frases de Séneca
Frases de Séneca

Lucio Anneo Séneca (4 a. C.- 65 d. C.), llamado Séneca el Joven para distinguirlo de su padre, Marco Anneo Séneca, fue un filósofo, político, orador y escritor romano. te hemos traído hoy aquí más de cien frases de Séneca para que veas las cosas desde otra perspectiva y descubras la sabiduría de sus palabras.

Citas célebres Séneca

No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas.

Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo.

Sin razón se queja del mar el que otra vez navega.

Un solo bien puede haber en el mal: la vergüenza de haberlo hecho.

Procuramos olvidar lo que, traído a la memoria, nos entristece.

Necesarios son nuevos favores de la fortuna para conservar la felicidad.

Peores son los odios ocultos que los descubiertos.

Hace falta toda una vida para aprender a vivir.

Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones.

Con facilidad se adquiere lo preciso para la vida.

No es que tengamos poco tiempo, es que perdemos mucho.

Frases Séneca

Las dificultades fortalecen la mente, como el trabajo lo hace con el cuerpo.

Contra la ira, dilación.

La armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias.

A veces, incluso el vivir es un acto de valor.

No hay más calma que la engendrada por la razón.

Bueno es tener fama, pero más seguro es tener dinero.

La felicidad no mira de dónde nace, sino a dónde puede llegar.

Dos veces vence el que en la victoria se vence a sí.

Muchas veces es valor el conservar la vida.

La esclavitud más denigrante es la de ser esclavo de uno mismo.

El valor es siempre ambicioso de peligros.

Los hombres aman sus vicios y al mismo tiempo los odian.

Si os sujetáis a la naturaleza, nunca seréis pobres; si os sujetáis a la opinión, nunca seréis ricos.

Ajeno es todo lo que nos viene en deseo.

El peor enemigo es el traidor.

Desgracia imprevista nos hiere más fuertemente.

El que siempre busca grandezas, alguna vez la encuentra.

Más dañosa es la abundancia que viene sobre gran codicia.

Lo que de raíz se aprende, nunca del todo se olvida.

Confiesa el delito el que huye del juicio.

Para ser feliz hay que vivir en guerra con las propias pasiones y en paz con las de los demás.

Desdichado es el que por tal se tiene.

Feas palabras, aun livianamente dichas ofenden.

Ofensa hace a los buenos el que a los malos perdona.

Las buenas costumbres se conforman unas con otras, y por eso duran.

Vende su propia voluntad el que recibe ajeno beneficio.

Reino en lugar ajeno no está seguro.

Todo lo debemos consultar con el amigo, más primero debemos consultar si lo es.

Merece salir engañado el que, al hacer un beneficio, tenía cuenta con la recompensa.

Más dura la memoria de las injurias recibidas que de los beneficios.

No es necesaria la fortuna para sólo subsistir.

Frases Séneca

La ira: un ácido que puede hacer más daño al recipiente en la que se almacena que en cualquier cosa sobre la que se vierte.

No hay mayor causa para llorar que no poder llorar.

Mejor es la salud que nunca se perdió.

El sabio no castiga por venganza de lo pasado, sino por remedio de lo venidero.

El que recibe lo que no puede pagar, engaña.

No es beneficio el que nos obliga a recibir.

Muchos abrían podido llegar a la sabiduría si no se hubiesen creído demasiado sabios.

El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto.

Sé útil primero a los demás, si quieres ser útil a ti mismo.

Lo que diferencia al hombre del resto de animales, es su capacidad de perfeccionamiento.

No existe ningún gran genio sin un toque de demencia.

Decir lo que sentimos. Sentir lo que decimos. Concordar las palabras con la vida.

La amistad siempre es provechosa; el amor a veces hiere.

Cruel es quien al afligido reprende.

Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.

Lo más importante de la curación consiste en querer ser curado.

Cuando el sol se eclipsa para desaparecer se ve mejor su grandeza.

Es mejor aprender cosas inútiles que no aprender nada.

La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste.

No hay viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige.

El que es prudente es moderado; el que es moderado es constante; el que es constante es imperturbable; el que es imperturbable vive sin tristeza; el que vive sin tristeza es feliz; luego el prudente es feliz.

En obligación nos pone de dar el haber dado.

Tanto más crece el esfuerzo, cuanto más consideramos la grandeza de lo emprendido.

Ingrato es el que por miedo es agradecido.

Ninguna esperanza queda de virtud, cuando no solamente deleitan los vicios, sino que se aprueban.

Frases Séneca

Mejor sufre el mal quien siempre le teme.

La ira, si no es refrenada, es frecuentemente más dañina para nosotros que la injuria que la provoca.

Flaqueza es temer lo que nunca experimentamos.

Virtuosa cosa es perdonar a quien se arrepiente.

No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba.

El precio de la virtud es ella misma.

Con gran peligro se guarda lo que a muchos agrada.

Muchas veces la pasión nos ata la lengua.

Consuelo es en las grandes desgracias el que no pueda sobrevenir otra mayor.

Igual virtud es moderarse en el gozo que moderarse en el dolor.

El miedo se pinta en el rostro.

Más veces es adversa que próspera fortuna.

La carencia de una cosa le da precio.

La amistad y la enemistad proceden de la voluntad.

No todas las cosas están bien a todos.

Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido que vale la pena arriesgarse a hacer un ingrato.

Hasta de males hay ambición.

Debe esperarse la muerte que la naturaleza ordena.

La voluntad es la que da valor a las cosas pequeñas.

Si pesan las opiniones, no las cuentes.

La verdad, en todas sus partes lo es.

Frases Séneca

Mal se agradece lo que mal se dio.

Prueba es de virtud el desagradar a los malvados.

No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea.

Ningún descubrimiento se haría ya, si nos contentáramos con lo que sabemos.

No interesa el que leas muchos libros, más interesa mucho el que sean buenos los que leas.

Ninguno desea darse tristeza a sí mismo.

Mucha parte de la verdad está por descubrir.

El que llamas muerto, no murió, mas partió primero.

No podemos evitar las pasiones, pero sí vencerlas.

A los que con armas vencen, los vencen muchas veces los vicios.

Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.

Injusto es hacer mal al que menos veces te lo hizo.

Cada día debemos juzgarlo una nueva vida.

Nunca es demasiado publicar lo que es necesario que se sepa.

Más frases célebres

101 frases de Séneca sobre psicología, filosofía y política
3.6 (72.5%) 24 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.