Aunque ya hace años que la música llega a ser algo muy importante en la sociedad, desde los tiempos de Pitágoras cuando recomendaba el cantar o tocar algún instrumento musical para poder eliminar males de nuestra salud tanto espiritual o físico, fue no hace muchos años que la musicoterapia moderna llega a ser más usada en varios países, aunque su origen según fuentes parece ser en Inglaterra.

El primer libro que habla sobre la música y la medicina fue publicado el año 1929 por Richard Browne, el cual ha llegado a aplicar a la musicoterapia los principios fundamentales que habían sido elaborados por el matemático y filósofo Rene Descartes, desatando un gran impacto en la medicina de Estados Unidos.

Como vemos, al transcurso de los años la teoría de “escuchar música” como terapia ha llegado a ganar más peso y veracidad en la sociedad.

Fundamentos Sobre El Efecto De La Música

Actualmente existen varias teorías sobre cómo es que la música llega a afectar a salud tanto psicológica y físicamente, pero entre varias hay 2 que destacan más que las demás, ambas pueden ser consideradas solventes.

La primera teoría sostiene que el hecho de oír música afecta al sistema nervioso, la cual se basa en un estudio que se había realizado en Estados Unidos, concretamente la universidad de california.

La prueba se realizó con 2 grupos de niños, a uno se los puso a escuchar música clásica de Mozart antes de realizar un test de inteligencia, los resultados de los test llegaron a salir muy buenos a comparación del segundo grupo que no había sido puesto a escuchar música.

Con esto los investigadores concluían que la música previamente oída contenía variaciones complejas que llegaban a activar las vías neurológicas, sin embargo, el efecto solo había sido temporal. Algunos expertos alegan que inculcar a los niños en temprana edad, prácticas relacionadas con la música tendrían efectos positivos de manera permanente.

La otra teoría sostiene que la música cumple el papel de distractor, es decir, que hace que una persona llegue a perder u olvidar el dolor gracias a la distracción de los sonidos, así mismo esta melodía tiene la capacidad de cambiar los estados de ánimo de varios pacientes.

Ejemplos De Uso De Cómo Usar La Música

Sin llegar a ser un erudito de la materia, podríamos mencionar algunos ejemplos de cómo la música puede llegar a ser un gran aliado para curar y/o ayudar en tratamientos de medicina.

Problemas de Depresión

Ya son muchos psicólogos que llegan a tomar en cuenta a la música como una herramienta para sus tratamientos contra la depresión, es fácil imaginar que una persona que sufre depresión puede llegar a cambiar sus estados de ánimo escuchando canciones que sean alegres y muy dinámicas.

Problemas De Estrés

Así como la depresión puede tener remedio gracias a la música, los problemas de estrés también pueden llegar a ser un gran aliado para poder apaciguar nuestro estado alterado, las canciones que son un tanto pasivas y tranquilas, tanto como la música clásica, jazz o románticos melódicos, pueden llegar a calmar la tensión que tenemos gracias al estrés.

Problemas Físicos

Imaginemos que una persona llega a tener una fractura o algún tipo de dolor muscular, algunos tratamientos incluyen el movimiento para que aquel hueso o musculo reparado llega a ganar esa naturalidad y movimiento que antes solía tener, para ello muchos suelen recomendar caminatas y ejercicios suaves para empezar, pero a medida que van viéndose las mejoras estas pueden llegar a ser de movimientos o actividades suaves a un tanto más fuertes. Usando esta base existen médicos que suelen recomendar bailar para poder fortalecer mejor esos huesos y esas partes afectadas, obviamente, bailar acompañado de unas buenas melodías que nos gusten.

¿Qué Tipo De Música Escuchar?

Considerar solo un tipo de música sería un error para su uso en la medicina, pues como vimos en los ejemplos anteriores, dependiendo que tipo de mal disponga una persona se llegaría a aplicar un tipo de música

Es obvio y de sentido común que para la necesidad de poder ayudar a pacientes que mejorar aumentar el estado de ánimo, siempre podría ser canciones que sean alegres y movidas, así mismo estaría bien aquellas canciones que siempre llegaron a gustar a estas personas, así mismo si se trata de relajarse, sería contradictorio poner música muy dinámica, en estos casos la música suave puede resultar muy buena, por ejemplo música clásica o romántica.

Dependiendo que se requiera el tipo de música puede llegar a ser favorable, así mismo, no solo en la medicina, sino en negocios, trabajos, en medios de comunicación, la  música de ambiente llega a ser algo imprescindible en nuestras vidas.

Auto: Music-strike

Escuchar Música Como Terapia Curativa
4 (80%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.