Actividades

Tests infantiles

Material didáctico

Recursos

Etapas del Desarrollo Infantil

Disciplina positiva: herramienta para los padres

Miedos infantiles

Técnicas de estudio

Consejos para padres e hijos

Trastorno por déficit de atención con Hiperactividad

Altas capacidades y superdotación

Enuresis y encopresis

Trastorno de la lectura / Dislexia

Trastorno del cálculo

Trastorno de la expresión escrita / Disgrafía

Trastorno fonológico

Trastorno del lenguaje expresivo

Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo

Tartamudeo

Mutismo selectivo

Trastorno negativista desafiante

Trastorno disocial

Trastorno de movimientos estereotipados

Pica y Trastorno de rumiación

Trastorno desintegrativo infantil

Trastorno de Asperger

Trastorno Autista

Trastorno de Rett

Retraso mental

TRASTORNO DE MOVIMIENTOS ESTEREOTIPADOS

Descripción

Se caracteriza por la presencia de movimientos repetitivos, que no tienen función concreta, suelen ser rítmicos. Entre los movimientos cabe distinguir los que son de tipo autolesivo de los que no lo son. Entre los más frecuentes de los movimientos no autolesivos se encuentran el balanceo corporal o de la cabeza, movimientos amanerados de los dedos o/y las manos. Entre los autolesivos se encuentran los cabezazos, bofetadas, morderse las manos o golpearse con intensidad.

Trastornos asociados:

Se asocia con frecuencia al Retraso Mental y en este caso debe tener la suficiente importancia como para requerir un diagnóstico propio. También aparece asociado a déficits sensoriales graves y puede ser más frecuente en ambientes institucionales al recibir estimulación insuficiente. Pueden existir complicaciones como aislamiento social si el hábito es desagradable para los demás (manipulación de heces, introducción de los dedos en el ano o la nariz, etc.). Se asocia en los casos de los movimientos autolesivos a lesiones crónicas de la piel, callos, etc. que pueden llegar en los casos más graves a trastornos visuales, fisuras de orificios o taponación por introducción de objetos en los orificios corporales, etc.

Prevalencia:

En sujetos con Retraso Mental varía del 2% al 3% en niños y adolescentes y alrededor del 25% en adultos con Retraso Mental Grave o Profundo en instituciones. Parece que los cabezazos son más frecuentes en varones en proporción de 3/1 y las automordeduras lo son en las mujeres.

Inicio y Curso:

No existe un patrón de inicio. El curso suele presentar mayor virulencia en la adolescencia y a partir de ese momento suelen disminuir gradualmente, aunque en sujetos con Retraso Mental pueden durar años.

Diagnóstico Diferencial:

No se diagnostica si existe un Trastorno Generalizado del Desarrollo. Las compulsiones del Trastorno Obsesivo Compulsivo son más complejas y ritualistas.

Se diferencia de los Tics porque éstos son menos voluntarios y no son rítmicos. De la Tricotilomanía se distingue al limitarse ésta exclusivamente a arrancarse el pelo. La singularidad de la automutilación en trastornos psicóticos se establece porque ésta es premeditada y tiene un significado para el sujeto. De los movimientos autoestimulantes en niños pequeños e individuos con déficits sensoriales se distingue porque éstos no suelen ocasionar disfunciones ni autolesiones.

CD Relajación niños