Escapando de la prisión

Estás en una celda en la que hay dos puertas, una es la salida a la libertad y la otra te lleva a un foso en el que morirás sin remedio.

Te vigilan dos guardias de los que sabes que uno siempre dice la verdad y el otro siempre miente pero no sabes quién es quién. Te han dicho que saldrás de la celda si con una sola pregunta a uno cualquiera de los guardias eres capaz de adivinar cuál es la puerta que da a la calle.

¿Se te ocurre qué deberías preguntarle a uno de los guardias para descubrir cuál es la puerta que te conduce a la libertad?

Para adivinar la puerta que te conduce a la salida, debes preguntar a cualquiera de los dos lo siguiente:

¿Qué me contestaría tu compañero si yo le preguntase cuál es la puerta que da salida a la calle?

Si le preguntas al guardia que siempre dice la verdad te dará la respuesta falsa, porque te responderá lo que de verdad te contestaría el mentiroso: te dirá que la puerta de la calle es la del foso, por lo tanto deberás salir por la otra que es la que te lleva a la calle.

Si le preguntas al mentiroso, en lugar de decirte lo que realmente te respondería el guardia que dice la verdad, te dirá que la puerta de la calle es la del foso, por lo tanto la otra puerta es la que te conduce a la salida.

haciendo esta pregunta a cualquiera de los dos guardianes te contestarán lo mismo: lo contrario de la verdad. Lo que no sabrás es quién dice la verdad y quién miente.

Escapando de la prisión
Vota este enigma



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here