El problema del inspector

El problema del inspector

El trabajo del inspector Jones es el de comprobar el peso y medidas de las transacciones que se hacen en el pueblo para asegurar que el pobre carbonero no dé media tonelada de más o que el laborioso carnicero no se time a sí mismo vendiendo más carne por el mismo precio.

El problema del inspector Jones es que hay unas balanzas que no están equilibradas ya que el punto de apoyo no está centrado, un error que a la larga puede salir caro.

Como dijo Benjamin Franklin, no podemos juzgar por las apariencias y he dibujado las balanzas de forma que no dé pistas sobre cuál es su problema. En la primera prueba, tres pirámides se pesan a un lado y ocho cubos al otro. Pero cuando se pone un cubo, el brazo largo de la balanza se equilibra con seis pirámides!

Si asumimos que una pirámide pesa una onza, ¿cuánto pesan los ocho cubos?

Los artículos que se pesan en balanzas desequilibradas mostrarán una diferencia de peso con su peso real igual en proporción a la distancia a la que esté el punto de apoyo. Pesad los artículos en un lado de la balanza y luego en el otro. Multiplicad los dos resultados y calculad la raíz cuadrada del resultado de esta multiplicación, así obtendréis el peso real del producto.

En el brazo largo una pirámide equivale a dos cubos y 2/3, mientras que en el otro brazo equivale a 1/6 de cubo.
1/6 × 2 × 2/3 = 4/9
cuya raíz cuadrada es 2/3. Por lo tanto una pirámide pesa 2/3 de cubo.

Si una pirámide pesa una onza, un cubo pesará 1,5 onzas y la respuesta a la pregunta ¿cuál es el peso real de los 8 cubos? es 12 onzas.

El problema del inspector
Vota este enigma



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here