El testamento del jeque

En su testamento, el jeque ordenó que se distribuyeran sus camellos entre sus tres hijos de la siguiente forma: la mitad para el primogénito, una cuarta parte para el segundo hijo y un sexto para el más pequeño.

Pero resulta que al morir, el jeque sólo tenía once camellos con lo que el reparto se hizo realmente difícil, pues no era cosa de cortar ningún animal. Los tres hermanos estaban discutiendo, cuando vieron llegar a un viejo beduino famoso por su sabiduría montado en su camello. Decidieron pedirle consejo y tras unos minutos de reflexión les dijo:

– Tomad mi camello, haced el reparto y no os preocupéis que nada perderé yo en la operación.

¿En qué se basa el beduino para afirmar tal cosa?

El beduino cede su camello a los hijos del jeque con lo que tendrán doce para repartir. El hijo primogénito recibe la mitad (6 camellos), el segundo una cuarta parte (3 camellos) y el tercero la sexta parte (2 camellos). Cómo 6 3 y 2 suman 11, el beduino recuperará su camello y todos contentos.

El testamento del jeque
Vota este enigma



1 Comentario

  1. de haberse hecho la divición de los 11 camellos, sin partir ninguno de ellos, hubiese sido imposible,,,al poner su camello en la cuenta el beduino, facilito el reparto que correspondió al primero (12/2= 6)
    AL SEGUNDO (12/4= 3)
    AL TERCERO (12/6= 2)
    SUMANDO , 6+3+2= 11
    El beduino se queda con su camello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here