Juegos de sobremesa

Para los lectores interesados en trucos sociales he aquí un entretenido juego que puede ser usado para divertir a los invitados tras un banquete o una fiesta.

Ocho copas de vino, cuatro vacías y cuatro parcialmente llenas ilustran a la perfección el truco.

Igual que en todas las exhibiciones similares, todo depende de la pericia y de la actuación inteligente de quien realiza el juego que debe conocer su parte a la perfección de modo que pueda hacer el truco sin vacilar mientras convence a sus espectadores con la ayuda de una charla incesante, de que el truco es facilísimo y que cualquiera puede hacerlo si es que no es un cabeza de alcornoque o un tonto sin remedio. En realidad parece tan simple que casi todo el mundo aceptará la invitación de ponerse en pie y probar su sobriedad demostrando con cuanta rapidez puede llevar a cabo la tarea y es ahí cuando comienza la diversión porque noventa y nueve de cada cien serán descalificados.

Levante dos copas adyacentes cada vez y en cuatro movimientos cambie las posiciones de manera que se alternen copas llenas con copas vacías.

Un movimiento consiste en alzar dos copas vecinas y sin intercambiarlas, llevarlas juntas a otro lugar sobre la línea. Las copas están numeradas para facilitar la descripción del procedimiento.

Esa exhibición de habilidad con cuatro copas vacías y cuatro llenas puede recordarse siguiendo esta regla:
Un movimiento largo, dos cortos, y otro largo.

Mueva primero las copas 2 y 3 hacia el extremo final junto a la copa 8, después llene el hueco que han dejado estas con las copas 5 y 6. Llene a su vez el hueco dejado por estas con las copas 8 y 2 y finalmente coloque las copas 1 y 5.

Juegos de sobremesa
Vota este enigma



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here