El problema del Othello

El Othello, también conocido como reversi, se juega con 64 fichas redondas que son blancas por un lado y negras por el otro. Al volcar las fichas del juego, 10 de ellas quedan con la cara de color blanco hacia arriba y el resto muestran su cara de color negro.

Con los ojos cerrados, mezclamos las fichas sin voltearlas y nos piden que formemos dos grupos de fichas de manera que en los dos tengamos el mismo número de fichas con la cara blanca hacia arriba.

¿Cómo podemos conseguirlo sin mirar las fichas?

Para conseguirlo debemos separar un grupo de 10 fichas y darles la vuelta a todas de manera que las que tenían la cara blanca hacia arriba ahora mostrarán la cara negra y viceversa. De esta forma, si hemos seleccionado X fichas de color blanco, estas pasarán a ser de color negro y por lo tanto en el otro grupo tendremos 10 – X fichas de color blanco.

El resto de fichas que hemos volteado en el grupo de 10 serán 10 – X fichas blancas que antes eran negras.

El problema del Othello
Vota este enigma



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here