En este artículo vamos a hablar de rupturas. La mayoría de las personas hemos pasado por alguna ruptura sentimental a lo largo de nuestra vida y sabemos que no se pasa precisamente bien.

Cuando rompemos con nuestra pareja

No solo es que hayamos perdido a esa persona que supuestamente queremos. (Digo supuestamente porque muchas veces ya es más cuestión dependencia que de amor) Si no que de repente todo nuestro mundo se desmorona.

Nos sentimos solos, perdidos, desorientados y nos convertimos en el caldo de cultivo perfecto para que entren en nuestra cabeza diversos miedos a cerca de nuestro futuro incierto.

Tenemos miedo a quedarnos solos para siempre, a no encontrar a nadie que nos quiera, a que esa persona tan especial rehaga su vida y encuentre a alguien mejor… y a un sin fin de cosas más que ocuparían todo el articulo si me pongo a hablar de ellas.

En esos momentos nos dan absolutamente igual e incluso muchas veces llegan a irritarnos los bien intencionados intentos de terceras personas de animarnos. Oímos frases como “hay muchos peces en el río” “seguro que esto ha pasado porque el destino tiene preparado para ti algo mejor” “no es el fin del mundo, fulanito se separo hace X años y mira lo bien que está ahora”.

Si nos paramos a pensar racionalmente sabemos que todo esto es cierto y que mucha gente rompe diariamente y es capaz de seguir su vida y volver a ser feliz. Sin embargo aunque logremos creernos estas frases, nuestra parte emocional sigue empeñada en boicotear nuestros intentos de estas bien.

¿Si nos sentimos como sumamente hundidos como si el mundo se estuviera acabando cayendo pedazo a pedazo sobre nuestras cabezas, cómo vamos a creernos que al fin y al cabo lograremos rehacer nuestra vida y encontrarnos bien?

En este artículo no voy a tratar de hacerte ver que tu vida va a ser maravillosa a partir de ahora, puede que lo sea, puede que no; ni decirte que es cuestión de tiempo, que las heridas se cerrarán y que lo más seguro es que en el futuro te enamores de otra persona (eso ya lo sabes tú). Mi intención es darte algunas pautas para que pases el duelo sintiendo las menos veces posibles que el apocalipsis se está derrumbando sobre ti.

corazon enfermo

9 pautas para sobrevivir a una ruptura amorosa

1. Acepta las emociones negativas

Estás pasando un duelo y como su nombre indica los duelos duelen. Es absolutamente normal que te sientas triste, perdido, desorientado, ansioso, etc. así que no te agobies por ello. Observa tus emociones sin alimentaras con pensamientos negativos (y muchas veces absurdos). Acepta tu situación y acepta la incertidumbre sin cuestionarla. ¡No te imagines de mayor solo rodeado de gatos! Puestos a hipotetizar sobre el futuro mejor imagínate casado con una persona maravillosa y pasando las vacaciones en un yate en Cancún J

2. Mantente activo, plantéate objetivos

Aunque no te apetezca lo más mínimo tienes que mantenerte activo. Sal con tus amigos, prepara un viaje, sal a correr, apúntate a una ONG. Lo que sea, pero no puedes pasarte el día tirado en la cama viendo fotos de tu ex pareja aunque sea lo único que te apetezca hacer en ese momento.

Tienes que mantenerte entretenido y ocupar el tiempo que compartías con tu ex pareja en cosas que te gustan, que en algún momento te gustaron, o que piensas que pueden llegar a gustarte.

No debes esperar a encontrarte mejor para hacer cosas, el proceso es inverso, debes forzarte a hacer cosas para ir poco a poco empezando a disfrutarlas y encontrándote mejor.

3. Cambia de aires

Todas las cosas de tu entorno seguramente estén asociadas a tu ex pareja. Así que ha llegado la hora de cambiar de aires y comenzar a crear recuerdos nuevos.

Cambiante de piso o en el caso de que no sea posible, redecóralo, pinta las paredes, tira todo aquello que no necesites, aprovecha para salir con gente que hace tiempo que no veías, conoce gente nueva, haz un viaje a un país desconocido, córtate el pelo, cambia de look, ¡reinvéntate!

4. Habla de tu ex pareja y piensa en ella lo menos posible

Esto muchas veces resulta bastante complicado así que te sugiero que dediques una hora (si es media mejor) a recrearte en tu dolor prensando o hablando de tu ex pareja y que el resto del día lo ocupes con otras cosas. Si te pillas a ti mismo pensando o hablando de tu ex pareja en otras horas que no es la asignada, pégate un buen pellizco y ponte a realizar cualquier otra actividad para desconectar del tema (aunque sea hacer sudokus o sopas de letras).

Verás como con el tiempo ni siquiera te apetece pensar en ella durante ese tiempo establecido.

5. Organiza tu tiempo

Seguramente antes de la ruptura tenias tu tiempo más o menos organizado y seguías algún tipo de rutina. Ahora esa rutina ya no existe y tienes que crearla de nuevo. No me refiero a que hagas todos los días los mismo, todo lo contrario, es tiempo de innovar y de comenzar a hacer cosas que antes no hacías o que habías dejado de hacer.

Me refiero a que organices tu tiempo, a que planifiques lo que vas a hacer el día siguiente para no dejar largos espacios de tiempo sin hacer nada y favorecer que tu mente trate de rellenarlos pensando en tu ex pareja.

mujer mira ventana

6. Aprende a estar solo

Hasta ahora erais dos, ahora eres solo uno. Pero no te hace falta otra persona para sentirte completo y feliz. Aprende a cuidarte y a pasar tiempo contigo mismo. Ahora tus eres la persona más importante de tu vida. Eres la persona con la que vas a pasar el resto de tu vida y por lo tanto mereces tratar te como tal.

Date caprichos, cuídate, consiéntete, arréglate, vístete bien… Comienza a hacer deporte, lleva una alimentación adecuada y disfruta de hacer actividades solo. No se trata de que pases todo el tiempo rodeado de gente si no de que aprendas también a estar a gusto contigo mismo.

Planea un viaje solo, una escapada a la montaña con la compañía de un buen libro, vete de compras, sal a tomar algo, ve al cine. Puede que al principio te de cierto reparo hacer algunas cosas solo pero con el tiempo te darás cuenta de que aunque en ocasiones prefieras estar con alguien no necesitas la compañía de otra persona para ser feliz.

7. Ten paciencia

Un duelo es un proceso y un proceso lleva tiempo. Habrá días mejores y días peores, días en los que avances y días en los que retrocedas. Así que el mejor consejo que puedo darte es que tengas paciencia. Haz tu parte, deja al tiempo hacer la suya y no te agobies por tener bajones.

8. Desidealiza a tu ex

En ocasiones tenemos demasiado idealizada a nuestra ex pareja. Solo recordamos los momentos bonitos y nos olvidamos de que como cualquier ser humano que existe en el planeta también tiene sus fallos.

Te recomiendo que hagas una lista con todas las cosas negativas que tiene esa persona, las cosas que no te gustan de ella, momentos en los que no te trató como te merecías, etc…

Esta lista será tu salvavidas en momentos de debilidad en los quieras ponerte en con tacto en tu ex y te recordará que si la relación se ha acabado es porque había razones para ello.

9. Contacto cero

Si estas tratando de olvidar a tu ex lo peor que puedes hacer es pasarte todo el día hablando con él/ella.

Al menos durante la fase inicial es muy importante no tener contacto ni noticias de esa persona. Cuando el duelo este superado ya te plantearás si quieres o si es posible mantener una amistad.

Y cuando me refiero a no tener contacto con la otra persona no me refiero solo a no hablar con ella. Me refiero también a no mirar su facebook, sus redes sociales, preguntar a amigos en común, etc… ¡Cuánto menos sepamos de la otra persona mejor!

En definitiva lo que pretendo con este articulo es que te conviertas en un agente activo de tu duelo e incluso que en algunos momentos llegues a disfrutar del proceso.

Si sigues estos 9 consejos en menos tiempo del que te imaginas volverás a sonreír y podrás recordar que tuviste una relación con cosas buenas y cosas malas sin sentir dolor por ello.

9 pautas para sobrevivir a una ruptura amorosa
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.