analisis-transaccional
Análisis transaccional

¿Qué es el Análisis Transaccional?

El Análisis Transaccional (AT) es una forma ampliamente reconocida de la psicología moderna, que consiste en un conjunto de herramientas conceptuales prácticas destinadas a promover el crecimiento personal y el cambio. Se considera una terapia fundamental para el bienestar y para ayudar a las personas a alcanzar su máximo potencial en todos los aspectos de la vida.

En el asesoramiento terapia de TA es muy versátil, ya que puede ser utilizada en una amplia gama de áreas e incorpora temas clave del humanismo, integración, el enfoque psicodinámic, e incluso terapias psicoanalíticas. A pesar de que se reconoce comúnmente como un enfoque breve y centrado en soluciones, el Análisis Transaccional también se puede aplicar como una solución eficaz a largo plazo, con un tratamiento en profundidad.

Fundada por Eric Berne a finales de 1950, la terapia de TA está basada en la teoría de que cada persona tiene tres estados del yo: padres, adultos e infantiles. Estos se utilizan junto con otras claves y conceptos de Análisis Transaccional, con ayuda de herramientas y modelos para analizar cómo las personas se comunican e identificar lo que necesitan para que la interacción ofrezca un mejor resultado.

A lo largo de la terapia, el terapeuta TA trabajará directamente en el aquí y ahora, la resolución de problemas comportamientos, al tiempo que ayuda a los clientes a desarrollar herramientas del día a día para encontrar soluciones creativas constructivas. El objetivo final es asegurar que los clientes recuperen la autonomía absoluta sobre sus vidas. Eric Berne define esta autonomía como la recuperación de tres capacidades humanas vitales, la espontaneidad, la sensibilización y la intimidad.

¿Cómo funciona el Análisis Transaccional?

El Análisis Transaccional es una terapia de habla y las sesiones están diseñadas para explorar la personalidad de un individuo y cómo éste ha sido moldeado por la experiencia, en especial los derivados de la infancia. Esto se logra a través de preguntas hábiles y la utilización de diversos modelos, técnicas y herramientas. Las sesiones pueden ser llevadas a cabo en la forma de uno-a-uno el asesoramiento, o con familias, parejas o grupos.

El ambiente que apoya el Análisis Transaccional es de no juzgar, seguro y respetuoso, asegurando que una relación positiva se forje entre el terapeuta y el cliente(s), con el fin de proporcionar un modelo para posteriores relaciones y la comunicación que se desarrollen fuera de la terapia.

En esta configuración, el terapeuta trabaja en colaboración con el individuo para identificar lo que ha ido mal en su comunicación y proporcionar oportunidades para que cambien los patrones repetitivos que limitan su potencial. Los terapeutas TA reconocen que todos tenemos el potencial para vivir la vida que queremos, en lugar de la vida que estamos “programados” para vivir. A veces, sin embargo, este potencial se ve obstaculizada por los patrones repetitivos o secuencias de comandos “inconscientes” que se derivan de decisiones de la infancia y enseñanzas.

Los conceptos clave del Análisis Transaccional

A continuación se muestra una exploración de algunos de los conceptos o motivaciones clave del Análisis Transaccional que un terapeuta va a utilizar en su trabajo.

Estados del ego: Los Estados del ego se refieren a las tres partes principales de la personalidad de un individuo, y cada uno de ellos reflejan todo un sistema de pensamiento, sentimiento y comportamiento. Estos determinan cómo los individuos se expresan, interactúan entre sí y forman relaciones.

Estos son:

  • Estado de ego Padres – Un conjunto de pensamientos, sentimientos y conductas aprendidas de nuestros padres y otras personas importantes. Esta parte de nuestra personalidad puede ser de apoyo o crítica.
  • Adulto estado de ego – Se refiere a dirigir las respuestas en el “aquí y ahora” que no están influenciados por nuestro pasado. Esto tiende a ser la parte más racional de nuestra personalidad.
  • Niño estado de ego – Un conjunto de pensamientos, sentimientos y conductas aprendidas de nuestra infancia. Estos pueden ser libre y natural o muy adaptada a las influencias de los padres.

Guiones inconscientes: Los terapeutas de TA utilizan la teoría de la escritura de guiones para identificar inconscientes. Estos serán analizados mediante el modelo de estado del ego, y su identificación es crucial para ayudar a los clientes se dan cuenta de cómo ciertos permisos y prohibiciones que recibieron cuando eran niños están impactando sus vidas y cómo se comunican. Estos escritos inconscientes a menudo existen patrones repetitivos como de comportamiento, pensamientos y sentimientos, características que sugieren que el estado de ego niño es agobiante y contamina otras partes de la personalidad de una persona.

Transacciones: Cuando las personas se comunican, sus estados del ego interactúan para crear “transacciones”. Si los estados del ego interactúan y se mezcla de una manera saludable, las transacciones tienden a ser más saludables, pero a veces estados del ego pueden contaminar el uno al otro para crear una visión distorsionada del mundo. La comprensión de estas transacciones es clave para la resolución de conflictos.

Trazos: Los trazos se refieren a los cumplimientos, la aceptación y el reconocimiento, que son influyentes en cómo las personas conducen sus vidas. La terapia TA reconoce que estamos motivados en gran medida por el refuerzo obtenemos, como cuando éramos niños, y si esto es disfuncional, seremos más propensos a adoptar patrones disfuncionales de la vida a medida que envejecemos.

Intimidad: Otra motivación reconocida en el Análisis Transaccional es la intimidad. De manera similar a los trazos, si la intimidad de un niño experimenta es disfuncional, entonces van a aprender que este tipo de intimidad es el mejor que él o ella puede hacer para satisfacer las necesidades básicas y comunicarse con los demás. Esto puede conducir al desarrollo de patrones repetitivos de comportamiento que pueden obstaculizar el potencial de una persona.

Redecisión: Esto se refiere a la capacidad de un individuo para decidir de nuevo y realizar cambios en ciertas decisiones que se tomaron cuando era un niño, de las que se derivan sus guiones inconscientes. La redecisión refleja el supuesto de la terapia de TA que los individuos tienen el potencial de conducir sus vidas como lo deseen. Esta energía se libera después de una redecisión, y se hace cuando el cliente se encuentra en su estado del yo-niño.

En última instancia, los terapeutas usan estos conceptos en la Terapia de Análisis Transaccional para promover la reorganización estructural y deconfusion del estado de ego hijo de un cliente. Ellos animar a los clientes a cuestionar sus creencias actuales y la forma en que él o ella utiliza su guión de vida. Esto les ayudará a comprender mejor la dirección y los patrones de la vida por sí mismos, y este conocimiento puede ayudar a tomar la decisión de cambiar su comportamiento.

¿Quién puede beneficiar?

Diseñado para promover el crecimiento personal y el cambio, el Análisis Transaccional ofrece la oportunidad de desarrollar fácilmente todo tipo de aprendizaje de habilidades que se pueden aplicar a todas las áreas de la vida. Esto hace que sea una terapia valiosa para ayudar a resolver muchos tipos de problemas, y se ha aplicado con éxito en una amplia variedad de entornos fuera de asesoramiento, incluida la formación y consultoría organizacional, la crianza, la educación y el entrenamiento.

Esencialmente el Análisis Transaccional se puede utilizar en cualquier campo en el que hay una necesidad de una comprensión de los individuos, la comunicación y las relaciones. Como resultado, es particularmente útil cuando hay problemas de conflicto, confusión o cuando falta algo. Problemas de relación – entre familias, amigos y parejas – es una terapia que beneficia en gran medida, pues la TA anima a los clientes a hacer frente a los problemas que se han acumulado con el tiempo.

Muchas personas encuentran la terapia de TA atractiva porque promueve una relación de igualdad entre el cliente y el terapeuta, en la que se recomienda al cliente para centrarse en su compromiso con el cambio. Berna cree todo el mundo tiene la capacidad de decidir lo que quieren para sus vidas, y la terapia ayuda a los clientes para reconocer su valor y el valor con el fin de ir sobre el logro de estos objetivos.

Suscríbete a nuestro canal YouTube
Todas las Terapias Psicológicas

El Análisis Transaccional y los tres estados del Yo
5 (100%) 1 voto