centra en el comportamiento humano y mira para erradicar el comportamiento no deseado o la mala adaptación. Normalmente este tipo de terapia se utiliza para las personas con problemas de comportamiento o problemas de salud mentales que implican un comportamiento no deseado. Ejemplos de esto incluyen las adicciones, ansiedad, fobias y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

La Terapia Conductual es un tratamiento basado en la acción que tiene como objetivo promover el cambio de comportamiento positivo. Otras terapias como la terapia psicoanalítica tienden a ser más centrada en el conocimiento y profundizar en el pasado. En la terapia conductual, el pasado sigue siendo importante, ya que a menudo revela dónde y cuándo surgió el comportamiento no deseado, sin embargo, se centra más en el comportamiento actual y en las formas en que se puede rectificar.

La premisa detrás de la Terapia Conductual es que el comportamiento puede ser aprendido y a la vez modificado. El objetivo es ayudar al individuo a aprender nuevos comportamientos positivos, que reduzcan al mínimo o eliminar el problema.

Hay dos principios fundamentales que constituyen la base de la Terapia Conductual – condicionamiento clásico y el condicionamiento operante.

Contenido

El condicionamiento clásico

La Terapia Conductual que se basa en el condicionamiento clásico utiliza una serie de técnicas para llevar a cabo el cambio de comportamiento. Originalmente, este tipo de terapia se conoce como la modificación del comportamiento, pero en estos días que normalmente se conoce como análisis de conducta aplicada. Los diversos métodos de cambio de comportamiento incluyen:

  • Inundación: La inundación es un proceso que se utiliza generalmente para las personas con fobias y ansiedad y consiste en exponer al individuo a objetos / situaciones que tienen miedo de una manera intensa y rápida. La idea es que la persona no pueda escapar el objeto / situación durante el proceso y por lo tanto debe enfrentarse a su miedo. Obviamente, este método sólo puede ser adecuado para determinadas situaciones.
  • Desensibilización sistemática: Esta técnica funciona en una premisa similar a la anterior, sin embargo, pero es más gradual. El terapeuta podría empezar por preguntar a la persona a escribir una lista de los temores que tienen. Una vez que esta lista está escrita, el terapeuta le enseñará técnicas de relajación para que el individuo utilice mientras piensa en la lista de temores. Este emparejamiento del elemento que induce al miedo y el comportamiento de relajación, tiene como objetivo eliminar la fobia o ansiedad.
  • La terapia de aversión: Se fundamenta en erradicar el comportamiento indeseable acompañándolo de alguna forma de estímulo aversivo con el objetivo de reducir el comportamiento no deseado. Un ejemplo de cómo esto se utiliza es cuando un alcohólico se prescribe un determinado fármaco que induce náuseas, ansiedad y dolores de cabeza cuando se combina con alcohol. Esto significa que cada vez que la persona bebe, consiguen efectos secundarios negativos.

Condicionamiento operante

El condicionamiento operante utiliza técnicas como el refuerzo positivo, el castigo y el modelado para ayudar a modificar el comportamiento. Las siguientes estrategias pueden ser utilizadas dentro de este tipo de terapia:

  • La economía de fichas: Esta estrategia se basa en el refuerzo positivo: se ofrece los individuos fichas que pueden ser canjeadas por privilegios o elementos deseados cuando se exhibe un comportamiento positivo. Esta es una táctica muy usada por padres y profesores para ayudar a mejorar el comportamiento de los niños.
  • Manejo de la contingencia: El manejo de contingencias implica un contrato escrito entre el terapeuta y el individuo que describe las metas, recompensas y sanciones. Tener este tipo de acuerdo claro ayuda a cambiar el comportamiento y agregar un sentido de la responsabilidad.
  • Modelado: Modelado implica aprender mediante la observación y la imitación de los demás. Tener un modelo positivo puede dar a las personas algo para aspirar a lo que les permite cambiar su comportamiento para que coincida con su modelo de.
  • Extinción: La extinción funciona mediante la eliminación de cualquier tipo de refuerzo para el comportamiento negativo. Un ejemplo de esto sería un niño que posee mal comportamiento. Sacándolo de la situación (y la atención asociada al mismo) el comportamiento debe parar.

La Terapia Conductual para los problemas de salud mental

La Terapia Conductual funciona mejor para las condiciones de salud mental que provocan un comportamiento no deseado. Ejemplos de esto serían adicciones, ansiedad, fobias y TOC. En muchos casos la Terapia Conductual funciona bien por sí misma, sin embargo muchos terapeutas encuentran que las terapias de integración (como la terapia cognitivo-conductual) resultan más eficaces para el tratamiento.

Todas las Terapias Psicológicas

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here