Un acertijo chino de cambio de palabra

He aquí un interesante acertijo concebido en la misma línea que mi viejo juego 14-15.

Se supone que hay una letra en cada uno de los doce bloques móviles, y que si se los lee de arriba hacia abajo se encontrará una palabra correcta.

El problema consiste en deslizar los bloques en el otro surco para que la misma palabra pueda leerse correctamente de izquierda a derecha.

Se comprende que puede utilizarse cualquier palabra de doce letras para resolver el acertijo, pero cada palabra producirá resultados diferentes. Algunas palabras son mejores que otras, y es una cuestión de suerte y de experimentación dar con la que resolverá el acertijo en el menor número de manipulaciones.

El objetivo del rompecabezas consiste en encontrar una palabra castellana que pueda leerse correctamente cuando los bloques están colocados en vertical y también sea correcta cuando se deslicen a su posición horizontal.

En el acertijo original chino, se usa una oración de doce palabras, ya que en la lengua china cada palabra es representada por medio de un signo específico. En la presente versión norteamericanizada del acertijo, la oración deber ser traducida o representada por medio de una palabra de doce letras, una letra por cada bloque.

Pocos aficionados aceptaron mi advertencia de que existía una palabra particularmente apropiada, ni se sirvieron de lo que sugerían los intérpretes chinos. La afortunada palabra “interpreting” se desplaza en doce movimientos, sin ningún “desvío”, como dirían los ferroviarios.

En castellano, la palabra “reconoceréle”, le reconoceré, también lo resuelve en doce movimientos y fue propuesta por Guillermo Dianda. Y otra descubierta más recientemente por José Manuel Gómez París es “acurrucásese”, se acurrucase, que también se acurruca en doce movimientos, sin desvíos. N. del E.)

Un acertijo chino de cambio de palabra
Vota este enigma



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here