El restaurante minimalista

En un moderno restaurante situado en el centro de la ciudad presumen de ser el establecimiento más minimalista del mundo. Desde la decoración hasta el tamaño de sus platos todo es pequeño y sencillo.
Incluso para abreviar, en la carta, han nombrado a los 9 platos distintos que preparan con las letras A, B, C, D, E, F, G, H y I.

Tres profesores de lógica de la universidad llegan una noche a cenar y dado que no es posible saber a qué comida corresponde cada letra deciden pedir sin saber qué van a comer. El camarero les trae los platos, los deja sobre la mesa y los comensales se los reparten sin saber qué ha pedido cada uno. Tras dos noches más cenando en el mismo restaurante, los cinco profesores logran averiguar a qué comida corresponde cada letra de la carta.

¿Sabes decirme cómo lo hicieron?

Las cinco personas pidieron el primer día cinco platos identificados con las letras A, B, C, D y D. De esta forma averiguaron el primer día a que correspondía el plato con la letra D ya que era el único repetido.

La segunda noche pidieron A, E, F, G y G. De esta forma lograron averiguar el plato G, que llegó repetido y el plato correspondiente a la letra A que se repitió la dos noches.

La última noche pidieron los platos B, E, H, I y I. Así averiguaron I ya que era el único plato repetido de la noche, B que era el único plato común a la primera noche, E que era el único plato común a la segunda noche y los platos C, F y H que aparecieron una vez cada noche y no se repitieron.

El restaurante minimalista
Vota este enigma



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here