Ilusiones ópticas que engañan tus sentidos

Nuestras ideas y pensamientos son un reflejo de la realidad del mundo. Toda la información que tenemos nos llega a partir de un estímulo externo, el cual percibimos gracias al sistema sensorial (vista, oído, tacto, olfato y gusto). La información que filtramos con nuestros sentidos pasa posteriormente a ser procesada y modificada por nuestro cerebro, para ser comprendida y almacenada mediante los símbolos y el lenguaje, en el caso de los seres humanos.

Pero... ¿qué pasa si nuestros sentidos nos engañan? A continuación podrás ver una serie de efectos ópticos que no son lo que parecen.

Intenta contestar a todas las cuestiones marcando la primera respuesta que se te ocurra espontáneamente, sin pensarla demasiado. En cada frase selecciona la respuesta acorde al grado de excitación que experimentas actualmente al imaginártela.