Jugando a ser Sherlock Holmes

En junio de 2001 tuve que ir a renovarme el carnet de identidad, que llevaba ya un par de meses caducado. Es una de esas cosas que tiene uno que hacer tarde o temprano, así que el otro día iba yo todo dispuesto a plantar allí la huella de mi pulgar y marcharme hasta que me encontré en la comisaría con una cola de unas quince personas, todas ellas esperando a renovar su carnet o hacerse el pasaporte. Una verdadera pesadez. En fin, paciencia.

Delante de mí iba una mujer con un bolso naranja que aparentemente se aburría tanto o más que yo, así que empezamos a quejarnos por pasar el rato:

  • Yo no sé por qué no pueden poner a más gente, si ven que ahora antes de las vacaciones todo el mundo quiere renovarse el carnet. Hacernos esperar aquí, con este calor… – Decía ella.
  • Desde luego, desde luego – contesté yo – , porque yo me tengo que ir y podían darse un poco de prisa. Claro que hay que entenderlos, todo el día rellenando lo mismo… – Dije eso porque tampoco me gusta meterles mucha prisa, a los pobres.
  • Pues por eso mismo. Si llevan todo el día así, podían tener ya un poco más de práctica, ¿no?. Que yo me tengo que ir esta tarde a Chiclana con mi hermana y todavía no tengo ni las maletas hechas, ¿sabes? Al decirlo, me fijé en que tenía acento de Cádiz y le pregunté por eso – ¡Sí, en mi familia somos todos de Cádiz! Yo estuve allí hasta los catorce años y luego me vine a Granada, y mi hermana se fue a Málaga. Desde entonces alternamos las visitas cada tres años: uno me voy yo a Málaga, otro la invito yo aquí a mi casa, y el tercero nos vamos las dos a Chiclana a ver a mis padres. Hemos hecho eso desde que nos fuimos de Cádiz; recuerdo el verano que pasamos con mis padres cuando yo tenía diecisiete años… Me encanta esa playa…

    – En ese momento pareció acordarse de la cola, y dijo – ¡A ver si terminan ya y puedo irme de una vez!

Sólo quedaban tres personas delante de nosotros; tres o cuatro minutos más.

  • ¿Sabes? Cuando tenía dieciocho años me hice el carnet de identidad. Desde entonces lo he renovado puntualmente cada cinco años, como debe ser, y nunca he tenido que esperar tanto. Hoy todo el mundo se ha puesto de acuerdo para venir, ¿eh?, dijo ella.
  • Sí, eso parece.

Estuvimos esperando un poco más y cuando sólo quedaba una persona delante de nosotros nos dieron el impreso para poner nuestros datos (“rellenen esto, y firmen aquí, aquí y aquí”). Mientras escribíamos, vi casualmente que la mujer con la que había estado hablando se llamaba Amparo y que había nacido un 29 de Febrero. “Vaya, curioso día”, pensé. Terminamos, entregamos los impresos y las fotos, pusimos la huella donde correspondía y nos limpiamos con una toallita que nos dieron. Le dije a la mujer que hasta luego, le deseé que se lo pasara bien en la playa con su hermana y me quedé pensando mientras me iba a casa que verdaderamente, Amparo parecía mucho más joven de lo que en realidad era.

¿Cuántos años tenía Amparo?

Extraído de la página www.matematicas.net

Como Amparo nació un 29 de febrero sabemos que en el año 2000, el último bisiesto hasta el momento, cumplió una edad múltiplo de cuatro, es decir, actualmente, junio de 2001, tiene una edad que es múltiplo de cuatro más uno.

Como desde los 14 años cada tres años va a Chiclana y este año le toca, su edad menos 14 debe ser múltiplo de 3.

Como desde los 18 años renueva el DNI de forma puntual cada cinco años, su edad actual menos 18 debe ser múltiplo de cinco.

De la primera condición, teniendo en cuenta además que es mayor de edad, su edad podría ser 21, 25, 29, 33, 37, 41, 45, 49, 53, 57, 61, 65 …

Por la segunda condición de las edades anteriores 29, 41, 53, 65, 77, 89, 101, 113, 125, 137,…

Para finalizar, por la tercera condición sólo 53, 113, 173, …

Teniendo en cuenta que todavía viven los padres de Amparo y que pasar de cien años es actualmente poco frecuente, la edad buscada es 53 años.

Jugando a ser Sherlock Holmes
Vota este enigma



2 Comentarios

  1. El año 2000 no fue bisiesto.
    Los DNI, a partir de los 30 años, se renuevan cada 10 años, en lugar de cada 5.

  2. El año 2000, pese a ser secular, SÍ fue bisiesto por ser múltiplo de 400. Y lo de renovar cada 10 años a partir de los 30… pues no cambia la respuesta: 18, 23, 28, 33, 43, –>53<–, 63… y ya puestos, no sé si hay una edad a partir de la cual ya no se renueva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here