hombre-brazos-abiertos


Termina un año más, doce meses en los que nuestras vidas han podido llenarse de cambios, tanto positivos como negativos. Doce meses de vivencias que quizás nos hayan hecho madurar.   Puede que inevitablemente hagamos un repaso por todos los acontecimientos que hemos vivido, los momentos más importantes y todo lo que hemos aprendido de ellos. Seguro que nos hacemos una idea de cómo queremos que vaya el año nuevo, cuáles son nuestras ilusiones y qué queremos que cambie o que siga siendo estable.

Los nuevos propósitos

Sin embargo, es al enumerar los nuevos propósitos cuando puede que caigamos en la cuenta de que nos hemos dejado algunas, si no bastantes, metas por cumplir en el último año. Puede que no hayamos conseguido dejar de fumar, ahorrar una cantidad de dinero o hacer deporte tal y como nos habíamos propuesto.



Estos tres ejemplos anteriores no son, de hecho, algo aleatorio sino las promesas más comunes que muchas personas se hacen cada año y que no son capaces de cumplir.

¿Por qué sucede esto? Cuando somos conscientes de este tipo de fracaso, nos inunda una sensación de frustración e impotencia y puede que acabemos creyendo que nunca seremos capaces de lograr lo que nos proponemos. Y esto es un gran error. La mayoría de las veces nos hacemos propuestas sin saber exactamente cómo cumplirlas y cuando fallamos, solemos culparnos sin piedad, en vez de achacar el fracaso a una falta de programación y metodología. Algo que los psicólogos especialistas en comportamiento conocen muy bien.

Hoy explicamos los sencillos tips que harán de tus propuestas de año nuevo algo más tangible, práctico y fácil de conseguir, ¡pon atención y apunta!

Establece tus prioridades

A lo mejor llevas tiempo llevando a cabo propuestas que no suponen una verdadera motivación para ti. Quizás lo que pensabas que te motivaba hace años no es lo que buscas ahora y esa es la razón por la que fallas una y otra vez en tus proposiciones. Puede que ascender en tu trabajo no es lo que verdaderamente deseas y si lo es llevar a cabo tu propio proyecto o estudiar una nueva carrera. Si no nos conocemos bien a nosotros mismos y no aceptamos nuestras verdaderas aspiraciones no tendremos el impulso necesario para llevarlas a cabo. En ocasiones estas propuestas tienen más que ver con nuestra salud o físico, o nuestra economía, situaciones que no son tan aspiracionales, como necesarias. En ese caso, te beneficiará leer el siguiente punto.

No grandes metas, sino pequeños pasos

Por supuesto, tus metas pueden ser grandes e incluso de enorme significado para tí. Pero plantearte una meta de forma general es un gran error. Charles Duhigg, autor de “El poder de los hábitos” conoce muy bien cómo guiar el comportamiento para lograr estos buenos cambios que deseamos. Según este autor, no se debe pensar en los propósitos de año nuevo como en una resolución, sino como un plan: “Es mucho más importante antes que establecer un objetivo lejano, como correr una maratón, establecer objetivos concretos, planes inmediatos para poder comenzar de inmediato”

Este plan, en el caso de una maratón podría ser “correr 5 kms en un tiempo determinado”. Un tiempo que se ajuste a nuestras posibilidades. Y luego otra tanda y así hasta que hayamos, poco a poco, conseguido correr la maratón entera.

Si nuestro propósito es dejar de fumar, de poco sirve lanzarlo al aire con determinación si no tenemos una estrategia para ello. Quizás sería más fácil ir reduciendo el número de cigarros, así como ir sustituyendo este hábito por otros mejores o incluso buscar ayuda profesional, para así con tiempo y estrategia conseguir olvidar este hábito.

Ponte facilidades

Si te has propuesto un cambio en tu vida, trata de conseguir las mayores facilidades para lograrlo. Si, por ejemplo, te has propuesto ir al gimnasio y entrenar, ¿crees que la cercanía del gimnasio al que te apuntes será importante? Según este estudio, lo es y mucho. Aquellas personas que acudían a un gimnasio que se encontraba a 8 kms de su vivienda, acudía al mismo una vez al mes. Pero los que acudían a un gimnasio a 6 kms, llegaban a ir 5 veces o más al mes. Esta diferencia de dos kms supone una mayor comodidad que potencia la motivación para conseguir un cambio. Por eso, hacer las cosas lo más fácil posible puede ser imprescindible.

Lleva un seguimiento

Llevar un seguimiento de nuestros pasos y de como vamos ajustándonos a las estrategias es un gran apoyo para mantenernos concentrados en lo que queremos lograr, así como motivados por nuestros avances. Imagina que tratas de perder peso pero no llevas un seguimiento de lo que has perdido o ganado en los últimos meses. Llevando un diario y viendo tu progreso puedes conseguir mejorar las estrategias para paliar tus puntos flacos así como motivarte por los pequeños logros que has ido consiguiendo. Para ello puedes usar tanto un cuaderno o agenda como muchas apps que están específicamente diseñadas para registrar estos procesos.

No seas duro contigo mismo

Según palabras de la doctora y psicóloga clínica Jessamy Hibberd, “el mayor obstáculo para conseguir nuevos hábitos es la autocrítica. Estudio tras estudio muestra como la autocrítica está correlacionada con una menor motivación y un peor autocontrol en contraste con aquellos que son amables consigo mismos y se auto apoyan tal y como lo harían con un amigo. Especialmente al confrontar el fracaso”.

Entender que todos podemos haber cometido errores y encontrar la motivación necesaria para cambiarlos es muy importante. Las personas con una alta autocrítica pueden llegar a sentirse incapaces a la hora de conseguir una meta, ya que la sensación de impotencia es demasiado alta. Los psicólogos especialistas en el comportamiento han probado una y otra vez, sin embargo, que tanto humanos como animales podemos aprender nuevos hábitos con una buena práctica y metodología. Incluso haciendo fracasado, todos podemos aprender cosas nuevas si nos enfrentamos al miedo a fallar que nos impide avanzar.

Si este nuevo año te has propuesto cumplir tus metas, desde Psicoactiva te animamos a alcanzarlas con motivación y energía. Es importante que compartas tus objetivos con las personas en las que confías, ya que el apoyo de los demás es un gran estímulo. Incluso si crees que puede beneficiarte, puedes acudir a un profesional que te aconseje y ayude a planificar mejor tus estrategias para conseguir las metas que deseas. ¡Te deseamos un año lleno de éxito y plenitud!

Enlaces de interés

The Psychology Of New Year’s Resolutions. https://www.iflscience.com/brain/psychology-new-year-s-resolutions/

Lose weight? Check. Start exercising? Check. Stop smoking? Check. https://www.apa.org/helpcenter/resolution.aspx

The experts’ guide to making – and keeping – your New Year resolutions https://www.theguardian.com/lifeandstyle/2017/dec/29/experts-guide-making-keeping-your-new-year-resolutions

Propósitos de año nuevo: como cumplirlos
5 (100%) 3 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here