El carro de caballos

carro-caballos

Este es uno de esos curiosos e instructivos acertijos que se nos pueden ocurrir mientras damos un paseo matutino y que es capaz de alimentar nuestras reflexiones aún por la tarde.

Hace poco, mientras caminaba con un amigo por el campo, nos encontramos con su hijo que pasó en un carro tirado por un pony a gran velocidad, tomando una curva tan cerrada que casi pone al carro bocabajo y a su padre de los nervios.

En la discusión que siguió más tarde, cuando llegamos a casa, había tal disparidad de opiniones entre padre e hijo sobre el mundo de la tracción, la velocidad, los giros y su relación con el concepto de volcar, que hicimos un experimento práctico del que nació este acertijo:

El dibujo ayudará, no sólo a explicar la naturaleza del acertijo, sino a confiar en el sentido común y la intuición a la hora de resolverlo, sin tirar tanto de cifras y de reglas de cálculo de círculos concéntricos.

Girando el carro dentro de un anillo de un cierto diámetro que podemos establecer como razonablemente seguro, se encontró que las ruedas externas giraban dos veces por cada giro de las internas y que las ruedas estaban separadas por la distancia habitual del eje de 5 pies.

El problema consiste en averiguar la circunferencia del recorrido marcado por las ruedas exteriores al girar.

Para que la rueda exterior vaya dos veces más rápida que la interior, la circunferencia de esa rueda debe ser el doble de grande que la de la otra. Como cinco pies equivalen a la mitad del radio de la rueda exterior, el radio sería de 10 pies, y el diámetro de 20 pies.

3,1416 veces 20 pies nos da 62,832, que es la circunferencia del círculo descrito por la rueda exterior.

El carro de caballos
Vota este enigma



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here