José Saramago
José Saramago

José de Sousa Saramago (1922-2010) fue un afamado escritor, periodista y ensayista portugués. En 1998 recibió el Premio Nobel de Literatura. Hijo de una humilde familia portuguesa, su madre era analfabeta, sin embargo, no quiso la misma suerte para su hijo y le regaló su primer libro cuando era pequeño. Saramago comenzó a estudiar a los 12 años, pero por desgracia no logró completar su formación debido a problemas económicos, teniendo que ponerse a trabajar con quince años. La obra de José Saramago se caracterizó por interrogar la historia de su país y las motivaciones humanas, siempre a través de la ironía y al servicio de una aguda conciencia social.

Frases célebres de Saramago

Por más espesas y negras que estén las nubes sobre nuestras cabezas, el cielo allá arriba estará permanentemente azul.

Todos los días se comienzan cosas, pero, tarde o temprano, todas acaban.

Dos debilidades no hacen una debilidad mayor, hacen una nueva fuerza.

Las personas nacen todos los días, sólo de ellas depende seguir viviendo el día de ayer o empezar de raíz y desde la cuna el día nuevo, hoy…

Todo hombre sabe lo que tiene pero no sabe lo que eso vale.

La vida, parece una línea recta, pero no lo es. Construimos nuestras vidas en tan sólo un cinco por ciento, el resto se hace a través de los demás, porque vivimos con los demás y, a veces uno contra el otro. Pero este pequeño porcentaje, este cinco por ciento, es el resultado de la sinceridad con uno mismo.

Es una estupidez perder el presente sólo por el miedo de no llegar a ganar el futuro.

Las energías vuelven siempre cuando la esperanza vuelve.

Yo no escribo para agradar ni tampoco para desagradar. Escribo para desasosegar

Los momentos no avisan cuando vienen.

Hay momentos en la vida, para que el cielo se abra es necesario que una puerta se cierre.

He aprendido a no tratar de convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización de la otra.

Si quieres tener cosecha un día, arremángate y siembra ahora.

Nuestros hijos, al fin y al cabo, son tan buenos o tan malos como los demás.

Cada uno ve el mundo con los ojos que tiene, y los ojos ven lo que quieren, los ojos hacen la diversidad del mundo y fabrican maravillas, aunque sean de piedra, y las altas proas, aunque sean de ilusión.

Frases Saramago

El sentir humano es una especie de caleidoscopio inestable.

Nos faltan todavía muchas palabras para que comencemos a intentar decir quiénes somos y no siempre daremos con las que mejor lo expliquen.

No es malo tener una ilusión, lo malo es ilusionarse.

El humano es un ser que está constantemente en construcción, pero también, y de manera paralela, siempre en un estado de destrucción.

Aquello que más le cuesta a un hombre es reconocer sus debilidades y confesarlas.

La hora de las verdades terminó. Vivimos en el momento de la mentira universal. Nunca se mintió tanto. Vivimos una mentira todos los días.

Al igual que el hábito no hace al monje, el cetro no hace al rey.

El triunfo nunca ha sido un objetivo para mí.

Se dice que el paisaje es un estado del alma, que el paisaje de fuera lo vemos con los ojos de dentro.

La muerte está presente cada día de nuestras vidas. No es que ello me produzca una fascinación morbosa, pero es una de las verdades de la vida.

El barro es como las personas, necesita que lo traten bien.

Básicamente, todo lo que necesitamos para decir lo que somos y lo que estamos haciendo y la necesidad de dejar que se haga algo, porque esta vida no es eterna y dejar que las cosas pueden ser una forma de eternidad.

La vida se ríe de las previsiones.

La vida, sin embargo, tiene muchas cartas en la baraja y no es infrecuente que las juegue cuando menos se espera.

Cuántas veces precisamos la vida entera para cambiar de vida.

Es con lo que es con lo que tenemos que vivir, no con lo que sería o podría haber sido.

En el paraíso no se requiere dinero, en el infierno tampoco, en el purgatorio es donde se pagan las deudas con oraciones.

No es que sea pesimista, es que el mundo es pésimo.

Más tarde o más pronto las consecuencias caerán sobre nuestras cabezas, De eso, amigos, nadie escapa en este mundo.

Los inocentes ya están acostumbrados a pagar por los pecadores.

No sabemos lo que es ser infinitamente bueno. Sabemos lo que es ser relativamente buena. Y sabemos que no podemos ser bueno toda la vida y en todas las circunstancias. Nos hemos perdido mucho. Y luego reconsiderado, lo cual no quiere decir que reconocemos públicamente.

El escritor es sólo un pobre diablo que trabaja.

Un hombre camina leguas y leguas durante una vida y de ésas no aprovechó más que fatiga y heridas en los pies, cuando no en el alma, y viene un día en que da apenas seis pasos y encuentra lo que buscaba.

La calma de las aguas profundas, apariencia y nada mas.

El ser humano no recibió el don de la palabra para ocultar sus pensamientos.

Yo no escribo por amor, sino por desasosiego; escribo porque no me gusta el mundo donde estoy viviendo

La naturaleza humana está hecha de tan extraña manera, que hasta los más sinceros y espontáneos movimientos del corazón pueden ser inoportunos en ciertas circunstancias.

El destino nos espera siempre, por muy amargo que pueda llegar a ser, y eso siempre se sabe cuando es demasiado tarde para cambiar.

Frases Saramago

Si la literatura pudiera cambiar el mundo, ya lo habría hecho

El trabajo que se hace soñando no deja obra hecha. Exactamente como en la vida despierta, trabajas, trabajas y trabajas, y un día despiertas de ese sueño o de esa pesadilla y te dicen que lo que has hecho no sirve para nada.

Cualquiera ve la diferencia entre un adiós y un hasta luego, y lo que yo vi fue un adiós…

El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir

Dicen que el tiempo cura las heridas, pero nadie ha vivido lo suficiente para probar dicha teoría.

Conocí gente del pueblo engañada por una Iglesia tan cómplice como beneficiaria del poder del Estado y de los terratenientes latifundistas, gente permanentemente vigilada por la policía, gente que durante innumerables veces fue víctima inocente de las arbitrariedades de una justicia falsa.

También el frío cuando nace es para todos, pero no todos reciben en la espalda la misma porción.

Si uno, para que otro le guste, tuviera que esperar a conocerlo, no le bastaría la vida entera.

Qué difícil es separarse de aquello que hemos hecho, sea cosa o sueño, incluso cuando lo hemos destruido con nuestras propias manos.

El peor dolor no es el que se siente en el momento, sino el que se siente más tarde cuando no hay nada que se pueda hacer.

Sin embargo, el silencio tiene, si le damos tiempo, una virtud que aparentemente lo niega, la de obligar a hablar.

¿Qué clase de mundo es este que puede mandar máquinas a Marte, pero queda impasible ante la masacre de seres humanos?

Disentir es uno de los derechos que le faltan a la Declaración de los Derechos Humanos.

Cada uno es para lo que nació. Así como el colibrí no puede soñar con el potente batir de las alas del albatros contra la violencia del viento ni con el majestuoso aletear del águila real sobre los valles.

…Simplemente se le acabó la vida por haber esperado demasiado.

Creo que somos ciegos; ciegos que pueden ver, pero no miran.

Estamos destruyendo el planeta y el egoísmo de cada generación no se molesta en preguntar cómo va a vivir los que vienen después. Lo único que importa es el triunfo de hoy. Esto es lo que llamo la razón de la ceguera.

Hasta una simple palabra sobra si es la vida la que está cambiando.

Hay cosas que conviene no decir delante de un viejo si no queremos que él se nos ría en la cara.

La edad nos trae una buena cosa que es una cosa mala, nos calma, y las tentaciones, incluso las imperiosas, nos resultan menos urgentes.

En nuestro interior hay algo que no tiene nombre, pero eso es lo que somos.

El caos no es más que el orden esperando ser descifrado.

La democracia se ha convertido en un instrumento de dominio del poder económico y no tiene ninguna capacidad de controlar los abusos de este poder.

Señales y avisos son fáciles de interpretar si estamos con los ojos abiertos.

En el mejor paño puede caer una mancha.

La más falsa de las mentiras es precisamente la que se sirve de verdad para la satisfacción y justificación de sus vicios.

El mundo de cada uno es lo que ven sus ojos.

Un hombre nunca sabe para qué está guardado, qué parte del bien y del mal le espera.

El tiempo amigo mío, es un maestro de ceremonias que siempre acaba poniéndonos en el lugar que nos compete, vamos avanzando, parando y retrocediendo según sus órdenes, nuestro error es imaginar que podemos buscarle la vuelta.

Podemos huir de todo, pero no de nosotros mismos.

No hay gran diferencia entre las cosas y las personas, tienen su vida, duran un tiempo, y al poco acaban, como todo en la vida.

Hay que recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica, porque se empieza por el olvido y se termina en la indiferencia.

Al fin y al cabo, caminantes somos y por el camino andamos. Todos, tanto sabios como los ignorantes.

Haber sido despedido es lo mejor que me ha pasado en la vida. Me hizo pararme a reflexionar. Fue mi nacimiento como escritor.

Los sueños son como las personas, quizá parecidos pero nunca iguales.

En la falsa democracia mundial, el ciudadano está a la deriva, sin la oportunidad de intervenir política y cambiar el mundo. En la actualidad, somos seres impotentes ante las instituciones democráticas de los cuales ni siquiera podemos conseguir cerca

Ser comunista, socialista, o tener cualquier otra ideología es una cuestión hormonal

Tus preguntas son falsas si ya conoces las respuestas.

Hasta la propia ignorancia puede tener intuiciones proféticas.

Vivimos otro presente, porque la tierra es la misma, desde luego, pero sus presentes van variando, unos son presentes pasados, otros presentes por llegar, es sencillo, cualquier persona puede entenderlo.

El centro comercial es la nueva catedral de la sociedad actual.

Para que los hombres se ciñan a la verdad, primero tendrán que conocer el error.

Lo que da verdadero sentido al encuentro es la búsqueda y… es preciso andar mucho para alcanzar lo que está cerca.

Así sucede en las vidas, cuando creíamos que nos habían quitado todo, descubrimos que todavía nos queda algo.

El bombardeo informático y de la televisión nos ha rodeado de un ruido de fondo que nos impide pensar, dialogar y que las personas se encuentren frente a frente

Al final de nuestras vidas descubrimos que la única condición para vivir es la muerte.

El problema es que la derecha no necesita ningún ideal para gobernar, mientras que la izquierda no puede gobernar sin ideales.

Estamos llegando al fin de una civilización, sin tiempo para reflexionar, en la que se ha impuesto una especie de impudor que nos ha llegado a convencer de que la privacidad no existe

Buena verdad es que ni la juventud sabe lo que puede, ni la vejez puede lo que sabe.

Las conciencias permanecen en silencio más de lo que deberían.

Frases Saramago

La muerte es un proceso natural, casi inconsciente. Entraré en la nada y me disolveré en ella

Ahora me gustaría que la vida me diese lo que nunca recuerdo haber tenido, el sabor que realmente tiene.

Es el poder económico el que determina el poder político, por lo que los gobiernos se convierten en títeres políticos del poder económico.

Nuestra única defensa contra la muerte es el amor.

Mientras los pobres esperando el cielo están en la tierra y en ella sufre, los ricos ya viven en el cielo estando en la tierra.

El principio. Puro engaño de inocentes y desprevenidos, el principio nunca ha sido la punta nítida y precisa de un hilo, el principio es un proceso lentísimo, demorado, que exige tiempo y paciencia para percibir en qué dirección quiere ir, que tantea el camino como un ciego, el principio es sólo el principio, lo hecho vale tanto como nada.

No utilicemos términos que muy probablemente sólo nos perjudicarán en las alegaciones del juicio final.

Bien cierto es lo que dice el sabio, mientras no llega tu última hora, todo puede ocurrir, no desesperes.

Espero morir como he vivido, respetándome a mí mismo como condición para respetar a los demás y sin perder la idea de que el mundo debe ser otro y no esta cosa infame

Las cosas funcional mal si les falta la caricia de la piel humana.

Me parece absurdo, Es absurdo, pero ya es hora de hacer algo absurdo en la vida.

Nunca se puede tener demasiado cuidado con las palabras, ya que cambian de opinión igual de rápido que las personas.

El menor de los males de nuestra civilización es la indiferencia y el mayor la violencia y ahora nos movemos inevitablemente entre ambos polos negativos.

El dinero no siempre tiene el mismo valor, al contrario de los hombres que siempre valen lo mismo, todo o nada.

Cada segundo que pasa es una puerta hacia el futuro. Pero quizás sea más acertado decir que el futuro es inmenso vacío del cual se nutre el eterno presente.

Sólo los pájaros vuelan, y los ángeles, y los hombres cuando sueñan, pero en los sueños no hay firmeza.

Hasta que un día el futuro entendió que ya era hora de manifestarse.

Más frases célebres

110 Frases célebres de José Saramago que te harán pensar
4.6 (91.11%) 18 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.