Recientes investigaciones demostraron que los niños no pueden identificar la pareja que está intimando porque no tienen la mente asociada a ese escenario. Lo que ellos ven son los nueve delfines. Sin embargo, el resto de las mentes ya están lo suficientemente corruptas para que lo que sea realmente difícil de ver a primera vista sean los delfines.

Enviado por Vicenç Mañé

página siguientepágina anterior