¿Te preocupas demasiado?

Si miramos en el diccionario el significado del término preocuparse, vemos que se define como un sentimiento de inquietud, temor o intranquilidad que se tiene por una persona, una cosa o una situación determinada.

Pero analicemos con detenimiento la palabra preocuparse. Como podemos ver, consta de dos partes, el prefijo pre y el verbo ocupar. El prefijo nos informa de que es algo que antecede, que va delante, por lo tanto pre-ocuparse quiere decir ocuparse antes de... Así, pues, preocupación significa justamente ocuparse con insistencia de algo antes de que suceda, lo que causa desasosiego o temor. Pero, ¿tiene sentido angustiarse por lo que todavía no ha ocurrido? Las personas para las que preocuparse supone un hábito necesitan esa actividad mental para hacer su vida más predecible. Si no se agobian, si no piensan en las múltiples posibilidades, especialmente las más negativas, no sienten que dominan la situación.

La preocupación produce una ilusión de control. A menudo se considera que esa estrategia permite estar más preparado para cualquier contrariedad o revés del destino. Sin embargo, la realidad suele ser bien distinta: preocuparse por anticipado no sólo no mejora la capacidad para afrontar las dificultades, sino que genera estrés a través de la imaginación, lo cual tiene idénticas repercusiones físicas, mentales y emocionales que una situación real.

  1. Cuando sales de casa, ¿tienes dudas sobre si has cerrado bien la puerta u otra cosa?

  2. ¿Cada cuánto vas al médico por alguna molestia?

  3. ¿Te parece que estás siempre ocupado/a haciendo cosas en todo momento?

  4. ¿Cómo te afecta que en el trabajo tu jefe te regañe?

  5. Cuando tu pareja parece estar desganada por el sexo ¿qué piensas?

  6. Cuando quedas con gente, ¿sueles verte con peor aspecto que los demás?

  7. ¿Qué piensas si ves que tus amigos dejan de cuchichear al llegar tú?

  8. ¿Tienes sensaciones de presión en el pecho y falta de aire?

  9. ¿Te cuesta mucho elegir un regalo de cumpleaños para tu pareja o tu familia?

  10. ¿Necesitas seguir alguna rutina para dormir bien por las noches?

Contenido relacionado: