El enigma del oráculo

La fe implícita que los antiguos griegos, romanos y egipcios depositaban en los oráculos de sus dioses puede apreciarse cuando advertimos que desde la declaración de una guerra hasta la venta de una vaca, ninguna transacción se llevaba a cabo sin el consejo y la aprobación de los oráculos. La famosa pintura de Júpiter en Dodona muestra a dos campesinos consultando al oráculo acerca de algún asunto de poca importancia y se les ordena que se miren en un espejo.

Para ilustrar la abrumadora importancia y dignidad o más bien el misterio que rodeaba las cosas más insignificantes, el dibujo muestra a dos pobres campesinos que desean saber si el gran Júpiter será favorable a la compra de un cordero y un cabra.

“¡Se reproducirán”, dijo el oráculo, “hasta que las ovejas multiplicadas por las cabras den un producto que reflejado en el sagrado espejo muestre el número del rebaño completo!”.

Hay cierta ambigüedad y cierto misterio en las palabras del oráculo. A pesar de esto presentamos el problema a la consideración de nuestros lectores.

¿Cuántas ovejas y cabras tiene el rebaño?

Puede decirse que muchos campesinos, al igual que nuestros lectores, experimentaron durante un tiempo frente a un espejo antes de descubrir que la respuesta al acertijo es 9 ovejas y 9 cabras. El producto, 81, se transforma en el espejo en 18 que es el número total de animales del rebaño.

El enigma del oráculo
Vota este enigma



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here